Por Daniela Philipp

En mi última publicación hablé de la importancia de las habilidades blandas ―tales como el optimismo, la resiliencia y la persistencia― para que los niños tengan una vida exitosa. No nacemos con estas habilidades y éstas constituyen un factor que podemos cambiar. De hecho, estas habilidades se forman a partir de nuestras primeras experiencias, a lo largo de nuestra infancia y adolescencia. En esta publicación quiero reflexionar sobre la siguiente pregunta: Si existe una ventana de oportunidad durante el cual se forma el carácter de una persona, el mismo que le ayudará a lo largo de su vida a encontrar el éxito, ¿cómo podemos sacar el mayor provecho de este periodo?

Esa es la gran pregunta que constituye un desafío para todos los padres. Ciertamente, no existe ninguna fórmula para lograr una crianza exitosa, pero cada vez hay más evidencia científica de que pequeñísimos actos pueden tener efectos muy positivos en los niños: ¡abrazos y mimos cariñosos!

En su columna dominical del 20 de octubre pasado en el NY Times, Nicholas Kristof se refirió a algunos de estos hallazgos. Por ejemplo, las investigaciones realizadas en ratas muestran que las crías de rata que han sido profusamente lamidas y acicaladas por sus madres están mejor preparadas para enfrentar el estrés. Además, les va mucho mejor cuando se trata de encontrar la salida de los laberintos y, lo que resulta aún más intrigante, muestran diferencias en su anatomía cerebral al compararlas con ratas que fueron menos lamidas y acicaladas por sus madres. En otra publicación de nuestro blog, Florencia López Boo mencionó hallazgos similares: las crías de rata que crecieron con insuficiente lamido y acicalado a la postre muestran mayores niveles de ansiedad y emotividad negativa.

Si estos hallazgos se aplican al género humano, esto significa que los abrazos y mimos ―equivalentes humanos a las lamidas y acicalado de las ratas― pueden preparar a los niños para la vida a largo plazo. Y la evidencia muestra que este es en realidad el caso. Kristof menciona, por ejemplo, un interesante estudio de largo plazo realizado por investigadores de la Universidad de Minnesota, el cual reveló que el apoyo de los padres durante la infancia era tan importante como el coeficiente intelectual para predecir si un niño logrará graduarse de la escuela secundaria. El economista ganador del premio Nobel, James Heckman, también sostiene que durante la infancia el entorno familiar es un importante predictor de las habilidades cognitivas y socioemocionales futuras y que la ausencia de apoyo por parte de los padres puede perjudicar los logros de los niños.

Por lo general, las familias pobres y desfavorecidas tienen menos acceso a recibir apoyo en la crianza de sus hijos. Esto podría llevarlas a desarrollar prácticas de crianza nocivas. Rand Conger de la Universidad de California en Davis lo describe como “El Modelo del Estrés Familiar” (inglés). Según este modelo, las dificultades económicas pueden tener efectos adversos en las emociones, los comportamientos y las relaciones de los padres, y pueden afectar negativamente los esfuerzos que éstos hacen para criar a sus hijos. Esto aumenta el riesgo de que los niños sufran problemas de desarrollo que tendrán consecuencias a largo plazo, las mismas que se reflejarán en los resultados de sus estudios y su vida profesional.

No es ningún secreto que ser padre no es nada fácil, se tenga una situación acomodada o no. Pero para los padres pobres a menudo resulta difícil satisfacer las necesidades de sus hijos. Por lo tanto, ellos deberían, desde el principio, recibir apoyo para saber qué es lo más importante en el desarrollo de sus hijos. Los programas de desarrollo infantil temprano tienen la gran responsabilidad de construir las habilidades necesarias para la crianza y ayudar a las familias a entender cuán importante es la calidad de la relación y las interacciones que tienen con sus hijos cada día. Por ejemplo, dichos programas pueden informar a los padres acerca de la importancia de las pequeñas demostraciones de amor y afecto, como son los abrazos cariñosos. Me gustaría saber más sobre los esfuerzos que se están haciendo en América Latina y el Caribe para trabajar con las familias en esta dirección.

Daniela Philipp es consultora en la División de Protección Social y Salud del BID. Daniela trabaja en las áreas de salud, nutrición y desarrollo infantil temprano.

Recommended Posts
Showing 11 comments
  • VALERIA OYARZO BARRIENTOS
    Responder

    Otras experiencias significativas en este sentido, se realizan en Chile a trávés de los programas del Sistema de Protección Social, específicamente programa “Chile Solidario”, implementado por la ex presidenta MICHELL BACHELET, ahora Secretaria Mujer ONU.
    Son valiosos los esfuerzos que hacen los equipos técnicos para acompañar en este proceso de la crianza, no sólo a los padres, sino a la red social primaria con que, sobre todo, las familias con mayor vulnerabilidad social, cuentan en Chile.

