Desde su denominación en 1971, Xalapa es una ciudad que ha pasado por importantes procesos de urbanización. Si bien es reconocida por sus antiguos callejones y hermosos parques, sus tardes de lluvia y su abundante vegetación, la ciudad actualmente está sufriendo severos impactos derivados de malas prácticas que, entre otros temas, se reflejan en su movilidad urbana.

La expansión desordenada de su mancha urbana, la baja calidad del transporte público, la deteriorada infraestructura vial para el peatón, la escasa infraestructura para el ciclista y la urgente necesidad de transformar nuestra cultura y educación vial, han sido elementos clave para incentivar el uso del automóvil en la ciudad, provocando constantes momentos de caos y congestionamiento, que a su vez se traducen en la incomodidad de los habitantes y en una mala imagen de la ciudad.

Movi Xalapa 2

Y aunque este escenario es similar a lo que sucede en muchas ciudades mexicanas, desde hace un año Xalapa tiene una ventaja muy particular.

A partir de una iniciativa de la actual administración para atender las inquietudes ciudadanas en cuestiones de movilidad urbana, se creó el Consejo Municipal de Movilidad Urbana de Xalapa (CMUX): Un organismo que no solo promueve la participación ciudadana y da voz a las demandas de la población, sino que también apoya a gestionarlas ante las autoridades, mediante una reflexión compartida entre sociedad civil, gobierno municipal y estatal.

Este Consejo está conformado por una serie de miembros honoríficos: líderes de asociaciones civiles y de transportistas, destacados empresarios, y representantes del sector educativo, de la Secretaría de Salud, Secretaría de Medio Ambiente, y de la Secretaría de Seguridad Pública, entre otros, quienes trabajan de la mano con el gobierno municipal y estatal a través de la Regiduría VI, la Dirección Desarrollo Urbano, de Obras Públicas y el propio Alcalde del Ayuntamiento, así como de la Dirección de Tránsito y de Transporte del estado.

Es así que se crean espacios de diálogo y reflexión en los que por lo menos una vez al mes se toman decisiones que buscan anteponer el bienestar de la ciudadanía, bajo una filosofía de dar prioridad y protección al peatón, para que a su vez, con ciclistas, usuarios de transporte público y vehículos de motor, podamos desplazarnos equitativa, democrática y armónicamente en la ciudad.

 ¿Cuáles son los principales retos que enfrenta la ciudad de Xalapa?

El origen de la problemática de la ciudad no es la cantidad de autos, sino el número de viajes que se realizan y su distancia promedio, la falta de conexión de los núcleos urbanos, las emisiones derivadas de las fuentes móviles (que actualmente originan el 85% de los contaminantes que se emiten en la ciudad), y el índice de defunciones por atropellamiento (que rebasa por casi 3 veces a la media). Además, en Xalapa los autos ocupan el 65% de las calles, pero en ellos solo se transporta el 14 % de la gente.

Xalapa

En vista de ello, surge la necesidad de que como ciudadanos nos ocupemos de hacer algo por cambiar esta situación y entendamos que debemos convertirnos en ciudadanos acostumbrados a participar.

¿Qué está haciendo el CMUX para hacer frente a estos retos?

Entre los grandes esfuerzos que el Consejo está realizando, destacan el diseño de una Estrategia de Movilidad Urbana Sostenible (EMUS) asesorada por el BID y la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (SEDATU). Esta estrategia contempla capacitaciones en seguridad vial a conductores de transporte público, talleres de educación vial en escuelas primarias, la implementación de cruces peatonales seguros, talleres de trabajo para la implementación de una vía recreativa, entre otros.

plan movilidad xalapa

El CMUX trabaja de la mano con la Iniciativa de Ciudades Emergentes y Sostenibles (ICES) en Xalapa, ya que ésta es una de las 3 ciudades mexicanas en las que este programa del BID se encuentra trabajando para apoyar el proceso de consolidación de la ciudad, y para alcanzar su desarrollo sostenible.

Todo este gran esfuerzo conjunto comienza a reflejar beneficios, los cuales se han traducido en procesos de gestión más eficientes y en el fortalecimiento del vínculo entre tomadores de decisiones y habitantes. Pero lo más importante es que, a través del CMUX, se ha creado una estrategia que deposita en el sector ciudadano la organización, fuerza y compromiso de vigilar y mantener vivas las responsabilidades que de ahora en adelante asuman los tomadores de decisiones.

Isis Chang Ramírez es Arquitecta graduada de la Universidad Veracruzana campus Xalapa, y Subcoordinadora de proyectos de bioclimática, energía y movilidad urbana en la Coordinación Universitaria para la Sustentabilidad de la Universidad Veracruzana. Actualmente ocupa el cargo honorífico como coordinadora del Consejo Municipal de Movilidad Urbana de Xalapa.