Post Peru

Durante la semana del 21 de octubre, el Ministerio de Desarrollo e Inclusión Social (MIDIS) de Perú dedicó a la Primera Infancia su destacado evento anual, la Semana de la Inclusión Social. Una señal del enorme compromiso del Perú con la primera infancia es que el evento fue inaugurado por el propio Presidente de la República y las ministras de Desarrollo e Inclusión y Social, Salud, Educación y de la Mujer y Poblaciones Vulnerables.

Tanto el Presidente Ollanta Humala como Mónica Rubio, la ministra de Desarrollo e Inclusión Social, destacaron en sus discursos todos los esfuerzos que el Perú ha emprendido en los últimos dos años para brindar a los niños peruanos un mejor arranque desde el inicio de la vida, así como los desafíos pendientes. Y es que estos no son temas menores.

Con la creación del MIDIS y del Programa Nacional Cuna Más, Perú ha dado pasos muy importantes en lo que se refiere a la atención de la primera infancia. Y esto requiere un gran liderazgo político y estratégico. No es coincidencia que muchos países del mundo estén observando con atención la experiencia peruana de los años recientes.  Quiero destacar tres de las iniciativas emprendidas:

1. Uno de los ejes de la Estrategia Nacional Incluir para Crecer es precisamente el desarrollo infantil temprano. El país ha avanzado en la preparación de los Lineamientos para la gestión articulada intersectorial e intergubernamental orientada a promover el desarrollo infantil temprano, que ofrecen un mapa de los elementos críticos de la atención integral a la primera infancia. Un elemento crucial de estos Lineamientos es que buscan articular las atenciones alrededor de las necesidades de los niños desde la gestación hasta los 5 años de vida. Es decir, ponen a los niños al centro y a las prestaciones públicas de los diferentes niveles de gobierno y de distintos sectores en función de las necesidades de ellos. Este es un planteamiento revolucionario en la forma de abordar las necesidades de la infancia en el Perú.

2. El Programa Nacional Cuna Más ofrece servicios de cuidado diurno a más de 55 mil niños menores de tres años, hijos de madres trabajadoras, en zonas urbano marginales de Perú. En estos dos últimos años, el Programa se ha tomado en serio un tema complejo, el de la calidad de los servicios de cuidado. Hay una serie de iniciativas en marcha que buscan mejorar el equipamiento de los centros, capacitar al personal en un nuevo modelo pedagógico que guíe las actividades de los niños, reorganizar aspectos administrativos de la provisión de los servicios, y mejorar las competencias de quienes se encargan de atender a los niños. El Programa está mejorando sus estándares y desarrollando un sistema para monitorearlos y mejorarlos. En otras palabras, se está construyendo un sistema de aseguramiento de la calidad del servicio. Este video describe la propuesta de los servicios de cuidado diurno del Programa.

3. También el Programa Nacional Cuna Más ha creado una nueva modalidad de atención focalizada en los distritos rurales más pobres del país: el acompañamiento a familias. Mediante sesiones semanales conducidas por personal comunitario debidamente capacitado, se espera fortalecer en las familias peruanas mejores competencias parentales que estimulen el aprendizaje y el desarrollo de los niños. En la implementación de esta iniciativa, destaca la atención que ha prestado el Programa a desarrollar una intervención que, tanto en su operatividad como en su contenido, sea pertinente  en el Perú rural.

Como lo comentaba Florencia hace unos días en este blog, persiste un enorme el desafío de cerrar las brechas en nutrición y desarrollo que se han documentado en el Perú. Con motivo del segundo cumpleaños del MIDIS, queremos unirnos al reconocimiento de los avances que se han podido lograr en estos años.

Recommended Posts

Dejar un comentario

Contáctanos

Si tienes dudas y comentarios acerca de este blog te puedes comunicar con nuestro equipo y con gusto te ayudaremos.

Start typing and press Enter to search