Copyright © 2018. Banco Interamericano de Desarrollo. Si deseas republicar el artículo, por favor solicita autorización a sph-communication@iadb.org

Por Emma Iriarte.

La guerra contra la malaria ha entrado en su batalla final en Mesoamérica: en el cuerpo a cuerpo. La malaria o paludismo se cobra 450 mil vidas anuales y se transmite por picaduras de mosquito que pueden causar meningitis e infecciones graves, afectando al cerebro u órganos renales. En Centroamérica, los casos de malaria se redujeron por más de 90% entre 2000 y 2015, mientras que en el resto de América Latina disminuyeron un 75%.

Sin embargo, cuando parecía que la derrota final de esta enfermedad estaba al alcance de la mano, saltaron todas las alarmas. El parásito ha recuperado terreno de manera preocupante. Por primera vez en prácticamente medio siglo, los casos de malaria incrementaron en 2016. Según la Organización Panamericana de la Salud (OPS), nueve países (Colombia, Ecuador, El Salvador, Guyana, Haití, Honduras, Nicaragua, Panamá y Venezuela) notificaron un aumento de casos, se registraron 40 mil casos en Centroamérica, y 875 mil en toda América Latina y el Caribe.

Vencer a la malaria caso por caso

El parásito de la malaria, ha demostrado ser un oponente poderoso. Todos los esfuerzos hasta ahora han servido para debilitarlo y aislarlo en puntos geográficos bien delimitados, pero no han sido suficientes para eliminarlo. El 2018 puede ser un año decisivo.

Una nueva iniciativa con socios públicos, privados y organizaciones multilaterales se ha propuesto eliminar completamente la malaria para el 2020 en México, Guatemala, Belice, Honduras, Nicaragua, El Salvador, Costa Rica, Panamá, República Dominicana y Colombia. Pero para ello será necesario perseguir y neutralizar al parásito, uno a uno, donde se encuentre, incluidos los lugares más recónditos. Una batalla cuerpo a cuerpo y casa por casa.

La Iniciativa Regional de Eliminación de la Malaria, administrada por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), cuenta con un presupuesto de 83 millones de dólares para los próximos cinco años. Los socios de esta iniciativa son la Organización Panamericana de Salud (PAHO), la Iniciativa Clinton de Acceso a la Salud (CHAI), el Consejo de Ministros de Salud de Centroamérica (COMISCA) y el Proyecto Mesoamérica. El patrocinio proviene de la Fundación Carlos Slim, la Fundación Bill & Melinda Gates y el Fondo Mundial.

El proyecto buscará detectar uno a uno todos los casos de malaria en los principales focos de transmisión en Mesoamérica, República Dominicana y Colombia, donde se producen 80% de los casos. Toda una red de entomólogos, epidemiólogos, médicos, promotores de salud y voluntarios deberán detectar cada caso en menos de 48 horas y ofrecer tratamiento en menos de 24. Es decir, evitar que el parásito de la malaria permanezca en el cuerpo humano más de 72 horas.

La estrategia consiste en romper el ciclo de transmisión entre humanos en las primeras horas del contagio. El proyecto implicará realizar un gran esfuerzo de formación y capacitación, así como de comunicación entre los ciudadanos que habitan en los principales focos de transmisión para que puedan detectar y tratar con rapidez a cada paciente.

¿Un objetivo ambicioso?

El reto, por un lado, es logístico, pues implicará:

1) La contratación de importantes recursos humanos

2) La distribución, hasta lugares remotos, de insumos médicos como pruebas de laboratorio, mosquiteros, insecticidas y medicamentos

3) La coordinación entre sistemas de trabajo y los gobiernos de cada país

Por ello, el programa será financiado con el mismo modelo de financiamiento basado en resultados que se ha implementado en la Iniciativa Salud Mesoamérica (ISM) y que ha servido para lograr importantes y rápidos avances en salud materna e infantil entre la población más vulnerable de Mesoamérica.

Como administrador general de la Iniciativa, el BID pactará con los países el establecimiento de diez indicadores que evalúen la evolución de las medidas destinadas a identificar los casos de malaria en 48 horas y su tratamiento en menos de 24. El cumplimiento de estos indicadores permitirá a estos países alcanzar el objetivo, y al llegar a cero casos para 2020, recibirán una compensación financiera.

Entre los beneficios de este modelo destacan:

  • lograr impactos de manera colectiva
  • introducir nuevos enfoques técnicos
  • asegurar el apalancamiento de fondos nacionales
  • acelerar el ritmo de las intervenciones
  • analizar datos y usar la información para acciones ejecutables
  • garantizar una red anti mosquitos de medicamentos, personal capacitado y diagnóstico rápido, y que permita tratar los casos detectados en menos de 24 horas

El último esfuerzo por eliminar la malaria va a exigir un seguimiento individualizado. Será una labor titánica, pero las instituciones involucradas estamos determinadas a triunfar y demostrar que sí es posible derrotar a la malaria.

¿Cuál es la situación de la malaria en tu país? ¿Qué medidas se han tomado para combatirla? Cuéntanos en la sección de comentarios o mencionando a @BIDgente en Twitter.

Emma Iriarte es Secretaria Ejecutiva de Salud Mesoamérica y de la Iniciativa Regional de Eliminación de la Malaria. 

Recommended Posts
Showing 3 comments
  • Roy D. Meléndez, DVM, MSc.
    Responder

    Venezuela was the first tropical country in the world were malaria was erradicated from more than 85% of its geographical surface, this awesome fact occurred between 1936 and 1965 thanks to the titanic work of Dr. Arnoldo Gabaldon who make up a national anti malaria team named “Malariology”. The fight against malaria infections was state by state, county by county, village by viĺlage, and house by house. The key process developed by Dr. Gabaldon was to spray insecticides during the day inside houses while mosquitos Anophelines were resting on the walls. For 1970 Venezuela was declared free of malaria cases by the WHO. Sadly, malaria transmision an death of patients has make a huge comeback to Venezuela with more than 150,000 cases on 2017 because all the policies and control methods of this and other diseases were abandoned by the socialist government that rules this country in the last 2 decades.

  • Blanca de Vera
    Responder

    Es importante enseñar a la población de los países más afectados, señalados en la propuesta del BID, ,a prevenir la malaria tomando en cuenta el riesgo de los países donde se ha presentado con mayor incidencia sin olvidar que existen paises con áreas tropicales como la Amazonía en Sud América que no estan lejos de sufrir la enfermedad.
    El BID, la OMS y otras instituciones cuando dicten cursos o Seminarios sobre el tema así como el trabajo realizado en las campañas podrían hacer conocer los resultados a través de los medios de comunicación accesibles a la mayoría de las poblaciones.
    No debemos olvidar que los males son resultado de la falta de atención de los gobiernos que tratan de salir de la situación cuando es grave y deben extremarse mayores recursos técnicos y económicos. Las experiencias que se den en el apoyo que se está realizando merece toda nuestra consideración y el deseo que sea aprovechado por las poblaciones atendidas.

  • Rosa
    Responder

    Buen día, me gustaría saber como participa Venezuela en estos programas ? el estado Bolivar está sumamente afectado por la malaria y sumado a la falta de tratamientos la situación se complica, mis felicitaciones por el empeño para erradicar la enfermedad. Adicionalmente, si hay alguna forma de participar como voluntaria en Venezuela agradecería los contactos, saludos.

Dejar un comentario

Contáctanos

Si tienes dudas y comentarios acerca de este blog te puedes comunicar con nuestro equipo y con gusto te ayudaremos.

Start typing and press Enter to search

salud en mesoamericafactura demográfica