Por Florencia López- Boo.

La mala nutrición en niños pequeños, así como la falta de oportunidades de aprendizaje y estimulación temprana, son las principales determinantes que contribuyen a las disparidades económicas, educativas y de salud de las personas a lo largo de la vida. Por separado, las intervenciones uni-sectoriales de desarrollo infantil, así como las de nutrición, son positivas para el desarrollo del niño y/o su estado nutricional. Pero ¿qué pasa si las juntamos? ¿Sería el resultado más costo-efectivo?

En un post anterior analizamos el estudio realizado por Grantham Mc Gregor y otros autores que concluyó que:

 …las intervenciones nutricionales por lo general beneficiaron el estado nutricional y a veces el desarrollo infantil temprano. La estimulación beneficia continuamente el desarrollo infantil. No hay pérdidas considerables en ningún efecto cuando se combinan las intervenciones, pero hay escasa evidencia de interacción sinérgica entre la nutrición y la estimulación temprana. No encontramos evaluación alguna lo suficientemente exigente sobre el agregado de la estimulación a los servicios de salud y nutrición a escala, y hay una necesidad urgente de tales evaluaciones.

En otras palabras, si bien existen estudios que demuestran el beneficio de intervenciones nutricionales y de desarrollo infantil por separado, es necesario realizar más evaluaciones que demuestren el impacto de la integración entre una y otra de forma conclusiva y certera.

A efectos de avanzar sobre este tema tan poco explorado, realizamos un estudio sobre los beneficios y desafíos de la implementación de las intervenciones nutricionales y de desarrollo infantil temprano (DIT) integradas, así como también la evidencia sobre mejores prácticas y costo-efectividad de tales intervenciones. Nuestra conclusión es en definitiva la misma, que el fundamento teórico para la integración de servicios debe ser menos enfático ya que la evidencia empírica publicada no es lo suficientemente robusta.

Por ejemplo, antes de abogar por esta integración se necesita más investigación para responder a estas 4 preguntas:

  • ¿Cómo se beneficiarían el bienestar, el conocimiento, y ante todo, el comportamiento de las madres/cuidadoras/familias beneficiarias en relación a mejores prácticas parentales y de nutrición si se lleva a cabo la integración de los mensajes de nutrición y desarrollo infantil?
  • ¿Cómo influiría en los niños beneficiarios la integración de la nutrición y el desarrollo infantil?
  • ¿En qué poblaciones y contextos específicos las intervenciones integradas serían más beneficiosas?
  • ¿Cómo podrían influir en la eficacia, la captación y el costo-beneficio de las intervenciones integradas  los diferentes procesos de implementación?

En América Latina y el Caribe, los servicios para el desarrollo infantil —en especial para niños de 0 a 3 años de edad— son mucho menos comunes que los servicios orientados a los niños en el grupo de 4 a 6 años. Incorporar actividades para el desarrollo infantil en el sistema de salud, en particular en aquellas acciones dirigidas a una mejor nutrición, podría, en efecto, brindar mejores oportunidades a niños menores de 3 años.

Entre dichas actividades, en la región existen programas de promoción de la lactancia, visitas médicas de rutina para monitorear peso y talla, entregas de micro y macro nutrientes, entre otras, que podrían usarse como plataformas de servicios de DIT. A pesar de todo, hay cierta esperanza. Una evaluación reciente sobre los efectos de combinar programas de desarrollo infantil y nutrición en un pequeño piloto en tres países del  Caribe muestra efectos positivos en el desarrollo de los niños, aunque aún se sabe poco de estos programas a escala.

¿Existen en  tu país experiencias de integración de programas de desarrollo infantil y nutrición?  Déjanos tu comentario aquí o mencionando a @BIDgente en twitter.

Florencia López-Boo es economista senior en protección social en la División de Protección Social y Salud del Banco Interamericano de Desarrollo.

Recommended Posts
Showing 4 comments
  • Diana Suárez
    Responder

    Estimada Florencia,
    Creo que la experiencia de Ecuador y los programas “Acción Nutrición” y “Desarrollo Infantil Integral” son plataformas a través de las cuales se busca integrar temas de nutrición y desarrollo infantil. El programa acción nutrición trata a la desnutrición como un problema multicausal y busca presentar soluciones que aborden todas sus aristas. Por ejemplo: 1. Promoción de servicios de salud (madres e hijos, lactancia, evaluaciones, hábitos, control, provisión de suplementos, etc.). 2. Provisión de seguridad habitacional (vivienda, agua potable). 3. Servicios de Desarrollo Infantil (nueva infraestructura para centros de infantiles, control, cuidado, estimulación temprana, aprendizaje, provisión de suplementos, alimentación). 4. Promoción de seguridad alimentaria (formación y promoción de huertos). 5. Formación y fomento de hábitos nutricionales y de estimulación temprana con la comunidad. 5. Seguimiento y evaluación a través de municipios, ministerios de línea y ministerios coordinadores.
    Por su puesto existen muchas arterias todavía por mejorar e integrar. Tal vez la arista más grande este en el tema es la coordinación, ejecución y seguimiento efectivo. Que los ministerios ejecuten sus proyectos en las áreas prioritarias, que la información sea reportada, que se realice un correcto seguimiento a las familias, que sean productoras de sus huertos, etc.
    Es decir, la idea de abordar la desnutrición y el desarrollo infantil como un mismo frente con variantes multicausales, no es un tema nuevo, es un reto grande sí, y los esfuerzos parecen pocos. Pero son programas que necesariamente se acompañan y nutren el uno del otro.
    Como se menciona en este blog, hay una necesidad grande por medir los impactos, sin embargo estos serán significativos solo cuando la ejecución y la coordinación se ejecuten con precisión.

    • Florencia Lopez Boo
      Responder

      Gracias Diana por tus comentarios tan pertinentes
      Feliz ano y espero sigas leyendonos en el 2017!

  • Luciana Juvé
    Responder

    Muy buen artículo!
    Creo que el trabajo realizado por la organización Haciendo Camino (http://haciendocamino.org.ar/) es un buen ejemplo de integración de estas prácticas.
    Saludos!

    • Florencia Lopez Boo
      Responder

      Gracias Luciana por tu comentario y por compartir lo que hace tu oganización. Miraré con interés el sitio.
      Saludos

Dejar un comentario

Start typing and press Enter to search