Copyright © 2016. Banco Interamericano de Desarrollo. Si deseas republicar el artículo, por favor solicita autorización a sph-communication@iadb.org.

Por Clara Alemann.

Hoy es el día del padre, hablemos entonces de uno de los amores más importantes para un niño, el amor de papá.

En los últimos 30 años se ha avanzado enormemente en la investigación sobre la importancia del involucramiento de los padres en la crianza y existe una masa crítica de literatura que establece importantes tendencias respecto a cómo los hombres se relacionan con la paternidad y los efectos que su participación tiene en el desarrollo de los niños (ver ʻThe Effects of Father Involvement: An Updated Research Summary of the Evidenceʼ que presenta un buen resumen). 

La evidencia es inequívoca: la paternidad responsable y comprometida contribuye a un desarrollo infantil más saludable, a relaciones de pareja más estables y armoniosas y asegura madres, padres y familias más saludables. ¿Pero cuáles son los beneficios para los niños?

La presencia activa y positiva de un padre (o cuidador) en la vida de sus hijos resulta en un mayor desarrollo cognitivo y emocional de estos niños, una mayor capacidad de auto regulación, tolerancia ante la frustración y el estrés, así como de resolución de problemas. Esto también se refleja en un mejor desempeño y permanencia escolar, menor agresividad y una mayor capacidad de desarrollar relaciones saludables con sus pares. La participación paterna positiva actúa como un factor protector para los niños y niñas a lo largo de su vida, reduciendo su predisposición a conductas riesgosas como el abuso de drogas, la delincuencia, la violencia de pareja y contra terceros. Se ha observado que los niños de padres involucrados tienen el doble de posibilidades de ir a la universidad y de encontrar trabajos estables, 75% menor probabilidad de ser padres adolescentes, 80% menor probabilidad de terminar en la cárcel y 50% menor probabilidad de sufrir de depresión aguda.

En cuanto a adoptar hábitos saludables en la familia (alimentación, lactancia, evitar el tabaquismo y el alcoholismo) los padres tienen la capacidad de influir muchísimo, ya sea promoviendo u obstaculizando las decisiones en este sentido.

Sin embargo, los hombres han estado invisibles de los servicios de salud materna y neonatal, cuidado y desarrollo infantil. Las políticas sociales han promovido el rol exclusivo de la madre como cuidadora. Aquellos hombres que intentan acercarse sienten que pierden el tiempo, o que no son bienvenidos (especialmente si son pobres, de baja educación, jóvenes), cuando la enfermera/educadora/visitadora familiar habla exclusivamente a la madre. En ocasiones, cuando se encuentra presente, ni siquiera se dirige la mirada o se incluye al padre en la conversación sobre sus hijos. La situación laboral no facilita la participación de los hombres en consultas médicas, visitas de estimulación temprana o actividades escolares. Tampoco ayudan los prejuicios que asocian las tareas de cuidado con lo femenino y la sanción social por hacer “cosas de mujeres”.

Es por esto que los servicios de salud materna y desarrollo infantil temprano tienen que jugar un rol clave en concientizar y promover la participación de los padres en el cuidado, la crianza y la vida emocional de sus hijos. ¿De qué manera pueden hacer esto?

  • Preparando a los padres (ambos) para la ma/paternidad que es tan importante como cuidar de la salud de la madre y del bebé. Las tensiones aumentan significativamente entre la pareja en los primeros dos años después del nacimiento de un bebé. Cuanto más aliento reciban los padres para involucrarse durante el primer año en las tareas de cuidado de sus hijos, y cuanto más lo hagan, es más probable que permanezcan involucrados durante la vida de sus hij@s.
  • Promoviendo la participación del padre en los controles prenatales, el parto y los controles de salud de su hij@, preparándolo para participar en el parto, enseñándole y animándolo a que cambie, bañe y atienda a su hij@. Para la madre, especialmente para las madres adolescentes, la participación del padre es vital para su equilibrio emocional y el vínculo con su bebé.
  • Capacitando al personal de salud, educación y desarrollo infantil temprano sobre cómo involucrar a los hombres constructivamente. La Guía de Paternidad Activa para profesionales del programa Chile Crece Contigo es un recurso valioso.
  • Promoviendo el derecho del padre a cuidar y estar presente después de una separación.
  • Incentivando la participación de los hombres en ocupaciones de cuidado como educadores, visitadores familiares, enfermeros, acompañantes de la tercera edad, etc.

