Datos masivos para mejorar las políticas laborales

Datos masivos para mejorar las políticas laborales

El uso masivo de la tecnología provocará que, al final de esta década, el volumen de datos almacenados electrónicamente sea de 44 trillones de GB (diez veces más que en el año 2013). Este universo digital en expansión, lo que conocemos como Big Data o datos masivos, está revolucionando nuestro conocimiento sobre los fenómenos sociales, ya que ahora contamos con información (como la geolocalización o el historial de navegación) que antes no era medible con fuentes tradicionales. ¿Qué se puede hacer con estos datos? ¿Es posible emplearlos para mejorar las políticas laborales?

Internet ya ha demostrado ser una herramienta valiosa en la búsqueda de empleo o candidatos: redes sociales, plataformas de intermediación, portales de empleo… Además de su potencial para conectar trabajadores y empresas a un menor costo, internet representa una oportunidad para recolectar nuevos datos sobre el mercado de trabajo que no siempre encontramos en las encuestas tradicionales. Burning Glass, por ejemplo, extrae información sobre la ocupación, habilidades requeridas, certificaciones necesarias, requisitos educacionales, nivel de experiencia del puesto, información sobre el empleador, industria y el salario ofrecido, entre otras variables.

Click para ampliar.

Haga click sobre la imagen para ampliar.

Datos útiles frente a la brecha de habilidades

La experiencia de los países desarrollados nos demuestra que el Big Data tiene gran potencial para guiar las decisiones de política en temas de formación profesional e intentar resolver la brecha de habilidades (que también padecemos en América Latina y el Caribe). El Centro Europeo para el Desarrollo de la Formación Profesional (CEDEFOP) está llevando adelante un proyecto para producir información en tiempo real sobre el mercado de trabajo a partir de las vacantes online. Nueva Zelanda, por su parte, comenzó a publicar en 2009 Jobs Online, un reporte mensual que monitorea la evolución de las vacantes publicadas en internet. Con este instrumento, se pone de manifiesto cómo la publicación de vacantes en medios impresos está perdiendo terreno frente a las opciones en línea. Jobs Online reporta los cambios en el número de vacantes por ocupación (con alto nivel de desagregación), industria y región. Esta información se utiliza después para gestionar las políticas migratorias.

Desafíos para la región

El cambio tecnológico asociado a los datos masivos representa una oportunidad para que los gobiernos de América Latina y el Caribe mejoren sus políticas laborales. Ahora bien, este es un camino en el que también hay desafíos importantes.

El cambio tecnológico asociado a los datos masivos representa una oportunidad para que los gobiernos de América Latina y el Caribe mejoren sus políticas laborales.

Uno de los mayores retos que plantea el Big Data tiene que ver con la generación de acuerdos y el diseño de mecanismos para la colaboración público-privada, ya que el sector privado no solo suele ser dueño de los datos, sino que también en muchos casos tiene el liderazgo en la innovación tecnológica y en el desarrollo de algoritmos de inteligencia artificial. Por otro lado, las cuestiones legales y éticas vinculadas con la privacidad también son un aspecto a considerar cuando se trata de datos de esta naturaleza. Finalmente, dadas las limitaciones de Big Data (por ejemplo, el hecho de que no se trata de datos representativos de todo el mercado de trabajo sino que están sesgados hacia determinadas industrias, ocupaciones y regiones), es necesario considerar a esta estrategia como complementaria y no sustituta de los enfoques más convencionales.

Copyright foto: faithie / 123RF Stock Photo

About the Author

Graciana Rucci
Graciana Rucci es especialista líder de la División de Mercados Laborales en el BID, institución a la cual se incorporó en 2005 como profesional júnior, colaborando con la Oficina de Evaluación y Supervisión, División Social para países andinos y con la División de Salud y Protección Social. Antes, Graciana trabajó en el Banco Mundial y en el Departamento de Investigación de la Universidad Nacional de La Plata (UNLP). Sus áreas de especialización incluyen economía laboral y de la educación, econometría aplicada, evaluación de impactos y resultados, economía para el desarrollo, y protección social. Graciana cuenta con experiencia en el diseño, implementación y evaluación de intervenciones en temas laborales, de formación de habilidades y de protección social en Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, Guatemala, Guyana, México, Perú y Uruguay. Actualmente, Graciana está trabajando en áreas de formación de habilidades y desarrollo productivo, tanto en proyectos en terreno como analíticos y de investigación. Graciana cuenta con un Doctorado en Economía de la Universidad de California y una Maestría en Economía de la Universidad Nacional de La Plata.
Verónica Alaimo
Verónica Alaimo es especialista sénior de la División de Mercados Laborales del Banco Interamericano de Desarrollo (BID). Verónica inició sus labores en el BID en 2008 como especialista en desarrollo social en la División de Salud y Protección Social. Verónica lidera la investigación en temas de protección contra el riesgo de desempleo, incluyendo el libro 'Empleos para crecer', de reciente publicación, y la generación de indicadores laborales. Además, participa en el diseño e implementación de proyectos sobre mercados laborales en la región. Antes de ingresar al BID, Verónica fue consultora del Banco Mundial. Cuenta con un Doctorado en Economía de la Universidad de Illinois en Urbana-Champaign en el 2007, y con una Maestría y una Licenciatura en Economía de la Universidad Nacional de La Plata.
Claudia Vazquez
Claudia Vazquez es consultora en la División de Mercados Laborales del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) en Argentina. Fue pasante en el BID y anteriormente se desempeñó como analista en el Ministerio de Economía y Finanzas Públicas de Argentina y como asistente de investigación en CENIT. Claudia es licenciada en Economía por la Universidad de Buenos Aires (UBA) y posee una maestría en Economía en la Universidad Nacional de La Plata (UNLP), una maestría en Ciencia Política en la Universidad de San Martín (UNSAM) y una diplomatura en Big Data en el Instituto Tecnológico de Buenos Aires (ITBA).

Leave a comment

Your email address will not be published.


*