Por Florencia López-Boo.

La desigualdad es uno de los mayores desafíos de América Latina. Hemos hablado de este tema varias veces y desde varios ángulos en este Blog.  La desigualdad perpetúa la pobreza y, como dice el economista británico Tony Atkinson , la desigualdad de los ingresos, la riqueza o la educación  en una generación lleva a la desigualdad de oportunidades en la próxima generación.

Un artículo interesantísimo publicado recientemente muestra que la desigualdad es uno de los determinantes del estilo de crianza. En economías o entornos donde la desigualdad es alta, las probabilidades de ser extremadamente rico o extremadamente pobre son más altas que en economías más igualitarias y donde hay más personas de ingresos similares. Específicamente, los autores encuentran que los padres se relajan más y son más permisivos en entornos de baja desigualdad, donde las posibilidades de terminar mendigando en las calles o siendo multimillonarios son bajas.   

Por el contrario, en entornos más desiguales (donde los retornos a mayores niveles de educación y esfuerzo son altos),   los padres (¡particularmente los más educados!) están más ansiosos y tienden a llevar a sus hijos a todo tipo de actividades que aumenten sus chances de éxito en el mercado laboral en el futuro.  Es que los padres con un estilo de crianza más estricto o controlador sienten que pueden influir en qué lugar de la distribución de los ingresos caerá su hijo al crecer.

Los autores definen tres estilos de crianza en su artículo:

  • Relajado o permisivo: Son los padres y madres que dejan a sus hijos elegir libremente sus actividades según sus inclinaciones naturales.
  • Autoritario leve: Es aquel  padre o madre que trata de moldear las preferencias de sus hijos con el objetivo de inducir decisiones que ven como propicias para el éxito futuro (como los “hiper-padres”)
  • Autoritario alto: Es el estilo en el que los padres restringen directamente las opciones de sus niños, es decir, les imponen directamente sus preferencias en lugar de intentar moldear a sus niños como en el estilo autoritario leve.

Los autores de este estudio argumentan que la tendencia histórica en los estilos de crianza muestra una disminución del enfoque autoritario debido al incremento en los retornos económicos a la independencia. De hecho, datos de EEUU muestran un estilo de crianza más relajado y permisivo en la época de la post-guerra que es justamente la de menor desigualdad económica.

Sin embargo, las brechas entre ricos y pobres aumentaron nuevamente en todo el mundo (el libro de Piketty habla sobre el caso de EEUU) y los estilos de crianza volvieron a ser más autoritarios e intrusivos.  Por ejemplo,  a pesar de que los padres estadounidenses ahora trabajan más horas que en el pasado, las horas que dedican al cuidado de sus hijos ha aumentado enormemente desde la década de 1980.

Todos estos datos me recuerdan a otros artículos publicados en este blog en los que se muestran casos de EEUU y de la región que evidencian que son justamente los padres pobres o más vulnerables o marginalizados económicamente los que muestran actitudes más hostiles e intrusivas con sus hijos, tal como en las sociedades ancestrales.

Si las actitudes, creencias y preferencias en cuanto a la crianza dependen de la desigualdad del entorno donde se vive, no es sorprendente entonces que los niveles de desarrollo infantil también presenten gradientes socioeconómicos más pronunciados en sociedades altamente desiguales.

¿Cuál es el estilo de crianza en tu país, más bien intrusivo o relajado? ¿Crees que esto está relacionado con el nivel de desigualdad? Comparte tus comentarios en la sección de abajo o en Twitter.

To read this post in English, click here.

Florencia López-Boo es economista senior en protección social en la División de Protección Social y Salud del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

Recommended Posts
Showing 33 comments
  • Patricia
    Responder

    Interesante punto de vista e interesante, además, la relación entre las variables.

    • Florencia Lopez Boo
      Responder

      Gracias Patricia por tu opinión
      Dado que encontraste interesante la relación, espero que compartas con tus contactos el post a ver qué opinan otras personas.
      Y ojalá vuelvas a visitarnos en este Blog!
      Saludos
      Florencia

  • Marcial Garcia
    Responder

    En el caso de los países con altos porcentajes de emigración, donde los referentes ya no son los padres sino otros familiares, el estilo de autoridad pasa por ser muy relajado o permisivo… como regla general, los padres tratan de compensar su ausencia del hogar por medio de cosas y dinero.

