Copyright © 2017. Banco Interamericano de Desarrollo. Si deseas republicar el artículo, por favor solicita autorización a sph-communication@iadb.org.

Por Mila Ferrer.

Hace 11 años, a mi hijo menor, que en ese entonces tenía tan solo 3 años, le diagnosticaron Diabetes tipo 1. Hoy, con muchas experiencias acumuladas y gracias a la constante necesidad de educarnos más para poder cuidarle y empoderarle de la mejor manera, sabemos que, con la debida capacitación, con perseverancia y mucha paciencia, podemos llevar vidas plenas y felices.

En el Día Mundial de la Diabetes, me gustaría compartir algunos datos que ayudan a entender mejor este tipo de Diabetes:

1. La Diabetes tipo 1 es una condición autoinmune que ocurre cuando el sistema inmunológico de la persona ataca y destruye, por equivocación, las células productoras de insulina en su páncreas. Esto hace que el cuerpo deje de producir insulina. La insulina es una hormona necesaria para convertir el azúcar en la sangre (glucosa) en fuente de energía para nuestro cuerpo. Sin insulina NO podemos vivir.

2. Este padecimiento requiere tratamiento durante toda la vida. Las personas con Diabetes tipo 1 necesitan administrarse insulina diariamente para reemplazar la insulina que su cuerpo ya no produce, ya sea con múltiples inyecciones diarias o a través de una bomba de insulina. La insulina NO es una cura.

3. El paciente con Diabetes tipo 1 debe medir su nivel de glucosa mínimo 6 a 8 veces por día. Esto se hace para que podamos saber cómo va el tratamiento y determinar si es necesario hacer algún ajuste.

4. Esta condición NO está relacionada al consumo de azúcar o a la falta de actividad física, y NO se puede prevenir. (No te aflijas, sigue leyendo hasta el final para descubrir el lado esperanzador de todo esto).

5. La Diabetes tipo 1 se diagnostica en personas de todas las edades, pero es más común entre niños, adolescentes y adultos jóvenes. Por esta razón, antes se conocía como Diabetes juvenil. Pero este término ya no se utiliza, pues cada vez son más los diagnósticos de Diabetes tipo 1 en adultos y más del 80% de los pacientes son mayores de 20 años.

6. En los Estados Unidos hay 30 millones de personas con Diabetes. De ellas, se estima que del 5 al 10% (1.5 a 3 millones) tienen Diabetes tipo 1. El restante 90 a 95% (27 a 28.5 millones) viven con Diabetes tipo 2.

7. Un riesgo adicional para estos pacientes es que pueden presentar hiperglucemia (niveles altos de glucosa) o hipoglucemia (niveles bajos de glucosa). Ambas situaciones son graves y, en caso de no recibir atención oportuna, pueden ser mortales, por lo que deben tratarse de manera rápida y eficiente.

Hiperglucemia: el cuerpo, al no tener suficiente insulina para metabolizar y usar la glucosa como energía, comienza a descomponer los músculos, provocando un by product ácido que afecta los órganos.

Hipoglucemia: cuando el nivel de azúcar es muy bajo, el cerebro no tiene suficiente glucosa para funcionar de manera correcta. Como resultado, la persona puede perder el conocimiento e inclusive morir por falta de glucosa en el cerebro.

8. En ocasiones, es fácil confundir los síntomas de la Diabetes tipo 1 con otras afectaciones de salud como la gripe, un virus estomacal o una infección urinaria. Estos síntomas NO pueden ser obviados. Si la Diabetes tipo 1 no se diagnostica a tiempo y la persona mantiene altos niveles de azúcar por largos periodos de tiempo debido a la falta de insulina, se acumulan productos químicos en la sangre, conocidos como cetonas. Niveles altos de estas cetonas pueden provocar una complicación de salud muy seria llamada cetoacidosis diabética, que inicialmente provoca un coma y puede ser mortal.