  • Hilda Romero Iruri
    Responder

    Muy interesante el artículo, realmente el estímular al niños con caricias, besos y otros detalles incrementa sua posibilidades de desarrollar más, física, intelectual y emocionalmente, creo que las madres en los posible, el tiempo que puedan, deben estar con sus hijos y en esos pocos minutos aprovechar al máximo para acariñarlos, alabarlos y reconocer sus logros, así estaremos contribuyendo a que desarrollen más y mejor

    • Daniela Philipp
      Responder

      Hola Hilda,

      muchas gracias por tu comentarios. Es cierto lo que dices y es importante no solo para los mamas, sino también para los papas. Es importantísimo que las familias reconocen la importancia de la calidad con sus niños para su desarrollo.

  • alexandra ardila
    Responder

    Mi experiencia personal,la cual ha sido a lado de familias indígenas wuayuu muy pero muy pobres,me sorprende, sus relaciones afectivas,parecen de roble,es verdad les da mucha seguridad y unas formas de supervivencia que no les ha permitido desaparecer.El afecto,el dialogo,el reunirse al lado del fogón a dialogar,y tomarse el tinto en familia,cada mañana amortigua cualquier situación.

    • Daniela Philipp
      Responder

      Hola Alxandra,

      como dices, es la familia dónde aprendemos lo básico necesario para desarrollar y crecer en la sociedad exitosamente. Gracias por compartir tu experiencia con los familias indígenas. Nos muestra que crear un ambiente cariñoso siempre es posible.
      Saludos
      Daniela

  • LILIAN CECILIA ORTIZ SIERRA
    Responder

    Mi experiencia en este sentido está relacinada con la atención a los niños y niñas con discapacidad severa del desarrollo, que se encuentran en situación de proteccion por el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar y estan ubicados en una ONG, en este caso en la que laboro en Cali Colombia. Al realizar masajes sedativos, caricias y estimulación tactil con un fin, y una intención afectiva, las respuestas fisiologicas relacionadas con la disminución del tono muscular, la disminución del dolor, el aumento de los movimientos, y los cambios positivos en la intención comunicativa no se dejan esperar, y dan como resultado niños y niñas mas felices y mas dispuestos a interactuar, y a colaboar con los procesos terapéuticos que se les brinda para el desarrollo de sus habilidades básicas.

    • Daniela Philipp
      Responder

      Hola Lilian,

      gracias por compartir tu experiencia con niños nosotros. Es un ejemplo muy importante. Es cierto que interacciones cariñosos son extremamente importante para el trabajo con personas con discapacidad severa del desarrollo. El impacto que tienen relaciones de buena calidad especialmente grande. Muchas gracias!
      Saludos
      Daniela

  • SENIA GONZALEZ
    Responder

    EXCELENTE ARTICULO, ME PARECE PERTINENTE AUN MAS EN NUESTROS TIEMPOS. ACA EN COLOMBIA EN ESPECIAL EN LAS AREAS CARIBEÑAS SE TIENDE A MINIMIZAR LOS ABRAZOS Y BESOS EN LOS NIÑOS POR TEMOR DE VOLVERLOS ATORTOLADOS. ES UNA LASTIMA, CULPA DE ELLO LA GRAN IGNORANCIA EN ESPECIAL AFECTIVA QUE TIENEN ALGUNOS HABITANTES.

    SI ME PERMITE, ME ENCANTARIA PODER TENERLA A USTED COMO CONFERENCISTA PRINCIPAL,EN LA UNIVERSIDAD PARA LA QUE TRABAJO, A FIN DE LLEVAR ESE PRISTINO MENSAJE A NUESTROS HABITANTES. ESPERO SU RESPUESTA AFIRMATIVA GRACIAS POR SU ATENCION.
    ATTE. SENIA
    psicologia377@hotmail.com

    • Daniela Philipp
      Responder

      Estimada Senia,
      muchas gracias por su comentario. Si voy a estar en Colombia por trabajo me encantaría mucho conocerle y visitarle en su Universidad, muchas gracias por la invitación. Atentamente, Daniela

  • MARIA INES MEDINA M.
    Responder

    Gracias por tan ilustrativo artículo, conduzco un programa radial al medio día, en Huaral una provincia al norte de Lima capital del Perú, la población es mayoritariamente rural por eso uno de los ejes principales es la sensibilización en el trato a los niños en su primera infancia, nuestra sociedad es violenta, y compartimos la importancia que se le debe dar a las habilidades blandas. Con su permiso para poder difundir sus conceptos que serán de ayuda para nuestros oyentes.
    Agradecida por su atención
    Maria Ines

    • Daniela Philipp
      Responder

      Estimada Maria Ines, muchas gracias por su comentario. Me alegro escuchar sobre su trabajo con la sensibilización de los padres para mejorar sus relaciones con sus niños. Por supuesto pueden difundir los artículos de este blog. Fantástico si los conceptos mencionados en este artículo (y desarrollados por diferentes expertos en este tema) le sirve para su trabajo. Esto en realidad es el objetivo de este blog. Muchas gracias!
      Saludos
      Danilea

Dejar un comentario

Contáctanos

Si tienes dudas y comentarios acerca de este blog te puedes comunicar con nuestro equipo y con gusto te ayudaremos.

Start typing and press Enter to search