Brasil, un motor de empleo a lo grande

Brasil, un motor de empleo a lo grande

Photo by San San

El desempeño del mercado laboral de Brasil en la última década ha sido extraordinario. Mientras el mundo desarrollado lucha contra el azote del desempleo y ve como una generación de jóvenes no encuentra salida a sus aspiraciones laborales, la economía brasileña ha generado 16 millones de empleos en el periodo 2001 y 2011, de los cuales 12 millones son en empleos asalariados. Gracias a ello, la tasa de desempleo se encuentra en un mínimo histórico, por debajo del 7% y el porcentaje de asalariados formales ha crecido de 35 a 49%. Y no solo los números son fuera de la norma, también lo es, el hecho que este crecimiento ha sido extraordinariamente inclusivo.

Así, en el periodo mencionado los ingresos de las personas más pobres crecieron a un vertiginoso ritmo de casi 7 por ciento anuales. Los ingresos de los más ricos también crecieron, pero sólo en un 1 por ciento al año. Debido a esto, la diferencia entre los ricos y los pobres en Brasil, que históricamente ha sido y se ha mantenido tozudamente alta, se está empezando a cerrar y, por primera vez desde hace muchos años, la desigualdad está cayendo en Brasil. Todo ello ha llevado al florecimiento de una emergente clase media que paso del 38% al 52 % de la población.

Tasa de crecimiento del ingreso per cápita por décil de ingreso. Brasil 2001-2011

Tasa de crecimiento del ingreso per cápita por décil de ingreso. Brasil 2001-2011. Fuente: Secretaria de asuntos estratégicos, Brasil. 2013

Sin embargo, esta bonanza puede terminar pronto si no se toman las medidas para hacerla sostenible. Un hecho que llama la atención y que genera preocupación es que la productividad laboral ha crecido mucho menos que los salarios. Si bien esta divergencia se puede mantener durante un tiempo, en el largo plazo, si no se acelera el crecimiento de la productividad laboral, será difícil mantener este ritmo de crecimiento salarial. Ahora es el momento, antes de que el impulso generado por el boom de materias primas llegue a su fin, de accionar las palancas para mejorar la productividad y continuar este prodigioso desempeño laboral.

About the Author

Carmen Pagés
Carmen Pagés-Serra es la jefa de la División de Mercados Laborales del Banco Interamericano de Desarrollo (BID). En forma previa a esta labor, Carmen se desempeñó como economista principal en el Departamento de Investigación del BID, donde lideró importantes publicaciones tales como 'La Era de la Productividad: Cómo transformar las economías desde sus cimientos', las últimas ediciones de la publicación insignia anual del banco, el 'Desarrollo en las Americas' (DIA). Carmen es también autora del libro 'Ley y Empleo: lecciones de América Latina y el Caribe', escrito conjuntamente con el Premio Nobel Prof. James Heckman, así como de dos libros adicionales ('Se buscan buenos empleos: los mercados laborales en América Latina' y 'La creación de empleos en América Latina y el Caribe: tendencias recientes y los retos políticos'). Carmen ha publicado extensamente en revistas académicas y de política líderes en las áreas de mercados laborales, seguridad social y productividad. Antes de formar parte del BID, Carmen se desempeñó entre los años 2004 y 2006 como economista sénior en temas laborales en el Banco Mundial. Carmen cuenta con una Maestría en Economía de la Universidad Autónoma de Barcelona y un Doctorado en Economía de la Universidad de Boston.

1 Comment on "Brasil, un motor de empleo a lo grande"

  1. Es importante este modelo de desarrollo en lo laboral y como en la practica de la experiencia se puede ir implementando medidas que mejoren el desarrollo del mismo; ojala otros países tomen este modelo se necesita para que la brecha de los mas poderosos económicos vaya rebajando y la clase media vaya cada día mas nivelando los procesos de desarrollo económico de los países.

Leave a comment

Your email address will not be published.


*