El Centro para la Educación Universal (CUE, según su nombre en inglés) y la Sociedad para la Investigación de Desarrollo Infantil (SRCD en inglés) organizaron un seminario de medio día el pasado 26 de marzo titulado “Investigaciones sobre el desarrollo infantil en los países de bajos ingresos“.

Jacques van der Gaag (CUE) declaró que el propósito de la reunión fue revisar y analizar  la evidencia nuevas  disponibles en cuanto las investigaciones en desarrollo infantil y la Dra. Martha Zaslow, directora de la Oficina de Política y Comunicación de SRCD,  realizó una presentación sobre la necesidad de identificar futuras prioridades de investigación en  desarrollo infantil para los países de bajos recursos con el  fin de mejorar programas y políticas.

Marc Bornstein de National Institutes of Child Health and Human Development (NICH) presentó resultados de la encuesta UNICEF MICS realizada a 2 millones de familias en 41 países, 5 de los cuales son de América Latina y el Caribe. En esta, se demostró que hay una gran correlación entre el Índice de Desarrollo Humano (IDH) y las interacciones positivas con los niños pequeños.  La encuesta utiliza el número de actividades socio-emocionales y cognitivas entre el niño y su cuidador principal en la casa para medir interacciones positivas.

Maureen Black, investigadora de la Universidad de Maryland, presentó un resumen de una serie de investigaciones que se publicaron en The Lancet sobre el desarrollo infantil. Ella identificó 5 áreas prioritarias para intervenir con políticas públicas: la mala nutrición, violencia, falta de estimulación, anemia y deficiencias de hierro y depresión materna.

Amer Hassan del Banco Mundial presentó los resultados de una investigación sobre los servicios de desarrollo infantil en Indonesia, la cual implementó mecanismos de evaluación desde el inicio del proyecto antes de que el proyecto aumentara su escala.

Pablo Stansbery  de la fundación Save the Children, presentó evidencias sobre los efectos positivos de educación preescolar en Mozambique (¡cabe mencionar que uno de los autores de este estudio es nuestra colega del BID Sebastián Martínez!)

Jef Leroy  de International Food Policy Research Institute (IFPRI) presentó un documento sobre el impacto ligeramente positivo de los servicios de las guarderías en la salud y el desarrollo infantil en América latina y el Caribe, aunque en la discusión posterior yo señalé que ese impacto depende de la edad de los niños y la calidad de la guardería.

Para terminar la jornada, todos participamos de una sesión de lluvia de ideas muy interesante  sobre los próximos pasos. Joan Lombardi (Bernard Van Leer) y Kofi Marfo (Universidad del Sur de Florida) ofrecieron dos recomendaciones principales al cerrar el evento: 1. la necesidad de desarrollar un repositorio central para almacenar todas las investigaciones sobre primera infancia. 2. La importancia de diseñar buenas estrategias de comunicación especialmente dirigidas a los responsables de políticas en los países menos desarrollados.

Recommended Posts
Showing 2 comments

Dejar un comentario

Start typing and press Enter to search