Si bien hay quienes argumentan que la desigualdad a nivel mundial—las diferencias de ingresos entre los países más pobres y los más ricos—ha disminuido en las últimas décadas, la disparidad de bienes y oportunidades a nivel doméstico y, especialmente, a nivel urbano es hoy en día una realidad sumamente preocupante.

Economist Inequality

A medida que nuestras ciudades crecen en extensión y densidad, el acceso al empleo, educación, información y tecnología se vuelve cada vez más competitivo. De acuerdo con un estudio de The Economist, la desigualdad—medida a partir del coeficiente Gini—es una tendencia en aumento y constituye uno de los mayores retos de nuestra generación. Por ejemplo, países como Estados Unidos y China registran incrementos de 30% y 50% respectivamente en relación a la década de los ochenta.

A pesar de haber reducido sus niveles de pobreza en la última década, América Latina y el Caribe sigue siendo una de las regiones más desiguales del planeta. Una encuesta reciente desarrollada por ONU-Hábitat, la Red Latinoamericana por Ciudades y Territorios Justos, Democráticos y Sustentables, la Fundación Avina y CAF (Banco de Desarrollo de América Latina) revela que en 10 ciudades de la región la mitad de sus habitantes perciben que la desigualdad ha aumentado en los últimos cinco años, y tiene un impacto negativo sobre su calidad de vida y sobre la seguridad.

Grafica 2

Pero la desigualdad no es solo un problema de ingresos. Por un lado, existe un factor territorial: más del 30% de los latinoamericanos vive en asentamientos informales que carecen de servicios básicos de infraestructura o habitan terrenos irregulares con alto riesgo de inundaciones y deslizamientos. Por otro, existe un factor ambiental: en términos generales los más pobres se encuentran más expuestos a la contaminación ambiental, son más vulnerables ante los fenómenos naturales y muchas veces carecen de las condiciones mínimas para adaptarse a estas circunstancias.

Para Michael Sorkin, Director del Programa de Diseño Urbano de la Universidad de la Ciudad de Nueva York (CUNY), hablar de sostenibilidad urbana sin hablar de equidad es obviar una parte muy importante del problema, y una fuente importante de soluciones para el mismo. Este argumento surgió como parte de la discusión de un panel de expertos integrado por Ellis J. Juan, Coordinador General de la Iniciativa de Ciudades Emergentes y Sostenibles (ICES); Timothy Docking, Líder de Mercados Emergentes de IBM y Abha Joshi-Ghani Directora del programa de Conocimiento y Aprendizaje del World Bank Institute quienes compartieron diversas perspectivas sobre desarrollo urbano durante el lanzamiento de la última edición de la revista Americas Quarterly titulada “Nuestras Ciudades, Nuestro Futuro: Haciendo a las Ciudades más Saludables, Verdes y Sostenibles.” La discusión estuvo moderada por Christopher Sabatini, editor en jefe de esta publicación.

Michael Sorkin

Ellis J. Juan y Michael Sorkin en el lanzamiento de la última edición de Americas Quarterly 

Uno de los temas centrales de este volumen de Americas Quarterly y un elemento que enmarcó la discusión durante su lanzamiento es la posibilidad de incluir a los más pobres en este debate sobre la sostenibilidad. En otras palabras, ¿cómo podemos trabajar de la mano con los gobiernos locales para diseñar ciudades en las que la sostenibilidad se convierta en una herramienta de progreso e inclusión social?

Para Joshi-Ghani, cualquier solución a la crisis de recursos que actualmente enfrentamos debe partir de tres premisas fundamentales: ser equitativa, inclusiva y verde. Docking y Juan coincidieron en la importancia de emplear la tecnología para hacer frente a las disparidades urbanas: a medida que la tecnología se hace más accesible a los ciudadanos, estos podrán participar de forma mas activa en la solución y el monitoreo de sus problemas. Finalmente, para Sorkin, el ámbito lógico y más democrático para hacernos responsables y distribuir equitativamente nuestro impacto ambiental es a nivel urbano, y no a nivel nacional o a escala mundial.

AQ-Panel

Timothy Docking, Abha Joshi-Ghani y Christopher Sabatini discuten cómo hacer de las ciudades una herramienta de inclusión social

Hacer de las ciudades una plataforma para promover la equidad es precisamente el objetivo del Foro Urbano Mundial de ONU-Hábitat, evento que este año reunirá a más de 10.000 organizaciones y cerebros urbanos en Medellín, Colombia a fin de discutir ideas, mejores prácticas y políticas para el desarrollo de ciudades más sostenibles e inclusivas. El tema central del Foro es cómo crear “Ciudades para la Vida,” un modelo que plantea repensar las ciudades desde las necesidades, identidades, aspiraciones y ritmos de vida de los más pobres para crear condiciones que mejoren la calidad de vida y el acceso a oportunidades para todos en igual medida.

Medellín—ciudad que a principios de los noventa era catalogada como la más violenta del mundo—fue seleccionada como la sede este encuentro mundial a partir de su éxito en la implementación de este enfoque. La creación de espacios públicos como parques, centros deportivos y bibliotecas en los barrios más pobres de la ciudad y la incorporación del Metrocable como medio de inclusión social son solo algunas de las innovaciones que ayudaron a reducir el clima de violencia y las fuertes divisiones sociales que existían en esta ciudad colombiana. Como resultado de estas políticas, en tan solo dos décadas Medellín ha pasado del miedo a la esperanza, y de la esperanza a la vida, convirtiéndose en una referencia urbana de gran relevancia dentro y fuera de la región.

Blog Post

Evolución y tasa de homicidios por cada 100.000 habitantes en Medellín

Ciudades como Medellín promueven una visión más holística del desarrollo urbano sostenible, una que trasciende los límites del crecimiento económico para incluir valores como la cultura ciudadana, la democratización de los espacios públicos y el uso de creatividad, la tecnología y la innovación al servicio de todos los ciudadanos.

Este año la Iniciativa de Ciudades Emergentes y Sostenibles (ICES) formará parte de este debate en el marco del Foro Urbano Mundial con un evento titulado “Construyendo Equidad Urbana en las Ciudades Latinoamericanas.” Dicho evento tendrá lugar el miércoles 9 de abril de 2014 y contará con la presencia de expertos de Findeter, ETH-Zurich, Gehl Architects y la Rede Nossa São Paulo quienes compartirán su experiencia de la mano de ICES en el diseño, financiamiento y monitoreo de intervenciones que promueven la equidad urbana y la sostenibilidad en la región.

— Ingresa aquí para escuchar la discusión completa durante el lanzamiento de Americas Quarterly. Esta edición incluye un artículo de Ellis J. Juan sobre el rol del BID en el diagnóstico y movilización de fondos para el desarrollo de soluciones urbanas, y otro artículo de Horacio Terraza sobre la importancia de diseñar políticas para mitigar y adaptarse a los efectos de las inundaciones que enfrentan muchas ciudades de América Latina y el Caribe.