/ 

PASSWORD RESET


REGISTER



Diez elementos para asegurar que estás integrando cuestiones sociales en proyectos de desarrollo

3.69K 0
Diez elementos para asegurar que estás integrando cuestiones sociales en proyectos de desarrollo

En el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), trabajamos para mejorar vidas en América Latina y el Caribe. Realizamos esto a través del apoyo financiero y técnico y a través del avance de la infraestructura, desde la construcción de carreteras, puentes, plantas de energía, hospitales, viviendas, hasta el suministro de agua y mucho más.

Es igualmente de importante en nuestro trabajo lograr el desarrollo de una manera sostenible. No podemos construir una carretera donde la flora o fauna local se vea amenazada a menos que tengamos medidas de mitigación adecuadas. No podemos utilizar las aguas subterráneas para proporcionar suministro de agua a una aldea si su uso indebido genera sequía o contaminación. Y no podemos construir una planta de energía si sus emisiones no están en línea con el compromiso del BID de reducir emisiones y mantener la resiliencia climática.

Confiamos en la Evaluación del Impacto Ambiental para advertirnos de estas posibles cuestiones en los proyectos de desarrollo. Esta evaluación se pone a la disposición de las poblaciones afectadas y las organizaciones no gubernamentales locales antes de que el Banco lleve a cabo su misión de Análisis / Debida Diligencia. Si bien en los países de la región de América Latina y el Caribe (ALC) existen requisitos para la evaluación del impacto ambiental (EIA) a nivel nacional y subnacional, estos generalmente se centran en el entorno físico. Por regla general, los aspectos sociales (por ejemplo, cuestiones de género, derechos de los pueblos indígenas, desplazamiento físico y económico, consultas y participación de las partes interesadas) no se tratan de manera exhaustiva como parte del proceso de evaluación. Entre las deficiencias típicas figuran el centrarse en algunos aspectos, pero ignorar otros; ser excesivamente descriptivo y carecer de un análisis claro o de una base para la toma de decisiones operativas; depender de fuentes de datos secundarias sin trabajo de campo ni recopilación de datos primarios; o realizar las EIS como ejercicios separados e independientes en lugar de integrarlas en la gestión general de los proyectos.

Descarga la nota Evaluacion del impacto social

Descarga la nota : Evaluación del impacto social

El BID ha publicado una nota técnica sobre la Evaluación del impacto social (EIS) para ayudar a fortalecer la evaluación y la gestión de las cuestiones ambientales y sociales. La EIS, tal como se describe en esta nota, está informada por un consenso emergente sobre cómo integrar las cuestiones sociales en los proyectos y en qué consiste una buena EIS.

¿Por qué llevar a cabo una EIS?

La EIS mejora la calidad del diseño y la ejecución de los proyectos de muchas maneras. Algunas de ellas son las siguientes:

  • Evaluación y gestión de los riesgos y beneficios relacionados con el proyecto. Uno de los principales objetivos de la EIS es identificar y gestionar los posibles impactos adversos y maximizar los beneficios del proyecto para las comunidades locales y otros grupos.
  • Comprensión y apoyo local. Al tratar las necesidades y prioridades locales, el proceso de la EIS ayuda a fortalecer la comprensión y el apoyo locales al proyecto.
  • Eficiencia y eficacia en la ejecución de proyectos. Durante la ejecución, la EIS proporciona información y una participación continua de las partes interesadas, lo cual permite una gestión de proyectos adaptable, receptiva y rentable.
  • Evaluación de los resultados e impactos del proyecto. El proceso de la EIS incluye el establecimiento de datos de referencia sólidos, que proporcionen la base y los medios para evaluar los resultados e impactos sociales de un proyecto.

Diez elementos de la Evaluación de Impacto Social

La nota está estructurada en torno a diez elementos claves, que deberían integrarse en la EIS de proyectos de riesgo, escala y complejidad moderados a altos. Estos elementos no se deben aplicar mecánicamente o como un modelo único. La naturaleza y configuración de cada proyecto es diferente, por lo que el proceso de EIS se debe adaptar y aplicar de manera flexible. Los diez elementos de la EIS discutidos en la nota son:

  1. Base legal y normativa. Una EIS debe hacerse con un marco normativo en mente, reflejando tanto los marcos legales del país, como otras normas y estándares aplicables.
  2. Contexto social. El proceso de EIS debe proporcionar una comprensión de los grupos, categorías e instituciones sociales locales, con un énfasis particular en la pobreza, la exclusión social y la vulnerabilidad.
  3. Participación de las partes interesadas. El análisis de las partes interesadas y su participación significativa son elementos esenciales del proceso de EIS, al proporcionar insumos para la toma informada de decisiones (El BID publicó una nota sobre la consulta significativa de las partes interesadas en el 2017).
  4. Beneficios y oportunidades. El proceso de EIS proporciona la base para determinar cómo un proyecto puede beneficiar a las comunidades locales y otras partes interesadas, así como promover apropiación y apoyo al proyecto.
  5. Identificación de riesgos. El proceso de EIS ayuda a garantizar que se identifica cualquier impacto negativo potencial o real que pudiera causar o a los que pudiera contribuir un proyecto.
  6. Indicadores, línea de base y metodología. Tener buenos datos es esencial para monitorear y administrar la implementación del proyecto y para documentar impactos a las partes interesadas.
  7. Diseño e Implementación. Una vez que los riesgos han sido identificados, deben ser gestionados. Esto se hace mediante la aplicación de una secuencia lógica de pasos, conocida como una jerarquía de mitigación.
  8. Informes y planes. Es necesario documentar sistemáticamente los análisis y las consultas realizadas, así como los diversos planes de acción cuando proceda.
  9. Sistema de gestión de proyectos. El proceso de EIS debe proporcionar información no solo para producir estudios e informes, sino también para garantizar que los problemas sociales son administrados adecuadamente, e integrados en los procesos de toma de decisión del proyecto.
  10. Monitoreo, gestión adaptable y evaluación. Se debe establecer un sistema de monitoreo y gestión adaptativa para reflejar las circunstancias cambiantes, demostrar la responsabilidad y contribuir al conocimiento y el aprendizaje.

Estos diez elementos deben estar alineados con las diferentes etapas del ciclo del proyecto, el enfoque a aplicar, las actividades a realizar, así como los productos a entregar a lo largo del proceso. Cuanto antes se inicie la EIS, más fácil será maximizar los beneficios, minimizar el riesgo y añadir valor al proyecto mejorando los diseños y la ejecución.

Descargar la nota : Evaluación del Impacto Social

Descargar el folleto : Evaluación del Impacto Social

El enfoque de esta nota parte del supuesto de que se ha o habrá identificado un patrocinador o proponente del proyecto responsable de su planificación e implementación y que una institución financiera como el BID brindará apoyo financiero y técnico. Tanto quien presta como quien recibe el préstamo tienen requisitos, funciones y responsabilidades complementarias sobre cómo deben tratarse los aspectos sociales en un proyecto.

Nota relacionada: Consulta significativa con las partes interesadas

Leave A Reply

Su dirección de correo electrónico no será publicada.