¿Contratar por actitud o por habilidades técnicas?

¿Contratar por actitud o por habilidades técnicas?

“Yo contrato por actitud y entreno para las habilidades técnicas”. Esta frase, que pronunció el dueño de un prestigioso hotel de Chile (y que aparece en el libro Desconectados), es una invitación a reflexionar sobre la verdadera importancia de eso que llamamos las habilidades blandas o socioemocionales. Aspectos como la puntualidad, tener una buena actitud, saber trabajar en equipo o estar siempre dispuesto a aprender, de acuerdo con la afirmación de este empresario, pueden ser decisivos a la hora de encontrar un nuevo trabajo. ¿De verdad las habilidades blandas pueden ser más relevantes en un proceso de selección que, por ejemplo, el conocimiento sobre una herramienta o un programa informático?

¿De verdad las habilidades blandas pueden ser más relevantes en un proceso de selección que, por ejemplo, el conocimiento sobre una herramienta o un programa informático?

Si bien las habilidades técnicas han centrado tradicionalmente los esfuerzos del sistema educativo, el cuidado de las habilidades blandas se está convirtiendo en algo imperativo en los países de América Latina y el Caribe. Así lo demandan los empleadores: en Desconectados, por ejemplo, los empresarios de Argentina, Brasil y Chile valoraban más las habilidades socioemocionales que el conocimiento general o específico de la industria.

Ante las máquinas, menos habilidades técnicas y más habilidades blandas

El avance imparable de la automatización, como parte de eso que conocemos como la Cuarta Revolución Industrial, nos invita a pensar que la importancia de las habilidades blandas crecerá todavía más a futuro. La llegada de las máquinas, que ya está impactando a muchos trabajadores en los países más avanzados, no alcanzará tanto a aquellas ocupaciones en las que el talento humano es más importante. Como comentamos en este Facebook Live sobre el futuro del trabajo, allí donde el factor humano es indispensable (por ejemplo, en el cuidado de ancianos o de niños) será más difícil que acabe interponiéndose un robot.

Cómo preparar a nuestros jóvenes

Ante este nuevo mercado laboral, en el que las habilidades blandas van a ser cada vez más relevantes, ¿cómo podemos preparar mejor a los futuros trabajadores? Es necesario, en primer lugar, que los sistemas educativos y de formación para el trabajo se guíen por las necesidades del sector productivo. Aquello que demandan los empresarios debe tenerse en cuenta para que los jóvenes, desde la etapa educativa, cuenten con preparación buena y relevante, que les permita dar después el salto al mercado laboral sin tantas dificultades. Por ello, si las habilidades socioemocionales están ganando peso entre los criterios que los empresarios siguen al contratar nuevos empleados, es lógico que también en la etapa formativa se les dé mayor relevancia.

Las habilidades blandas también se entrenan. ¿Por qué no invertir en ellas desde el comienzo y a lo largo de la vida?

En el futuro, si las máquinas (como ya empieza a vislumbrarse) reemplazan los trabajos más mecánicos y rutinarios, es posible que la frase “yo contrato por actitud y entreno para las habilidades técnicas” sea mucho más habitual entre los empresarios de la región. Las habilidades blandas también se entrenan. ¿Por qué no invertir en ellas desde el comienzo y a lo largo de la vida?

Fotografía: vadymvdrobot / 123RF Stock Photo

About the Author

Laura Ripani
Laura Ripani es especialista principal en la División de Mercados Laborales del Banco Interamericano de Desarrollo (BID). Se especializa en el área de mercados laborales, con particular interés en la mejora de oportunidades en los mercados laborales para jóvenes. Ha publicado ampliamente en revistas académicas en las áreas de mercados laborales, protección social y educación. Antes de formar parte del Banco, trabajó para el Banco Mundial en proyectos relacionados con la pobreza y los mercados laborales en América Latina. Cuenta con un Doctorado y una Maestría en Economía de la Universidad de Illinois en Urbana-Champaign, y tiene una Licenciatura y una Maestría en Economía de la Universidad Nacional de La Plata, Argentina.

9 Comments on "¿Contratar por actitud o por habilidades técnicas?"

  1. Pero como hacemos para interesar a los estudiantes o futuros trabajadores es el otro lado de la balanza, pienso que para mantenerse motivados, deberían ser parte del negocio tal como accionistas, etc. para mantener viva esa expectativa al futuro trabajador.