    • BID-Blog
      Responder

      Marcial, muchas gracias por tu comentario y por visitar nuestro post. Te invitamos a que leas nuestros artículos y nos sigas contando cuál es tu opinión sobre ellos. Recibe un saludo de nuestra parte.

  • Martha
    Responder

    Soy colombiana, de clase baja, y mi comentario es con conocimiento de causa; la tendencia es que los padres no somos relajados, por el contrario en su mayoría, muy autoritarios, pero ya no es por el miedo a que tu hijo sea muy pobre, sino debido a la alta criminalidad, el miedo y la ansiedad, ya no es por la situación socioeconómica que les toque vivir, es un terrible miedo a perderlos, en manos de la violencia común, u organizada.

    • Miguel
      Responder

      Claro, Martha, los padres que comentas son autoritarios porque viven en una sociedad altamente desigual donde hay violencia y criminalidad porque hay pobreza en el entorno, es lo mismo que expone el artículo.

    • BID-Blog
      Responder

      Gracias Martha, muchas gracias por leernos. Nos ha gustado mucho tu comentario. Es muy interesante lo que cuentas, como bien explicas, es inevitable tener miedo por el futuro de nuestros hijos, los buenos padres se preocupan por sus hijos, claro que sí. Agradecemos que nos escribas y nos gustaría que volvieras a hacerlo comentando nuestros nuevos artículos. Muchas gracias.

  • Marta
    Responder

    Marcial, concuerdo contigo que en los países con alto índice de emigración y familias disfuncionales el estilo de autoridad pasa por ser muy relajado o permisivo, incluso en algunos casos los niños y jóvenes experimentan ambos extremos como el caso de los niños que quedan bajo la tutela de algún familiar y no se llega a un consenso en la forma en que estos serán educados.
    El permisivo (el o los padres ausentes) trata de compensar por su ausencia y el autoritario alto (el o los padres sustitutos) trata de ejercer el rol que corresponde a los padres biológicos. Y como consecuencia de esto estamos criando una generación de jóvenes sin valores ni aspiraciones definidas, porque lo que permite el uno (padre ausente) prohibe el otro (padre sustituto) y viceversa.

    • BID-Blog
      Responder

      Gracias por tu comentario Marta. ¿Qué te parecen nuestras nuevas entradas del blog? Esperamos que interesantes y que nos hagas saber tus opiniones e inquietudes a cerca de ellas. Gracias.

  • Ayari Germon
    Responder

    Soy de México.
    Aquí experimentamos mayoritariamente los estilos autoritario leve y alto. Hay bastante uso y aceptación de los castigos corporales (manazo, cinturonazo, chanclazo) como herramienta educativa; ves a un montón de papás preocupados porque su hijo de 3 años no se sabe el abc y orgullosos de que su hijo de 8 entiende el inglés aunque el pobre padezca colitis nerviosa y tenga problemas para dormir.
    Sin embargo, hay un buen número de madres que estamos tratando de criar siendo relajados, porque estamos convencidas que es solo el encontrar su verdadero talento y explotar sus auténticas capacidades lo que logrará no sólo la felicidad de nuestros hijos, sino una sociedad más equitativa, donde la gente no sólo busque el bienestar económico, sino otro tipo de satisfactores que los lleven a una vida plena. Pero claro… seguimos siendo minoría.

    • BID-Blog
      Responder

      Hola Ayari, muchas gracias por tu comentario y por hacernos saber tu opinión. Efectivamente, es positivo buscar la felicidad en otros aspectos diferentes al bienestar económico y disfrutar, así, de otros pequeños momentos de la vida.
      También, nos gustaría invitarte a que leas nuestras nuevas entradas y a que vuelvas a compartir tu punto de vista y experiencias con nosotros. ¡Gracias!

  • Jorge
    Responder

    Yo no pienso igual, si fuera así, en Estados Unidos serían los más estrictos, más bien creo que cuando una persona no tiene mucho dinero le interesa más pulir la parte de valores y modales de su hijo, cosa contraria cuando hay dinero, se preocupa más en satisfacer todos los caprichos y trata a un hijo como a un socio comercial, haces esto y te compro.

    • BID-Blog
      Responder

      Hola Jorge, gracias por escribirnos y explicarnos tu opinión. ¿Qué te parecen nuestros nuevos artículos? Esperamos que interesantes y que compartas con nosotros tus opiniones al respecto. Gracias.

