por Cecilia Martinez. 

El Paraguay es un país bilingüe, cuyas lenguas oficiales son el guaraní y el castellano. Según datos de  la Dirección General de Estadística, Encuestas y Censos del país, entre los años 2009 y 2013 hubo una disminución del 7% de la población monolingüe guaraní y un aumento del 1% de población monolingüe castellano. Al mismo tiempo, se incrementó la población bilingüe en un 6,5%.  Una leyenda urbana señala que hablar a los niños en guaraní, lengua materna de muchos paraguayos, causa retraso en el aprendizaje del castellano. ¿Qué hay de cierto en esa afirmación?

Nada. El bilingüismo desde la primera infancia reporta no solo beneficios prácticos sino también cerebrales, que van mucho más allá del lenguaje.

Reconociendo la importancia cultural del guaraní para el Paraguay,  la Constitución garantiza que los niños recibirán educación formal en su lengua materna y que ambos idiomas, el guaraní y el castellano, se impartirán igualmente en conocimiento y empleo.

Más allá de la escuela, el hogar es de vital importancia para la formación bilingüe de los niños, que desde años preescolares se ven expuestos a la convivencia con el castellano, al iniciarse el proceso de socialización escolar.

Un artículo muy interesante del New York Times plantea que “ser bilingüe te hace más inteligente”.  El material afirma que hablar dos idiomas puede mejorar las habilidades cognitivas, prevenir enfermedades mentales como la demencia senil, mejorar la concentración, recordar información y aprender otras lenguas más fácilmente.

Lo que afecta la fluidez del lenguaje, así como el  número y variedad de palabras que aprende el niño en la primera infancia, no tiene que ver con ser monolingüe o bilingüe, sino más bien con la calidad de la educación preescolar y escolar, el estatus socioeconómico y los hábitos de escritura y lectura desde pequeño.

La evidencia sugiere que los padres y madres deben hablar al niño en su lengua materna. Las personas adultas tienen mayor fluidez, mejor expresión, gramática y riqueza de vocabulario en su primera lengua.

Otra duda muy común es cuándo iniciar la exposición del niño a más de un idioma. Los expertos dicen que esto se debe dar desde el nacimiento ya que el cerebro de los niños puede absorber un número ilimitado de idiomas e incluso diferenciarlos a partir de los tres meses.

Teniendo todas estas investigaciones en cuenta, ¿cómo se cría un hijo que hable varios idiomas manteniendo la lengua materna y, al mismo tiempo, posibilitando que el niño sea bilingüe o multilingüe? Hay muchas teorías al respecto, pero aquí citamos algunos puntos que pueden ayudarte.

  1. Por lo menos el 20% de la comunicación diaria del niño debe ser en la lengua materna. Es decir, el 20% del tiempo que el niño está despierto en un día, debe recibir estímulos en esa lengua.
  2. Los niños deben estar expuestos a la lengua desde el nacimiento, para así aprovechar la plasticidad de su cerebro en la primera infancia.
  3. La mejor forma de aprender un idioma es a base de diálogo, de preguntas y respuestas, de prueba y error y de autocorrección. Mientras más personales e interactivos sean los intercambios, mejor.
  4. No presionar al niño si no quiere hablar una de las lenguas.
  5. No corregir constantemente los errores que comete al hablar.
  6. Si se corrige, hacerlo con modelos. Es decir, a una oración incorrecta del niño, es mejor responder usando la estructura y el vocabulario correctos, en lugar de reprenderlo.

Estos puntos se pueden aplicar a cualquier idioma, incluso a idiomas tan distintos como son el castellano y el guaraní en Paraguay. Quizá si más padres y madres siguieran estos pasos, muchas de las lenguas nativas de la región podrían mantenerse vivas.

¿Tienes experiencia criando niños bilingües? Cuéntanos tu secreto en la sección de comentarios abajo, o en Twitter.

Cecilia Martinez es consultora en el área de comunicaciones en la División de Protección Social y Salud del Banco Interamericano de Desarrollo (@BIDgente). 

