Transporte

Seguimos transportando tus ideas por un mundo cada vez más inclusivo

Seguimos transportando ideas clave sobre el transporte al cumplirse seis meses desde el lanzamiento de Moviliblog. Ideas que bien pueden entrelazarse a través de un hilo conductor que recorre buena parte de los más de cuarenta posts que presentamos hasta la fecha: en el transporte hacen falta muchas más mujeres y también más hombres. En todos los sentidos.

La Ministra de Transporte de Canadá, Lisa Riatt, en el último Foro Internacional del Transporte (ITF por sus siglas en inglés) realizado el pasado mayo en Leipzig, Alemania, dijo que las mujeres y los jóvenes son los sectores de población en los que se puede cosechar el mayor número de vocaciones profesionales ligadas al transporte. Ambos grupos son precisamente los que en menor medida están aportando trabajadores en las diferentes vertientes del sector, subrayando la necesidad de facilitar incentivos apropiados.

El transporte sigue siendo un ámbito en el que predominan los hombres

En los últimos años ha dejado de ser la carrera de los sueños de los pequeños. Hace un tiempo, cuando a los niños se les preguntaba a qué querían dedicarse de adultos eran mayoría quienes decían que querían ser pilotos, astronautas o choferes de bus. Hoy la mayoría no responde eso. Mucho menos en el caso de las niñas.

No es necesario hacer grandes encuestas ni estadísticas para decir que aún no es representativo el número de mujeres que trabaja en el sector transporte. Si bien hay ejemplos muy estimulantes, como el que señalamos en Mujeres haitianas trabajan en construcción y transporte, en general la relación transporte-mujer presenta muchos frentes en los que trabajar.

Por si fuera poco en algunos aspectos puede parecer que seguimos en el Siglo XIX. En la Inglaterra victoriana alguien inventó el síndrome de “cara de bicicleta” que se decía afectaba a las mujeres que utilizaban este medio de transporte, y consistía en una expresión de constante cansancio y ansiedad. Si bien hoy ese síndrome es una anécdota, todavía nos queda camino por recorrer para que las vías para las bicicletas sean percibidas con una seguridad similar por hombres y mujeres y para que, por supuesto, los conductores de los automóviles respeten a unas y a otros por igual, de modo que todos podamos disfrutar de la movilización en bicicleta en nuestros ratos de ocio, y para actividades cotidianas y necesarias como el desplazamiento al centro de trabajo, una actividad que genera importantes beneficios.

Respeto y ética elemental contra la vulnerabilidad que sufren las mujeres

Asimismo, como usuarias del transporte público muchas mujeres sufren experiencias poco agradables. Hay mujeres que incluso llegan a variar las horas en las que realizan sus desplazamientos en transporte público en función de que los autobuses o metros vayan más o menos cargados.

Además del planteamiento ético evidente, esto también genera dificultades de adaptación y productividad en los centros de trabajo y de estudios de estas mujeres, obligadas a cambiar sus horarios para salvaguardar su integridad física y moral. Se han motivado diversas medidas en el mundo, y particularmente en Latinoamérica y el Caribe, como la de la segregación entre hombres y mujeres en autobuses o metros. En todo caso habrá que analizar si se trata de medidas equitativas y efectivas a medio y largo plazo, dado que lo que se persigue, reitero, es que haya acceso equitativo para todos y no medidas segregacionistas.

La equidad de género debe estar en todo el transporte

Así pues, queremos seguir transportando tus ideas con la conciencia de que tenemos ante nosotros el reto de que el transporte sea un tema de verdadera inclusión. Lo que nos mueve, el transporte, puede legítimamente ocupar nuevamente los primeros puestos en la preferencia vocacional de los niños y adolescentes, hombres y mujeres. Ello solo se conseguirá, nuevamente, cuando la equidad de género se asocie indiscutiblemente a lo largo, ancho y profundo de nuestro sector y solo así realmente seguiremos avanzando en el transporte que es el lo que, literalmente, mueve el mundo.

Síguenos en Twitter: @BIDTransporte

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados *

Suscríbase a nuestro blog

Por favor, ayúdanos a enviarte sólo la información que te interesa.

Suscríbete