Una llamada al desarrollo: cuando un teléfono puede aliviar la pobreza

TELEFONO CALL

English

Mientras el mundo de la tecnología está inmerso en un frenesí de especulación sobre las potenciales características nuevas del próximo iPhone, que sería lanzado a fines de septiembre, un simple teléfono móvil con funciones básicas está teniendo un impacto significativo como herramienta para aliviar la pobreza en el mundo en desarrollo.

Cuando se trata de los sectores de bajos ingresos, la telefonía es la tecnología de la información y las comunicaciones (TIC) con mayor penetración e influencia. Programas innovadores en América Latina han demostrado que un simple mensaje de texto SMS puede ayudar a un productor de papas en Honduras a negociar un mejor precio con el mayorista, o ser la fuente de información sobre oportunidades laborales para una joven desempleada en Perú.

Los teléfonos móviles, un canal para mejorar el acceso a la información y las comunicaciones, se están usando en países en desarrollo para permitirles a personas con bajos ingresos realizar trámites como abrir una cuenta bancaria y así tener acceso a operaciones bancarias básicas que mejoran su calidad de vida. O pueden adquirir destrezas a través de aplicaciones diseñadas con fines educativos, donde hay disponibles teléfonos inteligentes. A medida que los teléfonos inteligentes se vuelven más accesibles en los países en desarrollo, es probable que personas de menores recursos pronto puedan comprarlos.

Sin embargo, usar un teléfono inteligente requiere de acceso a Internet, que aún es bajo en términos de penetración global; la mayoría de los usuarios de Internet están ubicados en países industrializados y los segmentos más prósperos de la población de los países en desarrollo. La telefonía celular, por su parte, ha surgido como la TIC más importante para los países de bajos ingresos, y como puerta principal para un mayor acceso y uso de las TIC. Entre sus numerosos beneficios se destaca el hecho de que la infraestructura de telefonía celular se puede instalar sin necesidad de llegar a desplegar la vasta red de cables que requiere la telefonía fija.

El uso de teléfonos móviles tiene beneficios económicos tangibles: mejora la eficiencia de los mercados agrícolas y laborales, así como el bienestar de productores y consumidores. El acceso de bajo costo a una mayor y mejor cantidad de información, y con más rapidez, puede ayudar a familias de bajos ingresos a encontrar oportunidades económicas y sociales.

Estos efectos pueden ser particularmente notables en lugares donde los teléfonos móviles son la primera infraestructura moderna de telecomunicaciones de cualquier tipo. Las zonas rurales de los países en desarrollo tuvieron el menor acceso a las tecnologías de telecomunicaciones antes de la introducción de los teléfonos celulares, que ahora se están adoptando a un ritmo vertiginoso. De esta forma, la telefonía móvil está funcionando como un “puente digital” que ayudará a reducir la brecha de conectividad que separa a los países en desarrollo de otros que cuentan con una infraestructura de líneas fijas más desarrollada. Se prevé que esta brecha se reduzca cada vez más.

En zonas rurales, un mayor acceso a teléfonos celulares y las aplicaciones y servicios que llevan aparejados puede tener efectos especialmente importantes sobre la pobreza. En muchos países en desarrollo, los mercados están dispersos y la infraestructura de comunicaciones es precaria. Al mejorar el acceso a la información, las TIC pueden contribuir a que los mercados funcionen de forma más eficiente, y a aumentar los ingresos y reducir los precios al consumidor.

En América Latina, este potencial ha sido ilustrado por programas innovadores y exitosos para aumentar la rentabilidad de los productores agrícolas en Colombia y Honduras, como fue explicado en la publicación del BID Conexiones del desarrollo. Durante años, los programas de apoyo a productores agrícolas y pequeños productores se han concentrado en brindar asistencia técnica, créditos e inversión en obras de infraestructura. Sólo en contados casos las intervenciones se han concentrado en reducir las brechas de información entre productores agrícolas y mercados que permiten que intermediarios y mayoristas saquen ventaja de las asimetrías.

Gracias a las TIC, los productores agrícolas hondureños están en una mejor posición para negociar los precios de sus productos y obtener un mayor rendimiento. Productores de vegetales asistidos por el programa Entrenamiento y Desarrollo de Agricultores (EDA) han servido de muestra representativa de los productores agrícolas de Honduras. Los agricultores recibieron mensajes de texto SMS que informaban los precios de mercado de cultivos de alto valor en los mercados de Tegucigalpa y San Pedro Sula. A continuación, se les preguntó a esos productores sobre los beneficios de contar con información sobre los precios. Más de 90% de los productores encuestados respondieron “sí” cuando les preguntaron si el haber recibido esa información les había servido de algún modo. En seis de nueve cultivos, los agricultores que recibieron información sobre los precios de mercado a través de mensajes SMS redujeron sus diferencias de precios frente a los precios promedio del mercado, en comparación con productores que no recibieron los mensajes SMS. Los agricultores con acceso al servicio de mensajes SMS dijeron haber obtenido precios 12,5% mayores, en promedio, gracias a que dispusieron de mejor información del mercado.

En Perú, un estudio analizó los efectos de la instalación de teléfonos públicos en pueblos aislados de zonas rurales, para identificar los efectos de las tecnologías de telecomunicación en la productividad agrícola y el trabajo infantil. El estudio aprovechó un experimento cuasi natural, en el que el gobierno peruano, a través del Fondo para Inversiones en Telecomunicaciones (FITEL) instaló al menos un teléfono público (satelital) en 6.296 pueblos rurales que anteriormente no contaban con servicios de comunicación (ni por línea fija ni por telefonía celular). Los principales resultados de este estudio indican que el precio recibido por kilogramo de producto agrícola aumentó 16% tras la instalación de los teléfonos, mientras los costos agrícolas disminuyeron 23,4%. Juntos, estos efectos implican un aumento de 19,7% en la productividad agrícola. Además, a medida que aumentó el ingreso familiar, disminuyó la necesidad de que los niños trabajaran en el campo, lo que generó una disminución del trabajo infantil y del trabajo agrícola infantil de 32% y 26,3%, respectivamente.

En otro estudio que intentó establecer un vínculo entre el acceso a los servicios telefónicos y el ingreso familiar en Perú, los resultados mostraron que la disponibilidad de un teléfono público rural en aldeas o pueblos aislados estuvo asociado con un aumento de aproximadamente 20% en el ingreso per cápita, un incremento de 16% en el ingreso per cápita no agrícola, y un aumento de 18% del ingreso per cápita agrícola.

Vivir en la pobreza no solo significa no tener suficiente dinero para comprar bienes y servicios valiosos, sino que también significa carecer del acceso a los recursos necesarios para escapar de la pobreza y garantizar el bienestar. El acceso a la información, a través de algo tan sencillo como una llamada telefónica o un mensaje de texto, puede permitir que los pobres usen sus propios conocimientos y fortalezas para escapar de las trampas de la pobreza.

Print Friendly, PDF & Email

El Autor

Research Department

El Autor

Research Department

5 Comments

Add a Comment
  1. Analisis real, concreto de los beneficios logrados y que pueden lograrse a traves de uso de las nuevas tecnologias, aplicadas con sentido social y brindando la posibilidad de acceso, desde el simple celular, a las poblaciones rurales y sectores mas vulnerables. Felicitaciones.

  2. No olvidar que el teléfono ya sea móvil o satelital,requiere una fuente de energía eléctrica para cargar periódicamente su batería. Pero los más pobres en América Latina están entre las 30 millones de personas que no tienen acceso a energía eléctrica. Por eso es tan importante proveer acceso eléctrico al 100% de las personas ( objetivo 7 de los ODS que aprobará la Asamblea General de NNUU este año).

  3. La tecnología es muy buena, en el Perú ya se viene dando este sistema,conocer el precio de los productos en el Mercado MAYORISTA es importante, el tema es que dichos mercados ponen el precio( es decir lo que les viene en gana), los agricultores no están en capacidad de poner el precio, así que no es solo tecnología, también es POLÍTICA DE ESTADO.

  4. La telefonía móvil nos prepara para afrontar los retos del desarrollo y superar la pobreza. Establece un entramado de relaciones con la propuesta de desarrollo vigente y abre una ventana de oportunidad para acercarnos desde cualquier rincón de cualquier territorio a sus potenciales beneficios y también a sus excesos! Una política de acceso y control, con “sentido”, respetuosa de los derechos humanos, transforma el teléfono como mencionan los autores, en un arma poderosa de lucha contra la pobreza. Se podrían citar en estos espacios, innumerables experiencias que dan cuenta de ello.

  5. Siempre y en toda circunstancia deberá estar llena de peces en perfecto estado de salud, con lo que
    es mejor contar con de un par de baterías de venta bien atendidas y llenas,
    que 4 en desorden, sucias y con la mitad de los acuarios vacíos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ideas que cuentan © 2016