Santiago tiene 2 años. Su mamá es vendedora ambulante y no puede cuidarlo.  Por eso cada día a las 8 de la mañana  lo lleva al jardín maternal y lo va a buscar a las 6 o 7 de la noche. Esta escena podría estar pasando en Managua, en Buenos Aires, en Tegucigalpa o en Asunción.

Muchas mamás como la de Santiago no tienen la opción de preguntarse  cada día al llegar a la puerta del jardín si las actividades que ahí se realizan son buenas para el desarrollo de sus hijos, si el espacio es lo suficientemente seguro, si la cuidadora tuvo una buena capacitación o si la comida es nutritiva. Sin embargo, los gobiernos de nuestra region sí  tienen el deber de asegurar ciertos niveles mínimos de calidad en la atención que reciben los niños más pequeños. Pero ¿cuáles son esos niveles mínimos?

Con mi colega  María Caridad Araujo organizamos una reunión  de 15 expertos internacionales (sicólogos, economistas y expertos en políticas públicas) para intentar dar una respuesta relativemente simple a esta pregunta. De acuerdo a este grupo de expertos, los seis elementos críticos que definen  la calidad en centros de cuidado para el grupo de 0-3 años de edad en América Latina y el Caribe son los siguientes:

1. La provisión de una alimentación nutritiva, en condiciones óptimas de higiene, saneamiento  y seguridad.

2. La cantidad de niños a cargo de cada maestra/cuidadora  no debería ser mayor a 6  niños por maestra en el grupo de edad de Santiago.

3. La existencia de un sistema que monitorea la calidad con regularidad en todos los centros.

4. Los esfuerzos de capacitación y desarrollo profesional para las cuidadoras y maestras.

5. La calidad de las interacciones entre las cuidadoras y los niños: su frecuencia  e intensidad son probablemente uno de los determinantes mas importantes del desarrollo futuro de un niño.

6. Actividades, materiales de juego y espacios estimulantes.

Así que, en definitiva, no puedo decir que no mandes a tu hijo al jardín si estas seis cosas no se cumplen….claro que no, ya que la mayoría de las veces no existe otra opción (voy a abordar este tema en mi proxima contribución para el blog) … pero tenemos que ser conscientes de los esfuerzos que realizan los organismos a cargo del  cuidado infantil (ministerios de bienestar o desarrollo social, institutos de la niñez y la familia o ministerios de educación) por evaluar en sus agendas de política  cada uno de estos seis  temas; y, más importante, asegurar que se cumplan.

Florencia Lopez Boo, Ferdinando Regalia y Norbert Schady

Norbert Schady y María Caridad Araujo

Recommended Posts
Showing 6 comments
  • Nathyeli Acuña
    Responder

    Me encanta la idea!!! Sólo tengo un comentario, pequeñito, que a lo mejor está incluido en uno de los puntos; es el tema del lenguaje y la diversidad.

    Por un lado, creo que en todos los centros deben tener terapeutas del lenguaje, sobre todo a la edad de Santiago, en donde se determinan muchísimas formas del habla.

    Por su parte, me parece que tener un ambiente diverso en donde los bebés aprendan desde pequeños que existe la diversidad en el género humano enriquece muchísimo la tolerancia y el respeto por los demás.

    • Florencia Lopez Boo
      Responder

      Nathyeli,

      Gracias por tu comentario.

      Efectivamente el tema del lenguaje está incluido en el punto (5). La mayor parte de las interacciones son verbales en este grupo de edad como bien lo remarcas. Sin embargo, creo que exigir que todos los centros tengan un terapeuta del lenguaje puede ser exigente para centros que apenas tienen maestros… pero sí creo que debería existir un buen sistema de referencia a estos terapeutas cuando se detecta algún trastorno del habla.

      Con respecto al punto de la diversidad, este tema está relacionado con la focalización o selección de los participantes de los programas. Hemos visto que en Latinoamérica hay centros donde la diversidad es alta, donde chicos de distintas clases sociales, etnias comparten el aula, pero es verdad que no son la mayoría…asi que concuerdo con vos que hay que seguir trabajando en esta dirección.

      • Nathyeli Acuña
        Responder

        Muchas gracias por tu respuesta.

        Claro, hablar de terapeutas del lenguaje puede ser abordar un tema muy lejano a la realidad, tal vez los maestros también deberían recibir algún entrenamiento en este rubro, digo como parte de la currícula del docente.

        Otra vez, te lo agradezco por la aclaración. Muchos saludos!! y Felicidades.

        • Florencia Lopez Boo
          Responder

          Gracias a vos por el comentario tan pertinente. Y ojala las curriculas en America Latina tengan este tema en cuenta en un futuro no tan lejano.

  • Olga Alarcon
    Responder

    Hola Florencia

    Me parece interesante tú comentario de los 6 puntos, pienso que es importante generar estos espacios que puedan garnatizar el bienestar de los niños. Tal vez si me permites agregaría uno más y es el del trabajo conjunto con la familia, puesto que en las edades tempranas la participación de la familia es fundamental, por la relación afectiva que demanda.

    Hasta pronto y gracias por compartir

    • Florencia Lopez Boo
      Responder

      Hola Olga,
      Como estas? Gracias por tu sugerencia, seguro la tendremos en cuenta en nuestro trabajo. Justamente estamos trabajando en esto esta semana!
      Un abrazo ,
      Florencia

Dejar un comentario

Start typing and press Enter to search