  2. angel antonio pineda madrid | 4 septiembre 2017 at 12:33 am | Responder

    Al desarrollar nuestros sentidos de percepción en un nivel óptimo, facilitamos la fluidez del nuevo conocimiento y somos capaces de mantener una comunicación más efectiva con nuestros compañeros de estudio y de trabajo.

  3. Terminar la universidad y sacar el titulo profesional ya no es garantía para conseguir trabajo. Aquellas habilidades sobre como comunicarnos de manera efectiva, el trabajo en equipo, la empatia que casi nunca te enseñan en la universidad deberían incluirse en el sistema. Coincido contigo Laura en que estas habilidades debería venir desde la escuela, incorporándolo en la estructura curricular para darle un mejor enfoque a la educación. De seguro que habrían mas personas con actitud(que es lo que hace falta) que con aptitud(que es lo que sobra).

  4. Juan Gabriel Pillco Galvez | 21 marzo 2018 at 9:52 am | Responder

    Comparto con ustedes poner mayor enfasis en las habilidades blandas.
    En los organismos privados te pasas mas del 20% registrando a los sistemas de gestion sobre tus labores y los clientes te generan estress pidiendote todo para ayer; quedando muy poco tiempo para atender las habilidades blandas; y estas presiones minan el desempeño de las relaciones interpersonales, el buen carisma y empatia.
    En las organizaciones publicas es similar. Te pasas el 30% atendiendo temas burocraticos y cada oficina es una isla. En mi ultimo trabajo como asesor de direccion ejecutiva, ocupaba el 30% de mi tiempo en intermediar entre los jefes de las oficinas, que por su estress no tenian buenas relaciones y por supuesto no lograban a acuerdos, y finalmente debia juntar las islas de trabajo y formar ciudades en progreso…slds

  5. David Muchaypiña | 2 abril 2018 at 7:36 pm | Responder

    Pienso que, un profesional con la preparación que ha llevado antes de lograr un título o grado académico, y por el cual ha sido contratado para ejercer su profesión en utilidad de una Industria, Negocio, etc, debe haber formado al menos un criterio profesional técnico, que le permita afrontar situaciones de una forma profesional y buena para su Empleador. Ello no quiere decir que el profesional tenga un carácter complicado, ya que habilidades blandas y técnicas deben ir hermanadas, una es formación en casa, como se suele decir de costumbre y otra por el trajín de la formación académica.
    Por otro lado, si se contrata a un profesional para que haga cualquier cosa, menos algo ligado a su profesión, y a órdenes -sin considerar su opinión- de su empleador, buscando que a todo diga “si”, etc, es l´+ogico que ese Empleador busque a alguien con una habilidad de sumisión.

    No maltratemos a los profesionales, quienes se preparan para ser útiles a una Empresa, pero haciendo sus encargos con las habilidades que ha logrado en su preparación académica y experiencia laboral. Éstos profesionales, probablemente en un tiempo, continúen haciendo lo que aprendieron en su experiencia, con sus propias Empresas, que les permitirán crecer profesionalmente, así como personalmente, y deben buscar personal con las cualidades que arriba describí.

    Saludos.

  6. RICARDO EZETA CARPIO | 4 abril 2018 at 1:22 pm | Responder

    LAS HABILIDADES BLANDAS SON LA BASE DEL LIDERAZGO PERSONAL QUE TE LLEVARA AL EXITO CON
    CUALQUIER CARRERA PROFESIONAL QUE ELIJAS, DEBEN PROMOVERSE MAS EN ESCUELAS, INSTITUTOS
    Y UNIVERSIDADES
    ING. RICARDO EZETA CARPIO

  7. Estoy de acuerdo Laura Ripiani #LifeLongLearning desd etapas iniciales de educación.

  8. Héctor Aguilar Miranda | 8 agosto 2018 at 10:36 am | Responder

    De acuerdo, pero se debe pensar no solo para emplearse sino para ser empresario. La educación debe generar liderazgos para la autodeterminación, no siempre vas ayudar a cumplir los sueños de otros.

  9. Totalmente de acuerdo, pero en una entrevista laboral ¿Como podriamos evaluar si el/la candidata al puesto ha desarrollado habilidades blandas?

Leave a comment

Your email address will not be published.


*