Por Márcia Gomes da Rocha y Francisco Ochoa. 

El Gobierno de Brasil lanzó esta semana el programa Ação Brasil Carinhoso –ABC (Acción Brasil Cariñoso), el cual forma parte del  Plano Brasil Sem Miséria (Plan Brasil Sin Miseria). A partir de una perspectiva de desarrollo infantil integral, este programa buscará garantizar atención, cuidado, estimulación y alimentación adecuados para el pleno desarrollo de la niñez. ABC es un esfuerzo por integrar la Agenda de Derechos de la Niñez en el país.

El Ministerio de Desarrollo Social estima que actualmente 78% de los niños y niñas en situación de extrema pobreza viven en el Norte y Noreste de Brasil. De éstos, 68% son afro-descendientes.

Para revertir esta desigualdad regional y proteger a los niños cuyas familias se encuentran en pobreza extrema, la iniciativa movilizará tres áreas principales: salud, educación y transferencias de ingresos.

En el campo de la salud, serán fortalecidas las acciones de prevención y combate a la anemia mediante la distribución de sulfato de hierro y de suplementos vitamínicos a través la Atención Primaria de Salud y durante los períodos de vacunación. También se suministrará a las familias medicinas gratuitas para el tratamiento del asma, que es la segunda causa más frecuente de hospitalización de niños de menores de 6 años.

En educación, se prevé la ampliación de los recursos que financian programas de alimentación en las guarderías y pre-escolares (es decir, en las instituciones que atienden a niños de hasta 6 años). También se expandirá la capacidad de la red de atención, por medio de la construcción de más de 6.000 unidades escolares hasta el 2014.

A través de la ABC, el Programa Bolsa Familia será ampliado para garantizar que toda familia brasileña con niños menores de 6 años tenga un ingreso per capita de R$70 reales mensuales (U$35), es decir, asegurando que se encuentre por encima de la línea de pobreza extrema.

La perspectiva es que ABC beneficie directamente cerca de 2 millones de familias y 2.7 millones de niños y niñas. El impacto previsto es la reducción de 40% en la pobreza extrema (en todas las franjas etarias) y de 62% de la pobreza extrema entre los niños y niñas menores de 6 años.

Dado que ABC forma parte del Plan Brasil Sin Miseria, esta iniciativa se integra a un conjunto de estrategias que buscan enfrentar la pobreza extrema en Brasil y promover el desarrollo infantil temprano. Otra acción importante en la misma línea y que busca mejorar la atención de la salud materno-infantil es la Rede Cegonha (Red Cigüeña), que se enfoca en la atención del período desde el embarazo hasta los primeros años de vida. En otro post vamos a contarles más sobre esta iniciativa.

Recommended Posts

Dejar un comentario

Contáctanos

Si tienes dudas y comentarios acerca de este blog te puedes comunicar con nuestro equipo y con gusto te ayudaremos.

Start typing and press Enter to search