Recommended Posts
Showing 23 comments
  • ruthmoreno
    Responder

    INTERESANTE!!!

    • Cecilia
      Responder

      Estimada Ruth,
      Muchas gracias por tu comentario. Es muy satisfactorio saber que este post es de tu interés. Espero que sigas disfrutando y compartiendo otros artículos de este blog.
      Saludos,
      Cecilia

  • Eliane
    Responder

    Es muy interesante, muchos padres desconocen esta información, pues yo he aprendido a hablar desde niña ambos idiomas y también el portugués! Espero puedan difundirlo para que más familias adopten esta posición de enseñar a sus niños desde pequeños.

    • Cecilia
      Responder

      Muchas gracias, Eliane.

      Si! la idea es justo esa, desmitificar la creencia que una lengua afecta el aprendizaje de la otra. El cerebro de un bebé es tan maleable que puede aprender un número ilimitado de lenguas desde el nacimiento. Lo importante es que los papás y mamás esten bien informados.

      Gracias por leernos y espero que compartas el post para que más gente se entere de los beneficios.

      Saludos,

      Cecilia

  • Patria Reyes
    Responder

    Hola Cecilia, me ha encantado tu artículo, tengo 3 hijos, el mayor ya es bilingüe (español-inglés), el segundo con 14 años, ya esta estudiando inglés y el pequeño de 4, expresa su interés en aprender, mi pregunta, siendo yo monolingüe, ¿cómo ayudo a mis hijos a aprender el segundo idioma?, ¿qué técnicas puodría implementar?

  • gloria dominguez
    Responder

    Hola! En mi casa la lengua madre es el guaraní, pero entendía y hablaba el castellano esporádicamente. Cuando fui a la escuela a los 5 años, me encontré con el castellano con todo su peso. Los 2 idiomas ahora están en mi en todo momento de mi vida. Hablo de acuerdo a la ocasión, si mi interlocutor maneja solo el castellano, hablo castellano; si habla guaraní,lo hago en guaraní también; y como casi todos somos así en Paraguay, entre nosotros hablamos el “jopara”, o sea, los 2 idiomas. Soy docente y me encanta dar indicaciones y explicaciones en los dos idiomas. Ah, y como mamá de 3 niños, puedo decir que si el bebé escucha desde los 3 meses de gestación, mis niños ya manejaron desde ese momento los 2 idiomas, el mayor de 16 años se expresa correctamente en guaraní y castellano, incluso con más léxico que yo, ya que en su formación académica ya está incluida no solo el hablar, sino la gramática de los dos. Lindo articulo. Saludos desde Villarrica – Paraguay, donde segùn los otros habitantes de Paraguay, dicen que hablamos cantando, aunque para mi son ellos quienes hablan asì. je,je.

    • Cecilia
      Responder

      Estimada Gloria, muchas gracias por leernos y por compartir tu experiencia.

      Ojalá todos los papás y mamás que hablan guaraní inculquen a sus hijos la importancia de aprenderlo tan bien como el castellano.

      Como docente, es todavía más importante que cumplas ese papel en la escuela con tus alumnos que quizá no tienen adultos bilingües en sus casas.

      Espero que compartas el post con tus contactos y que vuelvas a leernos.

      Saludos,

      Cecilia

  • Criseyda
    Responder

    Mi hijo habla a sus 11 años tres idiomas, no todos con el mismo nivel de derrollo linguístico, ni de escritura, claro! Pero comprende y se expresa bien en los tres. El cerebro humano tiene una inmensa capacidad y el de los niños aun más.

    • Cecilia
      Responder

      Muchas gracias por leernos, Criseyda.

      Es así mismo. El cerebro humano tiene capacidades ilimitadas. Espero que compartas este artículo y que vuelvas a leernos.

