Mujeres en el mundo laboral: ¿el sexo débil?

Mujeres en el mundo laboral: ¿el sexo débil?

Guest Author Educación y trabajoGénero y educación 8 febrero 2018 Comments

Éricka, es una joven mexicana de 26 años, viuda y con un pequeño hijo de 4 años, que busca con empeño un mejor futuro para ambos. Conseguir un trabajo no es nada fácil para las mujeres jóvenes con responsabilidades familiares. Generar igualdad de oportunidades en el acceso y equidad dentro del mercado de trabajo en ALC es un reto para las políticas públicas. La pregunta es: ¿qué obstáculos primordiales se podrían convertir en oportunidades para cerrar la brecha de género de forma más rápida?

NEO es una iniciativa pionera en América Latina y el Caribe (ALC) que busca resolver el problema del desempleo juvenil y cerrar la brecha de habilidades de los jóvenes y la demanda de personal cualificado por parte de las empresas. A través de alianzas multisectoriales y del fortalecimiento de instituciones públicas y privadas para consolidar la conexión entre la oferta educativa y las necesidades de las empresas que se traduce en jóvenes, y especialmente mujeres, con trabajos y mejores salarios.

Después de trabajar en la mejora de la calidad y pertinencia de más de 200 centros de educación técnica y vocacional (TVET por sus siglas en inglés) y servicios de empleo de la región, se identificaron tres obstáculos principales que pueden convertirse en oportunidades para motivar a las mujeres a inscribirse en centros TVET, especialmente en áreas relacionadas con ciencias, tecnología, ingeniería y matemáticas (STEM por sus siglas en inglés), y la inserción equitativa en el mundo del trabajo. Estos son: la familia, la escuela y la empresa.

La familia es un núcleo crucial para la toma de decisiones sobre el futuro personal y profesional. Es necesario cuestionar y trabajar las creencias de los jóvenes y sus familias, presentarles una visión de futuro esperanzadora, llena de posibilidades y hacerles ver que un trabajo es más accesible de lo que piensan, sin importar el sexo.

La escuela es un factor muy importante al momento de tomar decisiones sobre el futuro personal y profesional. Es necesario crear estrategias e implementar intervenciones de orientación vocacional costo-efectivas que influyan en las decisiones de carrera de las estudiantes, incrementando su interés en sectores menos tradicionales, STEM o industriales, que generalmente son mejores pagados y estén en mayor perspectiva de crecimiento.

Las empresas deben tener equidad de género, no sólo porque es lo correcto, sino que además es rentable. Según las publicaciones del BID, las empresas con mujeres en posiciones de liderazgo suelen ser más eficientes, innovan más, retienen talento humano y son más productivas. Es necesario fortalecer los lazos el sector productivo y los centros TVET para alinear la oferta formativa a un mundo del trabajo cada vez más cambiante, y mejorar los procesos de selección y gestión de personal para asegurar una cultura corporativa que facilite la participación de las mujeres en el mundo laboral y se generen equipos de trabajo más equilibrados.

Según publicaciones recientes del BID y de la OCDE, aunque la matrícula en centros TVET varía mucho de país a país, en promedio en ALC la participación de hombres y mujeres es equilibrada. Sin embargo, la matrícula de la mujer en áreas técnicas y vocacionales STEM, u otras que suelen resultar en mejores salarios, es bastante escasa.

Érika, a raíz de la muerte de su esposo, cayó en una profunda depresión y se dio cuenta que, si pudiera conducir un tráiler como lo hacía él – algo que ella consideraba imposible -, podría superar su tristeza y salir adelante. Convertirse en operadora de quinta rueda se transformó en un reto personal y gracias a su esfuerzo, el apoyo de su familia, de la escuela y el de sus compañeros de curso se logró certificar. Actualmente tiene un empleo en una empresa que le facilita trabajar en horarios nocturnos para compartir más tiempo con su hijo, con todas las prestaciones de ley y triplicando el salario mínimo.  Esto es simplemente un ejemplo de mujeres tenaces que hacen que el mundo del trabajo esté lleno de oportunidades para todos y todas.


Entrada por Francisco Larra Bujalance, es el coordinador regional de la iniciativa Nuevas Oportunidades de Empleo para los Jóvenes (NEO) liderada por el Fondo Multilateral de Inversiones y la división de Mercados Laborales del BID, y la International Youth Foundation.

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *