Renuncias o despidos: ¿por qué nos interesa la rotación laboral?

¿Sabías que la rotación laboral es particularmente alta en América Latina y el Caribe? En promedio, el 24,4% de los trabajadores de la región lleva menos de un año en su puesto de trabajo (comparado con el 15% en los países de la OCDE). Esto implica que cada año muchos trabajadores en la región son contratados mientras otros se separan de sus empresas (porque renuncian o son despedidos). ¿Es la rotación laboral un aspecto relevante? ¿Qué supone este dato para los trabajadores de la región?

El tema de la rotación laboral se ha enfatizado mucho en nuestra publicación Empleos para crecer. En particular, existen transiciones laborales positivas donde el trabajador renuncia a su trabajo en búsqueda de mejores oportunidades. En otros casos, el trabajador despedido está obligado a buscar un nuevo empleo, muchas veces sin poder encontrar otro trabajo con la misma remuneración y prestaciones. La realidad es que en América Latina y el Caribe esta rotación no se traduce siempre en lo que denominamos una trayectoria laboral ascendente. En México, por ejemplo, más de la mitad (el 54,6%) de las transiciones laborales conducen a los trabajadores a una pérdida de salario o beneficios. En Argentina, solo un 45% de estos cambios hacen que el trabajador salga ganando.

Una estadística importante pero poco reportada

A pesar de la importancia de la rotación laboral, las estadísticas laborales que se reportan como datos oficiales normalmente son estáticas en vez de dinámicas. Es decir, se toman fotos del mercado laboral en un momento dado, calculando porcentajes de personas en distintas categorías como empleadas, desempleadas, o sin participación en el mercado laboral. Pero no es posible ver si las personas que tienen empleo hoy son las mismas que tenían empleo el mes pasado, ni si trabajan en las mismas empresas. Y para quienes se fueron de sus empresas, no se sabe si renunciaron o fueron despedidos.

En México, el 54,6% de las transiciones laborales conducen a los trabajadores a una pérdida de salario o beneficios. En Argentina, solo un 45% de estos cambios hacen que el trabajador salga ganando.

El Buró de Estadísticas Laborales de Estados Unidos ha dado un paso importante mejorando las estadísticas sobre transiciones laborales al publicar información sobre las nuevas vacantes ofrecidas en el mercado laboral. También presenta datos sobre contrataciones y separaciones de puestos de trabajo, desglosando las separaciones entre voluntarias e involuntarias. Como pequeña muestra de la utilidad de dicha información, el siguiente gráfico presenta las cifras de las separaciones voluntarias e involuntarias como porcentajes del empleo no agropecuario en el país.

Como muestra el gráfico, la tasa de separación involuntaria alcanzó su punto máximo en 2009, que fue el peor momento de la crisis económica. Y no debe sorprendernos que en ese año la tasa de separación voluntaria bajó a su nivel mínimo: las personas con la suerte de tener empleos se aferraban a ellos ante la falta de otras oportunidades. La buena noticia es que la tasa de separación involuntaria ha ido a la baja, llegando a su punto mínimo en 2016. Paralelamente, la tasa de separación voluntaria ha ido al alza, recuperando su nivel precrisis. Este indicador demuestra un mercado de trabajo recuperando su fuerza en que los trabajadores tienen la confianza de renunciar sus empleos porque perciben mejores oportunidades en otras empresas.

En general la información sobre estas transiciones laborales es más limitada en América Latina y el Caribe. Sin embargo, dada la importancia de la rotación laboral y la posibilidad comprobada de medirla, me gustaría saber si hay experiencias interesantes de la región. ¿En qué países existen mediciones de la rotación laboral? ¿Cómo se presentan? Para los países sin estas estadísticas, ¿existe la posibilidad de calcularlas?

Foto copyright: alphaspirit / 123RF Stock Photo

About the Author

David Kaplan
David Kaplan trabaja como especialista sénior en la División de Mercados Laborales del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) desde el 2010, basado en México desde 2014. Antes de unirse al BID, David fue economista de investigación en la Oficina de Estadísticas Laborales de Estados Unidos, profesor asistente de Economía en el Instituto Tecnológico de México, y especialista en el desarrollo del sector privado para el Banco Mundial. David es experto en mercados laborales en países en desarrollo, particularmente en las áreas de regulación laboral y de seguridad social. David ha publicado artículos de investigación en revistas tales como la Revista de Perspectivas Económicas, la Revista de Economía del Desarrollo, y la Revista de Economía y Estadística. David recibió un Doctorado en Economía de la Universidad Cornell en 1998.