  • monica
    Responder

    Vivo en un país desigual e igualmente corrupto como otros..

    • BID-Blog
      Responder

      Gracias por escribirnos Mónica. Ojalá la corrupción sea pronto una enfermedad erradicada de nuestras sociedades. Gracias por leernos.

  • Rosa Chávez Cárdenas
    Responder

    No creo que se pueda de hablar de un país perfecto. En México por muchos años las familias educaban con autoritarismo, de la misma manera que el gobierno, un solo partido político el PRI gobernó por 70 años, en la familias la jerarquía la tenía el padre, recibimos maltrato, sin embargo los de esas generaciones tuvimos formación, respeto por la autoridad. Sin embargo los movimientos sociales afectaron el modelo autoritario, cambiamos a uno permisivo. Cuando en las urnas ganó la democracia, la autoridad se relajó y ahora tenemos grandes problemas sociales. La venta de drogas nos ha dejado, delincuencia, corrupción, impunidad, desintegración familiar. Ahora la mayoría quisiera que volviera el autoritarismo de antes para que ponga orden. La delincuencia hace mucho ruido, las noticias se transmiten en los medios. Sin embargo México sigue siendo un país maravilloso con grandes recursos naturales y humanos. Las crisis son momentos para aprender, estoy segura que como nuestros hermanos de Colombia superaremos y saldremos adelante.

    • BID-Blog
      Responder

      Hola Rosa, nos alegra mucho que hayas comentado en nuestro blog. Te invitamos a que nos cuentes que te parecen nuestros artículos porque es muy bueno escucharos, es muy enriquecedor conocer vuestras historias. Esperamos seguir viéndote por aquí. Muchas gracias por tu comentario.

  • Francia Moreno
    Responder

    Definitivamente la desigualdad no es muchas veces una condición, es un estilo de vida, el cual se escoje y en este proceso padres e hijos se ven inmersos en conflictos sin salida pues siempre se están excusando por su condición de vida. Cuando otro en las mismas circunstancias asumen una postura diferente donde el dinero no es el actor principal, es su autoestima y su nivel de inteligencia emocional que les permite no entrar en desigualdades.

    • BID-Blog
      Responder

      Te saludamos Francia y te damos mil gracias por participar en nuestro blog. Esperamos que te parezca interesante y que nos cuentes que piensas de nuestros nuevos artículos. Escuchar vuestra voz es muy importante para nosotros. Gracias.

  • Maria Eazo
    Responder

    Me parece muy interesante el articulo y me hace reflexionar sobre la posición que he tomado yo en cuanto a mis hijos se refiere, pues siempre he pensado que es importante dejarlos ser y que sean ellos que decidan cuáles son sus metas y, por supuesto, sin dejarlos de la mano y apoyarlos en todo momento porque son puntos muy diferentes. Por un lado, el autoritarismo puede terminar frustrando a un joven. Muchos de mis compañeros de colegio sufrían porque no les gustaba la profesión que sus padres les habían impuesto y terminaron regresando a sus pueblos a encargarse de los quehaceres de la familia y nunca ejercieron porque estudiaron para darle gusto a sus padres. Sin embargo, cuando el joven elige qué quiere ser y tiene el apoyo de sus padres, se desenvuelve con mas naturalidad y disfruta lo que hace por lo tanto considero, tiene mayor éxito.

    • BID-Blog
      Responder

      Muchas gracias María por comentarnos nuestro post. Esperamos que te haya parecido interesante al igual que para nosotros tu comentario. Te esperamos en el blog donde puedes leer semanalmente nuestros nuevos artículos. Gracias.

  • Manuel Alcibiades ynoquio Puse
    Responder

    Me gusta el informe, es de mucha reflexión. No vas a ser muy conservador ni permisivo en la crianza de los padres, para con sus hijos, sino que el padre debe un ejemplo a sus hijos, si el padre es de principios, sus hijos también serán de principios, cuando hay que disciplinar al menor el padre tiene que corregir sin cólera, haciéndole entender que la disciplina amorosa le va a ser útil cuándo el sea adulto y posteriormente padre; sin embargo, al existir desigualdades económicas hay una brecha económica en cualquier país en desarrollo entre hijo de padre pudiente con el precario y es un reto de los países en desarrollo de invertir más instrucción pocas probabilidades que todos tengan una igualdad en obtener una carrera profesional, porque hay mucha deserción en las aulas porque los niños tienen que trabajar porque al padre no le alcanza para cubrir sus gastos en educación, porque el costo es muy alto y sus salarios muy bajos.