La campaña global por la paternidad, MenCare, que tiene un capítulo e iniciativas en nuestra región, es un recurso fantástico para profesionales de la salud, la educación y el desarrollo infantil. Ahí se puede encontrar  literatura, propuestas y herramientas basadas en evidencia sobre cómo crear ambientes más inclusivos para padres y cuidadores hombres. Los resultados son tan alentadores, ¡vale la pena promover estas estrategias con los gobiernos de nuestra región!

Clara Alemann es especialista en el diseño y gestión de programas de desarrollo social y político con una perspectiva de género en del Banco Interamericano de Desarrollo.

Recommended Posts
Showing 12 comments
  • Maria Teresa Moreno Zavaleta
    Responder

    La paternidad y la maternidad son roles que se adquieren pero que poco se hace por preparar a los individuos a comprender este rol y ejercerlo con responsabilidad. En el año 1968, J. Bowlby nos decía “Si un pueblo valora verdaderamente a sus niños, tiene que proteger a sus padres”. ¿Cuánto hemos hechos para proteger a los padres, no solo desde los servicios de salud, sino desde la sociedad en su conjunto? Hay una frase que dice “Nadie da lo que no tiene”, si no han crecido en afecto, es difícil poder darlo, pero no imposible. Si ayudamos ahora a los padres a dar afecto y a no perderse la oportunidad de crecer junto con sus hijos, no tendrán que esperar a ser abuelos para corregir los errores cometidos con sus hijos.

    • Clara
      Responder

      Maria Teresa, gracias por tu comnetario con el que estoy plenamente de acuerdo.
      Creo que desde el campo del desarrollo infantil temprano, se esta intentando abordar este tema a traves del fortalecimiento de competencias parentales que incluyen, no siempre, la importancia del vinculo padre (generalmente y en la practica sinonimo de “madre”) hij@. Sin embargo, todavia el foco predominante esta puesto en ensenarle a la madre/padre, (si por casualidad esta)/cuidador, como estimular a su hij@, pero menos en como desarrollar esta relacion de cuidado, afecto, respeto, no solo hacia los hijos pero entre los padres.
      Tampoco se enfocan por lo general, en promover la responsabilidad compartida, asi como la satisfaccion y las dificultades asociadas a la crianza entre madre y padre (o figura masculina de referencia).

      • Maria Teresa Moreno Zavaleta
        Responder

        Hola Clara, quería comentarte que hace una semana por ocasión del día del padre una marca de pañales sacó un video que está publicado en las redes sociales,en que se observa como los padres a través de una faja pueden sentir los movimientos del bebe desde la barriga de la mamá. Esta prueba me alarma mucho, porque lejos de sensibilizar al papá, no es la mejor forma de promover el vínculo afectivo, porque se deja de lado el respeto al bebe, que en muchos casos puede estar durmiendo y para que el papá lo sienta, pueden despertarlo e invadirlo. Te paso el enlace del video:http://www.facebook.com/photo.php?v=10201409781074587&set=vb.187136397980739&type=2&theater

        • Maria Teresa Moreno Zavaleta
          Responder

          Este es el enlace en youtube:

  • Estefano
    Responder

    Totalmente de acuerdo con el artículo, Clara. Muchas gracias por reconocer el papel fundamental del padre en la crianza. En ese sentido hace unas semanas leí un libro sobre la identidad masculina y los hombres que me ha recordado mucho este artículo. Dejo enlace para quien le interese..: http://terapiapsico-corporal.blogspot.com.es/2012/09/ser-o-no-ser-hombre-viaje-la-esencia-de.html

    • Clara
      Responder

      Gracias a ti Stefano por compartir este libro que parece tocar uno de los temas de fondo necesarios para cambiar aquellas practicas basadas en patrones tradicionales de genero que no han contribuido al bienestar y desarrollo pleno de hombres y mujeres, ninos y ninas: la reflexion critica sobre modelos de masculinidad y femineidad en el que nos hemos criado, y que gobiernan la mayoria de nuestras relaciones e instituciones. Podemos preguntarnos, que aspectos contribuyen a relaciones sanas, equilibradas, afectuosas que promuevan el desarrollo personal y familiar, y cuales no. A partir de esa reflexion podemos plantearnos modificar aquellas que no ayuden en este sentido.

