Alianzas público-privadas para formar mejor a nuestros jóvenes

Alianzas público-privadas para formar mejor a nuestros jóvenes

Para que sean una buena alternativa para los jóvenes, sabemos que en los programas de aprendices (como señalamos en nuestra reciente monografía) todas las partes deben aportar para asegurar el éxito. El sector público, los empleadores y los mismos aprendices tienen que entenderse y colaborar mutuamente para que todos (ellos y el país en su conjunto) salgan ganando. Sin embargo, lograr ese entendimiento no es tan fácil. De hecho, en América Latina y el Caribe no contamos con tantos buenos ejemplos de este tipo de alianzas público-privadas.

Que el sector público se ponga en el lugar del privado, y viceversa, es esencial para lograr una mayor sintonía. Ahora bien, en el caso de los sistemas de aprendices, ¿cómo hacemos para integrar las demandas del sector privado y hacer que el proceso de capacitación de los jóvenes los involucre desde el diseño de los contenidos y las prácticas en las empresas? En la División de Mercados Laborales del BID llevamos más de un año aprendiendo de Year Up, uno de los programas de empleo para jóvenes más innovadores y de mayor impacto en Estados Unidos.

Year Up: un caso de éxito para inspirar a la región

Year Up tiene un equipo de expertos que se especializan en escuchar e interpretar las necesidades de capital humano de los empleadores del sector privado. Forman el denominado Corporate Engagement Team y se encargan de trasladar estas necesidades de los empleadores en un plan de contenidos o currículo de capacitación. También conocen muy bien lo que pueden ofrecer los jóvenes a las empresas y amoldan el currículo a las necesidades del sector privado. ¿Cómo logran traducir con éxito las necesidades de empleadores y capacitados para una capacitación exitosa? Aquí sus cinco claves.

  1. Convertirse en un asesor o consultor para la empresa. Como asesor de los empleadores, los especialistas en alianzas con el sector privado se convierten en socios para los empleadores para entender mejor sus necesidades de negocio y cómo quieren desarrollar capital humano para crecer. Una vez que el consejero entiende bien las necesidades de los empleadores se convierte en un aliado y crea el espacio para construir soluciones juntos.
  2. Entender su estrategia de capital humano. Para cada estrategia de cada empresa, hay una persona o grupo de personas que tienen que ejecutarla. Como consejero es importante entender los roles de cada persona del equipo y las cualificaciones para cada uno de esos trabajadores.
  3. Crear los contenidos de la capacitación. Una vez que se entienden las cualificaciones necesarias para cada ocupación, es necesario trabajar con un equipo de expertos en educación para crear un programa o un currículo que enseñe las habilidades que los empleadores están buscando.
  4. Fijar los incentivos y las expectativas correctas. Tanto los empleadores como las personas capacitadas estarán directamente involucrados en desarrollar el talento que las empresas buscan. Es importante que ambas partes tengan en claro las expectativas de los resultados de la capacitación.
  5. Estar preparados para el cambio. Este modelo de involucramiento debe estar evolucionando constantemente. Por ello, es necesario contar con un equipo de involucramiento que constantemente busque nueva información y nuevas oportunidades, ayudando a los empleadores a mirar hacia futuro y estar preparados para su próxima fuerza laboral.

El Corporate Engagement Team ha logrado generar una vinculación con empresas del sector privado en Estados Unidos que permite que su modelo de capacitación tenga una alta participación de los empleadores y que sea un éxito en términos de la productividad y empleabilidad de los graduados de la capacitación. En nuestra región necesitamos más equipos de involucramiento corporativo como el de Year Up y también aprender más de ellos. Solo así el sector público logrará entender mejor qué demanda el sector privado para los empleos de hoy y los del futuro.

*Este artículo cuenta también con la autoría de Andrea García Fernández, planificadora estratégica de la fuerza laboral y capital humano en Year Up.

Copyright foto: alphaspirit / 123RF Stock Photo

About the Author

Guest Author
Artículos escritos por autores invitados. Esta sección está abierta a expertos de los sectores público y privado, de la academia y de otras organizaciones multilaterales que quieran contribuir al debate.
María Victoria Fazio
Maria Victoria Fazio es economista y trabaja como especialista en la División de Mercados Laborales del BID. Actualmente trabaja tanto en investigación como en desarrollo de operaciones en temas de capacitación laboral, empleabilidad de los jóvenes, informalidad y reforma de la seguridad social en América Latina y el Caribe. Sus áreas de experiencia también incluyen múltiples temas relacionados con educación, protección social, pobreza y desigualdad, crecimiento y productividad, entre otros. Se incorporó al BID como Joven Profesional para trabajar en la agenda de investigación de la Vicepresidencia de Sectores y Conocimiento en temas de informalidad y reforma de la seguridad social. Previamente trabajó en la Academia desde Argentina (CEDLAS, Universidad Nacional de La Plata) y en otros organismos internacionales como el Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional.

1 Comment on "Alianzas público-privadas para formar mejor a nuestros jóvenes"

  1. Me gustaría poder debatir me parece muy interesante

Leave a comment

Your email address will not be published.


*