9 Comments on "Renuncias o despidos: ¿por qué nos interesa la rotación laboral?"

  1. Luz Maria Valdivia | 28 marzo 2017 at 11:10 am | Responder

    Fui despedida de mi puesto laboral por retirarme a una capacitación académica sin permiso del jefe inmediato. Soy profesora de carrera, con mas de 10 años de experiencia en aula.
    Sin embargo, desde la amonestación recibida por mi empresa llevo un año 3 meses buscando nuevas oportunidades laborales, sin conseguirlo aún. Hay varios factores que influyen en un despido arbitrario, normalmente en America Latina es la desigualdad de género.
    Interesante el artículo.

    • Gracias por el comentario y espero que pronto puedas retomar tu trayectoria profesional.

      Acabo de revisar el sitio web del Buró de Estadísticas Laborales (https://www.bls.gov/jlt/jltdata.htm), y no encuentro cifras desglosadas por género. Sería interesante ver esos números.

      Saludos y mucha suerte,

      Dave

  2. En Colombia, la información proporcionada en microdatos por el Departamento Nacional de Estadística permite calcular no solo los porcentajes de personas en distintas categorías como empleadas, desempleadas, o sin participación en el mercado laboral (además de distinguir los empleados entre asalariados y no asalariados), sino que también es posible ver si las personas que tienen empleo hoy son las mismas que tenían empleo el mes pasado e incluso el año anterior puesto que pregunta información sobre si situación laboral hace 12 meses y en algunos casos un poco más, además se puede identificar si trabajan en las mismas empresas y la razones por las cuales cambiaron de empleo. Esta información ha sido analizada por Hugo López y Francisco Lasso (papers de 2011, 2012 y 2015) y ellos incluso hacen análisis particulares por género y niveles de educación, seguramente se puede desagregar más. Es un aspecto interesante de analizar puesto que no sólo es inferir qué tan dinámico es el mercado laboral, sino además a qué se deben esas dinámicas y si son beneficiosas o no, como en el caso de los que cambian de empleo por convicción o por obligación. Saludos!

    Kelly Montoya

    • ¡Muy interesante! Veo que los autores han usado la información para analizar los retos del sistema de pensiones en Colombia. Sin lugar a dudas la rotación laboral es un tema fundamental para el sistema de pensiones.

      Dado que existen los microdatos, me pregunto si sería de interés diseminar de manera regular algunas estadísticas sobre la rotación laboral. El Buró de Estadísticas Laborales de Estados Unidos hace eso. Muchas personas no van a leer los estudios académicos ni usar los microdatos, pero les podría parecer interesante este tipo de información.

      Saludos,

      Dave

  3. Daniel salinas | 2 abril 2017 at 11:26 am | Responder

    Esos datos en Venezuela se ven alterados por l ley de inamovilidad laboral, ya que resulta prácticamente imposible salir de un empleado a menos que logre convencerlo de que sea voluntario!

    • ¡Gracias por el comentario!

      Es cierto que la distinción entre una separación voluntaria e involuntaria no es 100% clara. Por ejemplo, si renuncio porque me hacían la vida miserable, ¿es una separación voluntaria o involuntaria?

      Saludos,

      Dave

  4. Este tema es muy interesante sucede, sin embargo hay un silencio de los actores sociales y políticos en mi pais los que somos de la generación muy proxima a la jubilación hemos pasado crisis concecutivamente y en el momento actual se habla de una estabilidad y mejoría en el empleo, dentro de las estadísticas no se ha identificado nuestra realidad, pues se emplea a los jóvenes, y se invisibiliza a los que forjamos el bienestar desde el hogar la sociedad y el mercado laboral.

  5. La verdad que me parece muy bueno este sitio y en relacion a los despidos laborales creo que algo debemos cambiar para que las cosas cambien. Un abrazo y felicitaciones por el blog!!

  6. En el texto se menciona lo siguiente: “En Argentina, solo un 45% de estos cambios hacen que el trabajador salga ganando.” ¿Me diría cuál es la fuente desde la cual sale este dato?
    Un cordial saludo

Leave a comment

Your email address will not be published.


*