  • Elsa Martinez.
    Responder

    Si, definitivamente la presencia participativa del papá influye fuertemente en la autoestima, en la personalidad, en el crecimiento emocional y psicológico de los menores, incluso cuando ya son adolescentes también es esencial su presencia física y orientadora. Cuando el padre ejerce su rol de Paternidad la familia es más fuerte, la madre se siente apoyada, feliz y sobre todo y subrayando esto, el mismo padre se siente más hombre, más realizado porque le permite vivir experiencias, sensaciones maravillosas cuando interactúa con su hijo.
    http://www.paternidadtemademachos.blogspot.com

    • Clara
      Responder

      Gracias Elsa por tu interés y por compartir estas ideas en tu blog. Esperemos que gradualmente estas prácticas y las creencias que las sustentan puedan tener mayor presencia en las instituciones de salud y educación que interactúan con las familias, promoviendo la reflexion individual y colectiva al respecto y convirtiéndose en una opción aceptable para hombres y mujeres que opten por un modo más equilibrado de relacionarse entre sí y de cuidar de sus familias.

  • Janette Lara
    Responder

    ¡Hola Clara, felicitaciones! Me encanta tu artículo. Soy de las que opina que hasta durante esa etapa de desarrollo del ser humanos tan importante como lo es el embarazo, el hombre siempre ha sido invisibilizado. Ella es la que se embaraza, ciertamente, pero parte importante de esa preñez es el padre, sobre todo en los embarazos tempranos. Toda la atención se centra en la adolescente embarazada, quien sufre en la familia de la adolescente, en fin se deja a un lado la familia y las circunstancias de la familia del padre. Por lo que es importante involucrar todos los actores para que el desarrollo del niño o niña sea un adulto feliz…!!

    • Clara
      Responder

      Gracias Janette! Como dices, es bien importante que desde el entorno de los futuros padres, su familia y servicios sociales (salud, educacion, proteccion social),en particular en adolescentes e independientemente de que vivan juntos, se apoye a que tanto el hombre como la mujer puedan ejercer su rol como cuidadores responsables del/de la nin@, fortaleciendo su capacidad de tomar decisiones como padres -ahora que lo seran- aunque sean muy jovenes y otros adultos de su familia contribuyan al cuidado de sus hij@s.

  • Responder

    En México está cambiando el rol del padre. Son altos los indices de familias uniparentales en donde el padre y la madre están ausentes, el padre abandona el hogar y la madre desempeña el rol de proveedora. Es importante poner atención a otro fenómeno que también se está gestando. El intecambio de roles, la madre que abandona a los hijos y el padre que desempeña la tarea de madre y padre. Mi hijo forma parte de estas estadísticas, dice que es MAPACHA (mamá, papá y chacha, o sea la persona que ayuda en las labores domésticas) con mucho amor y dedicación se quedó a cargo de sus hijos hoy de de 10 y 11 años, su mamá los abandonó desde pequeños. Anteriormente los padres eran figuras distantes, solo se dedicaban a ser proveedores, hoy en día tenemos varios modelos. Como Psicóloga me doy cuenta de muchos padres que como él están a cargo de sus hijos, se preparan, buscan darles una buena educación, son más cariñosos, cercanos y tienen una comunicación más abierta que las generaciones anteriores http://www.rosachavez.com.mx

pingbacks / trackbacks
  • […] y les va mejor en la escuela. Mis colegas resumen claramente cómo la evidencia nota que la paternidad responsable y comprometida contribuye a un desarrollo infantil más saludable, mejor desempeño y permanencia escolar. Hablamos de mejor salud y educación para nuestros […]

Dejar un comentario

Contáctanos

Si tienes dudas y comentarios acerca de este blog te puedes comunicar con nuestro equipo y con gusto te ayudaremos.

Start typing and press Enter to search