20 noviembre 2014

“It don’t mean a thing if it ain’t got that swing!”

El valor de la educación musical en el desarrollo inclusivo

To read in English, click here
P

Para escuchar la música sugerida mientras lees este post, haz click aquí

En 2005, el huracán Katrina casi borra Nueva Orleans del mapa. A medida que la ciudad trataba de volver a ponerse en pie, un elemento poco evidente de la reconstrucción salió a la luz: la necesidad de garantizar que la juventud en riesgo, que estaba entre los sectores más afectados, tuviese oportunidades de futuro a su regreso a la conocida como Crescent City. Pero, ¿qué se podía hacer para motivarlos en medio de tanta destrucción?

Derek Tabb, batería de la ganadora de un Grammy Rebirth Brass Band, tuvo una idea: crear un programa de música para estos chicos y chicas después de la escuela: The roots of music marching band (Las raíces de la banda de música). Además de aprender música, los participantes recibían clases de apoyo para no sólo ser capaces de sobresalir como músicos, sino también como estudiantes. Lo mejor del programa: es gratuito, está dirigido a jóvenes de familias de bajos recursos y sigue apoyando a la juventud de Nueva Orleans.

La educación musical no es un tema que generalmente se discuta como parte del desarrollo económico. Sin embargo, existen programas en todas las Américas que la utilizan para llegar a la juventud en riesgo. ¿Es la música una herramienta que podemos utilizar para apoyar el desarrollo de manera efectiva?

A unos 3.200 km al sureste de Nueva Orleans, otro programa de educación musical, El sistema, también conocido como la Orquesta Juvenil de Venezuela, ha ido creciendo durante casi cuatro décadas. El programa ofrece formación en música clásica a los jóvenes y, aunque cualquier puede participar, la mayoría provienen de los segmentos más pobres de la sociedad.

Un estudio ha demostrado que los participantes en el programa han mejorado sus resultados educativos y sus niveles de empleabilidad. Gracias a su eficacia como alternativa a la violencia y las drogas, el programa ha crecido y, de ser un proyecto de presupuesto modesto, se ha convertido en un modelo a nivel mundial.

El programa Sinfonía por el Perú, basado en el venezolano El Sistema, es también similar al programa Roots en muchos aspectos: también fue fundado por un músico de renombre (el tenor Juan Diego Flórez, en este caso) y proporciona educación musical a jóvenes en riesgo de exclusión. Sinfonía está diseñado para apoyar a estos niños y niñas y ayudarles a desarrollar habilidades que van más allá de la música.

Encontrar programas en los que los jóvenes quieran participar

Sus beneficios no deben subestimarse. Los jóvenes involucrados no sólo aprenden a tocar un instrumento y forman parte de una banda de primer nivel, sino que además una evaluación de impacto financiada por el BID reveló que tienen tasas significativamente más altas de autoestima y más interés en el trabajo escolar y sus profesores reportaron una mejoría en su comportamiento.

Si bien estos cambios pueden no ser un shock, a ellos se suman una disminución del 29% en las expresiones de violencia física y verbal entre los chicos y chicas en comparación con el grupo de control y un aumento del 19% en la probabilidad de que finalicen la educación escolar. Estos cambios en los comportamientos y actitudes tienen el potencial de mejorar drásticamente los resultados futuros de estos jóvenes.

Está claro que los programas de educación musical son diferentes de lo que tradicionalmente consideramos como proyectos de desarrollo, pero también que el impacto que tienen en la juventud y en sus comunidades es una prueba más que convincente de su importancia.

En muchas ocasiones resultar difícil involucrar a los jóvenes en los programas tradicionales de desarrollo debido a su falta de interés. Por eso, encontrar programas en los que los jóvenes en riesgo de exclusión realmente quieren participar y encuentran interesantes es una oportunidad única para dar un gran paso hacia su integración en un proceso de desarrollo más amplio.

¿Conoces iniciativas en tu país que sean interesantes para la juventud y estimular así resultados de desarrollo más inclusivos?

3 Responses

  1. NORMA

    no es necesario gran inversión,pero los beneficios son increíbles,estimular esa parte del cerebro que no utilizamos y potenciarlo para lograr aprendizajes en los alumnos que no están incluidos en la educación regular seria darle empleabilidad a los jóvenes de bajos recursos.

  2. Sergio

    Me parece excelente que en el BID le den cabida a estos temas. Hasta hace poco trabajé para el BID y en un concurso de ideas alcancé a proponer la idea de promover la educación musical (específicamente en música clásica) para jóvenes de bajos recursoso como una forma de prevenir su eventual participación en bandas criminales o actividades perjudiciales para su desarrollo. En Colombia, la Fundación Batuta y la Fundación Yamaha han tratado de adelantarse en esta noble labor pero sin los recursos necesarios son pocos los lugares y corta la duración a los que pueden llegar estos programas que usualmente solo cuentan con fondos provenientes de donaciones pues no hay una agenda gubernamental. Existen otros programas culturales juveniles apoyados por el gobierno pero se enfocan en otros géneros musicales o ámbitos culturales que no tienen el mismo efecto transformador de mentalidades que tiene la música clásica. En años recientes estudios neurológicos han demostrado los efectos que tiene la música clásica sobre el cerebro e incluso sobre su actitud ante la vida (menos violentos, más decididos y enfocados…). Este es un tema en el que me gustaría colaborar si han de hacerse más investigaciones o se piensa implementar algo en la región.

  3. francisco visaez

    Es increible los resultados obtenidos en Venezuela por el sistema (el sistema de orquestas juveniles e infantiles de Venezuela) mas de 500.000 niños, niñas, adoslecentes y jovenes se han incorporado a la educacion musical en todos los rincones de nuestos pais, la meta es llegar a mas de un millon de niños, niñas, adoslecentes y jovenes, provenientes de los barrios pobres, como una alternativa positiva a la lucha contra la violencia y las drogas. Este programa fue fundado hace cuatro decadas, pero en estos ultimos quince años ha tenido un gran impulso gracias a la gestion del presidente Chavez. El sistema de orquestas juveniles e infantiles de Venezuela ha sido ejemplo a nivel mundial y, han salido directores de orquestas y musico de gran renombre nacional e internacional, que han puesto en alto este programa de educacion musical. Felicidades Venezuela eres un ejemplo a nivel mundial

Leave a Reply