      Saludos,

      Cecilia

  • Letizia
    Responder

    Muy interesante! Yo soy paraguaya y madre de 4 niños viviendo en el extranjero (Suiza) donde existen 4 lenguas oficiales y me es extremadamente difícil que mis niños hablen en mi lengua materna, lo comprenden muy bien, pero practicamente no lo hablan, solo algunas palabras y eso me causa frustración, intento incentivarlos con lecturas, películas, canciones en español pero no consigo que digan una oración completa en español, el 95% de su lenguaje es en suizo-alemán, los que estan en edad escolar aparte hablan francés e inglés.
    Intentaré ser aun más constante, espero que más adelante puedan hablar español con mayor fluidez, es uno de los legados mas grandes que puedo yo heredarles: mi lengua

  • tamara
    Responder

    Mi hija esta creciendo con tres idiomas, el guaraní , el castellano y el francés , ya tiene 11 meses y pienso que entiende cuando le hablamos, cuando comience a hablar mejor capaz y mezcle todos los idiomas, muy bueno el artículo.

    • Cecilia
      Responder

      Muchas gracias por leernos, Tamara.

      Al comienzo quizá tu hija mezcle un poco, pero con el tiempo separará las lenguas y será trilingüe! Un gran estimulo para su cerebro desde la primera infancia.

      Espero compartas este artículo y vuelvas a leernos.

      Saludos,

      Cecilia

  • Jocelyn
    Responder

    Interesante porque estoy tratando de formar a mis hijas en dos idiomas y se hace difícil.

    • Cecilia
      Responder

      Estimada Jocelyn, muchas gracias por leernos.

      Espero que te vaya bien con la formación de tus hijas y si el artículo fue de utilidad, lo compartas.

      Saludos,

      Cecilia

  • Marcelo
    Responder

    ¿Y tienes alguna sugerencia para las parejas que hablamos el mismo idioma (español) y vivimos en un país hispano parlante? ¿Cómo exponemos a los niños a un segundo idioma como francés o inglés?

  • Katlen Pacheco
    Responder

    Excelente artículo Cecilia, soy abuela monolingüe de un bebe de 10 meses, en la casa solo hablamos el castellano, sin embargo, hago escuchar a mi nieto canciones infantiles en ingles, justamente con la intencion de impartirle algun conocimiento en otro idioma pero me gustaria saber alguna técnica que nos ayude a introducir más eficientemente este propósito. Gracias

  • Walter E. Galvez
    Responder

    Que lindo,

    Siempre he deseado se enseñara en mi El salvador, el idioma maya o nahuatl.

    • mabel
      Responder

      Con una buena política educativa podrán lograrlo. Soy paraguaya y prácticamente un 90% de nuestra población hablamos el guaraní y definitivamente sirve para comunicarnos de forma oral. Muy raras veces lo usamos para escribir. Actualmente los programas de estudios del Ministerio de Educación y la Creación de una Ley de Lenguas, están queriendo introducir de forma escrita el guarani en todas las instituciones públicas (salud, justicia, etc). Ojalá este proyecto resulte para que generaciones futuras. Nunca pierdan ese conocimiento sobre un legado tan importante de los Guaraníes para con nosotros.

  • Salvador
    Responder

    Me gustó mucho el artículo, muy interesante! Yo vivo en México y tengo a mi hija de año y medio. Mi esposa y yo solo hablamos castellano y muy poco de inglés, me gustaría saber cómo puedo hacer para que mi hija se familiarice con esta segunda lengua para facilitarle su aprendizaje. Saludos!

  • RosaR
    Responder

    En mi experiencia personal les puedo compartir que escuche muchas personas ( cuando estaba embarazada), decir: “si estás planeando hablarle tu idioma al bebe, entonces él será lento, hablara muy tarde y se confundirá”. Ahora mi hijo tiene dos años de edad y habla y entiende inglés y español de igual manera y es mucho más avanzado, expresivo y rico en palabras que los niños de su edad con los que se relaciona (para la edad de 18 meses ya se sabia el abecedario completo).

  • Banco de Celulas Madre
    Responder

    Muchas gracias por la información!!!…

pingbacks / trackbacks

Dejar un comentario

Contáctanos

Si tienes dudas y comentarios acerca de este blog te puedes comunicar con nuestro equipo y con gusto te ayudaremos.

Start typing and press Enter to search