Durante mucho tiempo, los ríos de las ciudades de gran parte del mundo han sido focos de riesgo por contaminación y deterioro medioambiental. En muchos casos se convierten en cloacas de aguas residuales, y sus veredas son un sumidero de los residuos sólidos de la ciudad, e incluso asentamiento de comunidades marginales con menor poder adquisitivo.

Sin embargo, hoy ya contamos con muchas ciudades que entienden el potencial de sus ríos como ejes esenciales de desarrollo sostenible de todo asentamiento humano; desde su identidad, su conexión al territorio y su papel principal para el proyecto de sus ciudadanos hacia la armonía con su entorno. Estas ciudades han demostrado ser exitosas en la mejora de calidad de vida de sus habitantes, al tiempo que nos enseñan que la cooperación, la participación ciudadana e institucional, el enfoque multidisciplinar, la responsabilidad social y la innovación son claves para abordar el proceso de transformación y poner en valor toda la riqueza y bondades que el río ofrece a la ciudad.

En vista de estas oportunidades de transformación que existen en las ciudades de América Latina y el Caribe, desde hace unos meses la ICES, Findeter y el Ayuntamiento de Valledupar vienen trabajando de la mano con el Grupo Mondragón, una empresa española con más de 60 años de experiencia en actuaciones de desarrollo, inclusión social y empoderamiento de personas. El proyecto consiste en un diagnóstico multidisciplinar e inclusivo con el fin de cuantificar las actuaciones de inversión necesarias para poner en valor la riqueza medioambiental y potencialidad económica que el río Guatapurí ofrece a esta ciudad colombiana.

Diagnóstico de la situación y necesidades de la ciudad

De acuerdo con el Plan de Ordenamiento Territorial 2015 (POT) de la ciudad de Valledupar, el objetivo es “volver a mirar al río Guatapurí como símbolo e hito de la ciudad.” Al centrar la transformación desde el río, la ciudad se abre a su territorio y su río se convierte en nodo de conexión, un corredor ambiental que conecta la ciudad con toda su cuenca.

Valledupar 5Imagen: Claves del diagnóstico de la situación actual del río Guatapurí frente a los objetivos para el plan de ciudad. Fuente: Desarrollo de LKS MONDRAGON

Valledupar 3Imagen: Cuenca del río Guatapurí y su relación al territorio. Fuente: Desarrollo de LKS MONDRAGON

Con base en estas necesidades, existen tres ejes rectores caracterizan el proceso de transformación:

1. Actuaciones de pre-inversión: Reducción del riesgo de inundación para liberar los suelos que faciliten un proyecto de ciudad que le permita volver a mirar al río y sirva de lanzadera del proyecto de transformación desde el desarrollo urbanístico del parque. Un proyecto basado en dos claves: a) participación de la ciudadanía y sus comunidades, y b) cooperación con iniciativas internacionales.

2. Financiación del plan de acción: el proyecto identifica posibles áreas de generación de ingresos que en los paquetes inmobiliarios se definen cómo plusvalías. Estas plusvalías se pueden estructurar para solicitud de la financiación siempre y cuando vayan dentro de plan de desarrollo. El resultado es el desarrollo de un plan urbano cuyas cargas de desarrollo de equipamiento, ecoparque, preinversiones y desarrollos de vivienda social, se equilibren con las plusvalías de los productos inmobiliarios.

3. Empoderamiento de personas: dado que la transformación se desarrolla desde las personas, el proyecto urbanístico va más allá de los potenciales ingresos económicos derivados de los activos inmobiliarios y añade infraestructuras de capacitación y otros activos intangibles basados en la innovación. El proyecto crea espacios de formación ligados a los centros de creación de empresas y centros tecnológicos de desarrollo e investigación social y empresarial enclavados en su territorio y sus comunidades, orientados a crear entornos competitivos a nivel global y atraer nuevas actividades productivas.

Valledupar 4

 

Estos tres ejes resultan en el desarrollo de un Plan de Acción para la ciudad de Valledupar orientado a la eco-restauración del río, contribuyendo a la consecución de los objetivos del “proyecto Ciudad” reflejados en el POT 2015.

Dicho plan de acción pretende ser moderno, multidisciplinar y sostenible, capaz de contribuir al desarrollo económico del municipio. Contempla el diseño e implementación de ciclorutas, de corredores ambientales y corredores verdes que conecten el río y lo articulen con la ciudad, buscando promover los usos de conservación, uso y disfrute del espacio público. Además, el plan busca generar en la población de Valledupar un nuevo polo de desarrollo para la ciudad y el turismo, volviendo a traer las miradas y dándole el lugar representativo que el río Guatapurí se merece.

A través del empoderamiento de personas, de la restauración de activos y recursos urbanos en sintonía con su entorno natural y aunado con una rigurosa planificación urbanística y medioambiental, creemos que es factible y rentable impulsar actuaciones de planificación y transformación socio-económica, no solo en Valledupar, sino también en otras ciudades de la región.

¿Te interesa conocer más sobre el potencial de los ríos para la transformación socio-económica de las ciudades? Acompáñanos este miércoles 9 de septiembre en un Brown Bag Lunch donde el equipo de LKS del grupo Mondragón “Humanity at Work” presentará el enfoque metodológico y los resultados del trabajo realizado en Valledupar. Más información sobre el evento aquí.

Lander Jiménez Ocio es director del departamento de Desarrollo Sostenible de la cooperativa LKS de MONDRAGON donde se engloban los servicios de asesoría al Cambio Climático, políticas de cooperación y desarrollo sostenible y edificación sostenible.  Como ingeniero Civil y Medio Ambiental, Charter (EC UK) y Euro Ingeniero por (FEANI), ha desarrollado sus casi 20 años de dilatada carrera académica y profesional en distintas partes de Europa, África, América y Asia.  Con experiencias destacables con asentamientos informales en Kenia (2000)con HABITAT (UNCHS), trabajos de Adaptación al Cambio Climático en India y Reino Unido(2001-2009), así como análisis de vulnerabilidad y riesgos de procesos de operación y ciclo del agua.  También estrategias de acceso a fondos de Lucha al Cambio Climático (2009-2015), inventarios de emisiones y estrategias de mitigación.  Adicionalmente, ha escrito varios artículos sobre gestión de riesgos ambientales y ha sido profesor externo en las Universidades de Sunderland, Newcastle y en el Centro de Desarrollo Directivo y Cooperativo OTALORA.