Por Lindsay Adams

panamasq2

El Enfoque Sistémico para Lograr Mejores Resultados en Educación (SABER, por sus siglas en inglés) es una iniciativa reciente de la Red de Desarrollo Humano del Banco Mundial para caracterizar los sistemas educativos, las políticas y los programas de distintos países. Esta iniciativa, llevada a cabo con la cooperación de los gobiernos, es una herramienta de diagnóstico cuyo objetivo es evaluar los sistemas educativos actuales de los países e identificar las áreas que necesitan mejoras. El programa de trabajo abarca más de una docena de campos de políticas que componen un sistema educativo, de los cuales  el desarrollo infantil temprano es uno, y se lo conoce como SABER-ECD (por sus siglas en inglés).

El marco para la propuesta SABER-ECD fue desarrollado sobre la base de una amplia revisión de la evidencia, a fin de determinar qué políticas son las más importantes para el desarrollo infantil. Este marco identifica tres objetivos que todos los sistemas deben intentar lograr: el Establecimiento de un Entorno Propicio, una Amplia Implementación y el Control y Aseguramiento de la Calidad. Por cada objetivo se presentan tres herramientas que pueden ayudar a alcanzarlos. Estas herramientas son, para el Establecimiento de un Entorno Propicio: Marco Legal, Coordinación Intersectorial y Finanzas; para que exista una Amplia Implementación: Alcance de los Programas, Cobertura y Equidad; y para el Control y Aseguramiento de la Calidad: Disponibilidad de Datos, Estándares de Calidad y Cumplimiento de los Estándares.

En cada país se recopilan datos sobre la situación actual de estos objetivos y herramientas a través de entrevistas con los expertos locales y de la evaluación de leyes, informes estadísticos y otros documentos. En el Departamento de Educación de la Red de Desarrollo Humano del Banco Mundial (con sede en Washington), el Equipo de SABER-ECD analiza y difunde estos datos. Se establece un estándar de comparación por cada herramienta y cada objetivo del sistema del país de acuerdo a su nivel de desarrollo: Avanzado, Establecido, Emergente o Latente. Este estándar de comparación facilita la identificación de posibles áreas de mejora y de los logros del país. El sistema de clasificación SABER-ECD no cataloga a los países según una puntuación global. Más bien tiene por objeto compartir información sobre las maneras en que los distintos sistemas de DIT afrontan los mismos desafíos con respecto a las políticas y hacen posibles las comparaciones de los sistemas entre países. Los informes incluyen estudios de caso sobre los programas exitosos y también las políticas adoptadas en otros países que podrían aportar con ideas útiles para los gobiernos que enfrentan desafíos similares.

Las conclusiones del informe de país recogen el carácter integral de los sistemas de DIT y ofrecen recomendaciones que pueden ser útiles para los funcionarios gubernamentales y socios de desarrollo al momento de desarrollar y enfocar sus intervenciones. Por ejemplo, un informe de país podría determinar que las leyes para promover la salud y la nutrición de mujeres y niños son firmes, pero el marco normativo no es el adecuado para promover la matrícula en preescolar. Un país puede tener una amplia gama de programas de nutrición, salud, educación y protección social, pero dichos programas podrían no ser accesibles a los ciudadanos más pobres que viven en zonas rurales. Un país podría contar con un plan de estudios preescolares basado en la evidencia, pero podría no recopilar datos suficientes para monitorear el desarrollo infantil integral. Si bien un informe de país puede ofrecer mucha información útil, existen limitaciones a lo que puede lograrse con un informe en vista de que el marco actual de la propuesta SABER se centra más en la intención de las políticas que en su implementación real.

Muchos gobiernos están dispuestos a implementar la herramienta SABER-ECD en sus países, lo que refleja un creciente reconocimiento de la importancia que tiene para el desarrollo social y económico de un país contar con sistemas sólidos para la primera infancia. Joan Lombardi, experta internacional en sistemas de DIT, dice:

SABER es un gran paso adelante en el campo de la primera infancia debido, al menos, a tres razones . En primer lugar, establece un conjunto claro de políticas integrales que mejorarán las condiciones de los niños y promoverán su desarrollo en todos los sectores. En segundo lugar, proporciona tanto un mecanismo para la recopilación de datos sobre los niños de un país, como un marco sistemático para el análisis de políticas. En tercer lugar, establece un proceso mediante el cual podemos comenzar a mirar las políticas de los distintos países y a aprender de las que han tenido más éxito en el mundo.

Actualmente, el sistema SABER-ECD se está implementando en más de cuarenta países de todo el mundo. En América Latina y el Caribe, el análisis del sistema SABER-ECD se ha completado en Colombia. La recopilación de datos ha empezado en Jamaica y Belice. En 2011 el Banco Mundial llevó a cabo un análisis de la situación utilizando herramientas SABER-ECD adaptadas para Belice, Costa Rica, República Dominicana, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua y Panamá.

Lindsay Adams es consultora del Banco Mundial en temas de educación infantil. Antes de trabajar para el Banco lo hizo para fundaciones de apoyo al desarrollo social y los derechos humanos en Medio Oriente. 

Recommended Posts
Showing 2 comments

Dejar un comentario

Contáctanos

Si tienes dudas y comentarios acerca de este blog te puedes comunicar con nuestro equipo y con gusto te ayudaremos.

Start typing and press Enter to search