Los síntomas de la Diabetes tipo 1

Todos debemos conocer los siguientes síntomas de la Diabetes tipo 1 y, ante cualquier sospecha, consultar con un médico a la brevedad posible, pedirle que realice una prueba de laboratorio para determinar tus niveles de glucosa y descartar la enfermedad.

Entre los niños, los síntomas se desarrollan rápidamente. Los más comunes incluyen:

  • sed excesiva
  • orina frecuente
  • fatiga
  • aumento de apetito
  • pérdida de peso
  • visión borrosa
  • cambios en su personalidad (irritabilidad y bajo desempeño escolar)
  • náuseas
  • infecciones genitales en las niñas

Es importante, además, tener en cuenta la historia familiar. Los antecedentes de diabetes en la familia son un factor de riesgo; también hay susceptibilidad genética. En cambio, la alimentación al seno materno es un factor que puede proteger a los niños de esta condición.

Aunque desafortunadamente la Diabetes tipo 1 no se puede prevenir, sí se puede controlar con un buen manejo de la misma, con los siguientes pasos:

  • Ayudar a que los niveles de glucosa estén controlados lo mejor que se pueda
  • Enseñar al paciente la importancia de una dieta sana y promover la actividad física
  • Acudir a control médico periódicamente, sobre todo con el ánimo de que se identifiquen y se atiendan tempranamente las complicaciones

Nuestra vida transitando este camino ha sido interesante y lleno de retos. A pesar de las dificultades que esta condición entraña, quiero animarte y recordarte que si padeces Diabetes en cualquiera de sus formas; ¡no estás solo!

¿Te han diagnosticado a ti o a un ser querido algún tipo de Diabetes? ¿Cómo lo manejas? ¿Qué recursos son necesarios para brindar mayor y mejor apoyo a los pacientes y sus familias? Cuéntanos en la sección de comentarios o mencionando a @BIDgente en Twitter.

Mila Ferrer es una de las bloggeras más influyentes entre los padres de niños que viven con Diabetes tipo 1 en la comunidad Latina.

Recommended Posts
Showing 6 comments
  • JUAN PABLO MURILLO
    Responder

    MUY INTERESANTE ESTA PATOLOGÍA QUE AGOBIA EN EL MUNDO ENTERO.

  • Berta
    Responder

    Hola, Mila. ¡Qué post más completo e interesante! Nos ha gustado mucho que conciencies a la gente y que des información sobre la diabetes, ya que la padecen más de 422 millones de personas alrededor del mundo. En honor al Día Mundial de la Diabetes, nosotros también escribimos un post en nuestro blog –enciasgum-. Nos encantaría que le echaras un vistazo y nos dieras tu opinión. Te dejamos el link por si quieres pasarte: http://www.enciasgum.es/dia-mundial-de-la-diabetes-prevencion-y-concienciacion-claves-para-el-control/

  • Carlos Zea Barahona
    Responder

    Muy interesante, tengo 16 años con esa enfermedad, los ultimos 6 años he controlado lo mejor que puedo con actividad física

  • Cristina
    Responder

    Muy completo el artículo. Es cierto que se trata de una enfermedad difícil, pero es posible llevar una vida completamente normal si se tienen los cuidados necesarios. Celebro este tipo de notas!

  • Cristina
    Responder

    Conozco gente muy joven que ha tenido que lidiar con esta enfermedad y a la que, por lo mismo, le ha tocado madurar muy pronto. La rebeldía de las primeras etapas es algo que se presenta en la mayor parte de las situaciones, pero con el correcto acompañamiento el adolescente irá sediendo y entenderá que tiene adoptar nuevos hábitos.

  • EIBAR ARENAS
    Responder

    Excelente articulo, realmente lo recomiendo, ya que tengo familia que padecen esta condición y una de las cosas mas importante es tener una alimentación saludable y llevar una vida sana asi como tener en cuenta estos tips.

Dejar un comentario

Contáctanos

Si tienes dudas y comentarios acerca de este blog te puedes comunicar con nuestro equipo y con gusto te ayudaremos.

Start typing and press Enter to search

community health workers in vulnerable communitiescommunity health workers in vulnerable communities