espacios de juego

Foto de Nathan Jones

El año pasado llevé a mis hijas de 5 y 6 años a Disneylandia. Tras saludar y sacarnos fotos con un sinnúmero de personajes que se nos cruzaba por el camino, subirnos a todo tipo de carritos, trenes y carruseles y disfrutar de los más variados espectáculos me encontré con la carita cansada de mi hija preguntando,  “Oye mamá, ¿en este lugar no existe un parque normal donde los niños podamos solo jugar?”

Suscríbete al Blog Primeros Pasos del BID para estar informado sobre los últimos estudios y debates en el área de desarrollo infantil.

“Solo jugar”. Eso era lo que me pedía mi niña, que había dejado de disfrutar del exceso de estímulos que le rodeaba. Por suerte a los pocos metros hallamos un enorme cajón de arena en el cual habían escondidos algunos “huesos de dinosaurio” y varios niños se encontraban concentrados en desenterrarlos. Poco a poco los pequeños paleontólogos se fueron conociendo y terminaron organizándose para construir “la montaña de arena más alta del mundo”. Esta tarea requirió de mucho trabajo y de un nivel bastante sofisticado de organización y coordinación entre los niños.

Unas semanas más tarde, de vuelta en el BID, escuchaba a los funcionarios de un programa de desarrollo infantil en la región conversar sobre su aprendizaje relacionado con las mejores prácticas en el diseño y construcción de espacios de juego para niños. Sonreí para mis adentros recordando mi aventura.

Mientras escuchaba la conversación, hacía mi propia lista, una “de mamá”, con los elementos críticos que debería tener un espacio de juego infantil. Trataba de imaginarme qué características debería tener un espacio que sirva para “solo jugar”, como lo había dicho mi hija. Esta es mi lista:

  1. Espacios versátiles para imaginar, que se presten para el juego de roles, con materiales que con un poco de fantasía puedan servir de todo tipo de accesorios para el juego (troncos que hacen de sillas, piedras que se convierten en naves espaciales, o palos que se transforman en huesos de dinosaurio, por ejemplo).
  2. Espacios amplios, iluminados, ventilados, en donde los niños puedan admirar y explorar elementos de la naturaleza (plantas, piedras, ramas, agua, tierra, arena, por nombrar algunos).
  3. Espacios seguros, en los cuales los niños puedan “tomar riesgos” sin exponerse al peligro y aprendan a confiar en sí  mismos, a confiar en los demás y a pedir ayuda.
  4. Espacios amigables que promuevan la interacción y el juego grupal pero donde también pueda sentirse cómodo aquel pequeño que necesita jugar solo durante un rato.

Construir un espacio de juego con estas características no parece una tarea excesivamente cara ni demasiado compleja. Debería estar al alcance de todos los municipios, de todas las escuelas, de todos los preescolares. Seguro hay más de una ciudad que se encuentra pensando en cómo construir más y mejores espacios de juego y hasta de transformar espacios que hoy no cumplen en esa función. Toronto, por ejemplo, transformó estacionamientos abandonados a la orilla del lago en una playa pública.

¿Cuáles son tus espacios de juego favoritos? ¿Cómo puede tu comunidad organizarse para mejorar los espacios de juego que ofrece a sus niños?

Recommended Posts
Showing 7 comments
  • Lupita Lopez
    Responder

    El inconveniente de esos espacios es que no consultan a las niñas y niños si son convenientes esos juegos para ellas y ellos. Son hechos por adultos pensando en satisfacer necesidades de adultas y adultos.

    • Maria Caridad Araujo
      Responder

      Hola Lupita, me parece muy interesante tu idea de consultar a los niños sobre cómo ellos desean que sean sus espacios de juego. ¿Conoces de alguna experiencia en la región en donde se ha realizado ese tipo de consultas? Gracias por leernos y por compartir tus ideas.

  • Francisco Gabriel Iosa
    Responder

    Quisiera saber si el BID tiene algun tipo de financiamiento para este tipo espacios, para gestinar la creación de uno de ellos. Estoy muy interesado en trabajar en esta temática.

    • Maria Caridad Araujo
      Responder

      Estimado Francisco, gracias por tu respuesta y por tu interés en el trabajo del BID. El Banco tiene diferentes instrumentos de financiamiento que se gestionan a través de los gobiernos. Síguenos leyendo y visitando el blog. Saludos.

  • Luz
    Responder

    Muy buen artículo, en realidad los niños tienen una gran capacidad de explorar, imaginar y crear sus juegos, de manera autónoma. Los espacios para niños deben favorecer el juego libre o el juego simbólico.

  • Dora López Montenegro
    Responder

    Felicitaciones por el árticulo, trabajo con programas de desarrollo infantil temprano, y efectivamente a veces con tanto estímulo lo que se logra es cansar y coartar la imaginanción e iniciativa de los niños. En cuanto a las experiencias de evaluar los intereses de los niños, no existen muchas. Nosotros lo intentamos hace algunos años y los resultados fueron muy buenos. Saludos.

  • MIGUEL ANGEL OSPINA LOPEZ
    Responder

    Muy interesantes los conceptos que son de utilidad para arquitectos y diseñadores urbanistas.Nosotros en nuestra cooperativa HABITAT-COOP esperamos incorporando muchos espacios para “solo jugar”. Muchas gracias.

Dejar un comentario

Contáctanos

Si tienes dudas y comentarios acerca de este blog te puedes comunicar con nuestro equipo y con gusto te ayudaremos.

Start typing and press Enter to search

rotación de personal