    • BID-Blog
      Responder

      Muchas gracias Manuel por explicarnos tu punto de vista, nos gusta mucho escucharos. Te animo a que sigas escribiéndonos. Muchos saludos.

  • Mileny
    Responder

    Todo depende de la crianza que hayamos tenido, por esa razón es muy importante que desde niños se nos dén aquellas herramientas necesarias, el amor, la comprensión, el respeto, la honestidad, son algunos valores que aportarán al autoestima del niño esa fuerza para interpretar las diferentes situaciones que se presenten.

    • BID-Blog
      Responder

      Hola Mileny, efectivamente, planteas unos valores que son realmente necesarios tanto para el niño como para todas las personas. Gracias por tu aporte. Sería muy bueno que nos siguieras comentando en este blog.

  • Susana Cabral
    Responder

    Muy interesante, mi pregunta es: Funciona ser autoritarios con nuestros hijos o es mejor ser permisivos, estadísticamente hablando digo…

    • BID-Blog
      Responder

      Hola Susana, gracias por tu comentario y esperamos que te gustara nuestro artículo. Sin duda, planteas una muy buena pregunta. Gracias por leernos.

  • Lucila
    Responder

    Creo que casi en todas las sociedades (por no decir todas) lo que prevalece es el estilo relajado y permisivo, es por esto que el nivel de criminalidad y delincuencia es más elevado cada dia, más bien deberían incluir el estilo ¨autorizado¨ donde los padres orientan e instruyen a sus hijos con amor a fin de acompañarlos hacia su vida futura, esto sin hacer imposiciones, sino, siendo guias.

    • BID-Blog
      Responder

      Gracias por seguirnos y comentarnos. Como bien dices, los padres, entre otras cosas, son guías de la vida para sus hijos. Esperamos que continues leyéndonos.

  • Ídem
    Responder

    ¡Tamaña idiotez! Los niños requieren (para llegar a ser buenos hombres y buenos ciudadanos), en una mano el amor y en la otra el rigor. Nuestro tiempo ya esta sufriendo el estúpido experimento de criar a los hijos con permisividad. Los niños requieren que los padres les guiemos, les orientemos, les disciplinemos y les enseñemos responsabilidad y respeto. La permisividad lo que propicia es la inconsciencia, la irresponsabilidad y a seres sociopatas, egoistas y egocentristas. No quiero esa clase de ciudadano para un país y no quiero un país de “ricos” egoistas.

    • BID-Blog
      Responder

      Gracias por escribirnos. Esperamos que nos sigas comentando. Siempre es bueno escuchar opiniones diferentes.

  • hilda elizabeth miranda luna
    Responder

    Gracias por la publicación. He reflexionado rapidamente en mi propia crianza, la de mis padres y cómo lo hago con mis hijos. Sí, estoy de acuerdo con que hay variables económicas que en cada familia determinan otros efectos, especialmente hoy que sabemos cuesta más proveer todas las necesidades en casa. Por permisividad, comprendo yo, respetaríamos los intereses y elecciones sanos de nuestros niños y niñas. Comparto que precisamente los padres, con la mejor intención, llenan el tiempo de actividades extracurriculares a sus hijos. Y luego estamos tan cansadas, incluso madres solteras, de andar, correr y correr a tiempo con cada horario. Y muchas veces, el tiempo para hablarnos relajadamente, no lo tenemos. Pienso que debemos hacer terminos medios y realistas para guiar a nuestros hijos. Y como tal, también nosotros aprender leyendo y compartiendo buenas experiencias de otros padres a quienes van caminando antes que nosotras en esta tarea.

    • BID-Blog
      Responder

      Querida Hilda, gracias por tu comentario. Siempre es bueno reflexionar sobre lo que nos atañe a nosotros en primera persona. Es muy buena tu reflexión. Te invito a que nos sigas leyendo y comentes nuestros posts, vuestras aportaciones son muy importantes. Muchas gracias.

Dejar un comentario

Start typing and press Enter to search