#HigieneMenstrual
28 mayo 2018

La menstruación no puede limitar el potencial de las mujeres

 

En las Olimpiadas de Rio 2016, Fu Yuanhui, una de las ganadoras de una medalla de bronce en natación, logró poner en boca de todos un tema tabú: la menstruación. En una entrevista, ella declaró que una de las razones por la cual no pudo desempeñarse al 100% en la competencia de natación de relevo fue porque el día anterior le vino el periodo y tuvo mucho dolor. Si bien esta declaración ayudó a poner el tema en primera plana, las problemáticas relacionadas a la menstruación son todavía desafíos importantes que limitan la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres y niñas.

La deficiencia de infraestructura básica, el acceso a agua potable y baños en escuelas, trabajos o espacios públicos, el costo de los productos sanitarios y la falta de información y educación son algunos de los problemas que millones de mujeres y niñas enfrentan durante su menstruación.  Para ellas es sumamente difícil participar en actividades generadoras de ingreso, educativas, sociales o de esparcimiento ya que su salud, seguridad y bienestar físico, mental y económico se ven impactados negativamente. En otras palabras, si la menstruación no es gestionada apropiadamente puede conllevar a incrementar las brechas entre hombres y mujeres.

Hoy, en el Día de la Higiene Menstrual, es importante que reflexionemos sobre qué acciones podemos tomar para asegurar que las mujeres y niñas mantengan una higiene menstrual apropiada y puedan desempeñarse al 100% de su potencial. A continuación, comparto algunas iniciativas orientadas a cerrar esta brecha:

Recolección de datos. Si bien sabemos que una higiene menstrual inapropiada tiene efectos negativos sobre la salud, educación y trabajo de las mujeres, no existen suficientes datos en la región para medir y dimensionar el problema y así diseñar e implementar políticas y proyectos que ayuden a sobrellevarlos. Recolectar datos es entonces prioritario. Las instituciones y las organizaciones de los sectores tales como los de agua y saneamiento, salud y educación, entre otros, pueden aportar mucha información si empiezan a incluir sistemáticamente preguntas sobre la menstruación en encuestas de líneas de base para proyectos. Por ejemplo, un estudio reciente en Haití de la División de Agua y Saneamiento del BID indagó sobre los materiales higiénicos usados por las mujeres durante su periodo, lo cual permitió definir una intervención que ayudará a mejorar su situación.

Capacitación y sensibilización. Al ser todavía un tema tabú, los especialistas sectoriales tantos de los organismos internacionales como gubernamentales saben muy poco sobre la menstruación y sus implicancias en el desarrollo. Sensibilizar a estos especialistas y capacitarlos sobre cómo atender este tema es clave para poder enfrentar los desafíos descritos anteriormente. Existen recursos que pueden ayudar a poner en marcha esta acción, tales como guías y reportes.

Transversalización del tema. Las problemáticas relacionadas a la menstruación no podrán ser resultas desde un solo sector. Es necesario que tanto los sectores que tradicionalmente están vinculados al tema (como salud y agua y saneamiento), así como sectores “menos obvios” (como energía, trabajo o hasta tecnología) empiecen a incluir y transversalizar el tema en sus proyectos y políticas. Esto permitirá atacar las problemáticas desde diversos frentes y ayudará a cerrar las brechas más rápido.

Si quieres saber más sobre higiene menstrual visita la página de Menstrual Hygiene Day. Además, ayuda a crear consciencia sobre la importancia de este tema hablando de él y sigue la conversación en las redes sociales a través de #HigieneMenstrual.

Leave a Reply

Suscríbase a nuestro blog

Por favor, ayúdanos a enviarte sólo la información que te interesa.

Suscríbete