Tecnología educativa: ¿A favor o en contra de los maestros?

Tecnología educativa: ¿A favor o en contra de los maestros?

Guest Author Infraestructura y Tecnología educativa 6 julio 2018 Comments

“Esta semana he tenido cuatro capacitaciones obligatorias diferentes sobre el uso de las tabletas y el rector me dice que, si no las usamos, nos las van a quitar. Pero no hay internet y la electricidad es inconstante y lo peor es que no he terminado de calificar los exámenes ni de preparar la clase, además de la planeación curricular del año entrante, la presentación de notas finales y una reunión de padres que tuve que aplazar. Sin contar que no sé qué voy a hacer con estos muchachos si no me pasan a la universidad”.

Este testimonio de un profesor de una zona rural de Caquetá, Colombia, con más de 25 años de experiencia, muestra que la razón de los repetidos fracasos educativos con tecnología está frente a nuestros ojos y la ignoramos. ¿Acaso el sentido de la tecnología no es hacerles la vida más fácil a las personas? Si estamos llevando tecnología a las aulas ¿por qué los maestros sienten que su calidad de vida empeora?

Aún con los innumerables tipos de contenidos educativos y de herramientas tecnológicas que han pasado por las aulas de clase y con los billones de dólares invertidos en los últimos diez años, todavía existen fuertes prejuicios hacia la figura del maestro en la aplicación de las tecnologías de la información y comunicación (TICs). Muchas veces se cree que sólo las nuevas generaciones de maestros muestran interés en ellas o que los docentes no tienen las competencias para implementarlas en sus prácticas pedagógicas.

Sin embargo, según mi experiencia, estos prejuicios no son ciertos.

De acuerdo a una encuesta aplicada a 4.440 maestros de Colombia, México y Ecuador que usan la plataforma TOMi.digital (un conjunto de soluciones de software y hardware para maestros), el 70% de los que muestran avance en el uso de TICs están por encima de los 35 años.

Adicionalmente, hemos notado que los esfuerzos de incorporación de las TICs en educación suelen a veces caer en la concepción errada de que un niño aprende más por sí sólo con una computadora en un mes, que con un maestro en un año. Esta visión subestima la figura del docente, presentando la tecnología como una carrera por la sustitución del maestro basada en modelos pedagógicos mal leídos y no como una herramienta que le empodere.

Adiós a los prejuicios, bienvenidas las soluciones

Siendo creador y propulsor de TOMi.Digital, me consta que ya existen soluciones operativas para enfrentar los reales desafíos de la enseñanza con TICs, enfocándonos en una gran misión: mejorar los aprendizajes apoyando la labor del docente. El maestro necesita el apoyo de las TICs para facilitar y mejorar su proceso de planeación, didáctica de aula, evaluación, personalización del aprendizaje, comunicación con los padres, co-creación con otros maestros y promoción de su propio crecimiento profesional.

Además, la realidad nos exige que todo esto no dependa de una conexión a internet y de alta calidad. Herramientas como TOMi.Digital demuestran que es posible apoyar al docente y mejorar los aprendizajes con tecnología en comunidades de bajos recursos sin acceso a internet, facilitando al docente contenidos pedagógicos y también apoyándolo en supervisar la participación en clase, enviar tareas, organizar calendarios y hacer grupos de estudio con docentes alrededor del mundo para compartir experiencias.

Por ese camino queremos seguir avanzando. Démosle la bienvenida a una era de #Maestrosqueinspiran a sus estudiantes apoyados en la tecnología. Mientras esta hace su labor más efectiva, las prácticas pedagógicas se hacen más personalizadas, ubicuas y fundamentadas en los contextos reales donde trabajan. Basta de tecnologías acumuladas en los anaqueles de las aulas que no están pensadas para el maestro, uno de los grandes protagonistas del sistema educativo.


Entrada por Juan Manuel Lopera, CEO Aulas Amigas -TOMi Digital

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *