/ 

PASSWORD RESET


REGISTER



México vs el cambio climático: acciones locales contribuyen en metas globales

1.35K 0

México es un país líder en la consolidación de la agenda de cambio climático en América Latina y el Caribe. Es el único país en el mundo con cinco comunicaciones nacionales aprobadas y una sexta presentada y en proceso de revisión, una ley general de cambio climático desde el 2012 y la ejecución de dos programas especiales de cambio climático desde el 2010. México lo tiene todo pero aun así los impactos del fenómeno no dejan de acechar.

El mundo se está transformando. Un informe de la NASA resalta que en los últimos diez años se han registrado los años más calientes. El aumento de la temperatura del planeta en los próximos 30 años podría llegar a un aumento de 5 grados centígrados, lo cual es considerado como un punto de no retorno, en donde, la tierra podría convertirse en un lugar muy hostil.

Investigadores del Servicio Forestal de los Estados Unidos afirman que el cambio climático tendrá un impacto sustancial sobre la cantidad de incendios forestales, aumentando tanto la superficie afectada, como la cantidad de incendios forestales que se presentarán en todo el planeta, incluyendo México.

Existe un lugar muy especial en México en donde estos impactos influyen en la calidad de vida de los habitantes. Estamos hablando del estado de Jalisco, más precisamente de la comunidad de Ahuisculco, donde sufren de manera más directa los impactos del cambio climático.

Ahuisculco es una pequeña comunidad de más de dos mil habitantes, ubicada a 1.340 metros de altura sobre el nivel del mar y a tan solo 40 kilómetros de la ciudad de Guadalajara. Se caracteriza por su ímpetu y su compromiso con el medio ambiente. En el año 2015, un plantón pacífico tomó lugar en frente del congreso, lo que logró prohibir la instalación de tanques para procesar melaza ya que dañarían las fuentes de agua potable proveniente de manantiales. La mayoría de la comunidad se movilizó y esta manifestación marcó historia.

Desde antes de este hecho histórico que puso a Ahuisculco en boca nacional, su comunidad ha visto los beneficios que trae consigo cuidar el medio ambiente. El bosque La Primavera en conjunto con la sierra de Ahuisculco, son el pulmón de Guadalajara ya que se beneficia del aire puro que estos brindan. Desafortunadamente, La Primavera — área natural protegida— sufre los impactos del cambio climático y se ve amenazada por sus causas.

Una brigada llamada “Los Pumas de Ahuisculco” atiende la problemática de casi todos los problemas de la comunidad. Principalmente es una brigada forestal creada para actuar cuando inicia la temporada de incendios. Pero también realizan la colecta de semillas, cercan los campos de la sierra, efectúan tareas de albañilería, desazolvan los arroyos y prestan servicios a la comunidad.

Compuesta por habitantes locales, estos héroes poseen el gran conocimiento de la región. Una cooperación técnica generada a través de una alianza entre Fundación Ecológica Selva Negra y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) tiene la suerte de tener en su equipo de trabajo esta brigada. Ellos, tienen la misión de enseñarnos todo sobre la sierra de Ahuisculco.

Junto con la brigada forestal, el equipo técnico del BID y otros actores locales esperamos contribuir al objetivo de deforestación cero que tiene México para el año 2030. Con ellos, estamos trabajando en la restauración y conservación del bosque La Primavera que está sufriendo una fuerte presión de deforestación y un proceso de degradación forestal y de suelo severo.

Hoy, con más de 30 mil árboles reforestados, el apoyo del gobierno del estado de Jalisco, el trabajo de la Fundación Ecológica Selva Negra y el apoyo del BID, estamos más cerca de apoyar la política nacional de cambio climático a través del impulso en acciones de mitigación y adaptación al cambio climático. La sostenibilidad del proyecto se basa en las alianzas con todos los actores involucrados, el compromiso y el fortalecimiento de la comunidad.

Comunidades como la de Ahuisculco pueden cambiar el curso de una región. Debemos reconocer que los bosques manejados por pueblos indígenas y actores locales nos ayudan a prevenir la deforestación, preservando sus ecosistemas. Con México a la vanguardia mundial en la lucha del cambio climático, podemos contribuir a la generación de comunidades resilientes que apoyen en la consecución de objetivos nacionales y pongan al país en la delantera de un problema mundial.

 

Les dejamos el resumen de las acciones realizadas en Ahuisculco en este video. 

Leave A Reply

Su dirección de correo electrónico no será publicada.