¿Qué herramientas digitales debe utilizar un investigador académico para “conectarse” en la red?

apps

English

Aunque probablemente no se perciba a primera vista, los investigadores académicos están bajo una constante presión y competencia.   Desde que un estudiante decide postular a un postgrado, comienza un sutil y permanente estado de alerta por producir publicaciones relevantes, alcanzar el reconocimiento entre sus pares, aumentar el número de citas y referencias, y al mismo tiempo lograr, en medida de lo posible, tener voz e influencia en su campo de estudio.

Pareciera que en la actualidad, los investigadores se enfrentan a la dicotomía de volverse best-sellers y escribir para un público abierto (aunque para muchos esto signifique perder credibilidad) o bien, tratar de mantener el respaldo y endoso de académicos ya renombrados (aunque para otros, esto signifique el fin a la autocrítica y a la “destrucción creativa” propia de la investigación.)

Dependiendo del objetivo del investigador, existen herramientas y comunidades digitales que pueden, sin duda alguna, abrir nuevos horizontes que permitan al investigador salir de esta dicotomía. Para utilizar eficazmente cualquier plataforma digital resulta crucial tener objetivos claros: ¿qué buscamos al utilizar apps, redes sociales o tecnología? ¿Encontrar nueva literatura? ¿Acceder a bases de datos? ¿Conectar con otros investigadores? ¿Subcontratar o financiar experimentos?

El día de hoy les compartiremos algunas herramientas digitales que nos pueden ayudar a “conectar ideas” y crear redes, más allá de una simple diseminación:

  • Blogueando ando:

 Aún cuando en lo personal abogo profundamente por el uso de los blogs como método para diseminar  nuevas ideas de investigación, lo cierto es que, no son necesariamente el medio idóneo para “conectar” con otros expertos. Como alguna vez señalara el blog económico Marginal Revolution en ¿Qué tipo de blogs producen más comentarios? Los blogs más comentados (al igual que en cualquier publicación) son aquéllos provocativos y controversiales, lo cual, naturalmente generará respuestas inmediatas a favor o en contra. Si bien los blogs, pueden ser un medio idóneo para tener visibilidad, también es cierto que no todos los académicos son necesariamente buenos comunicadores, y se puede caer en el error de trasladar la “densidad” de un artículo académico a un blog que al final tendrá pocos lectores.

  • La diferencia entre LinkedIn y ResearchGate

Es muy común confundir la funcionalidad de ambas plataformas, y es que de hecho son bastante similares. ResearchGate, al igual que LinkedIn y Facebook,  es una red social, con la característica de que “filtra” a sus miembros ya que todos son investigadores académicos. En ResearchGate  el usuario puede seguir algún interés de investigación o bien seguir a una persona individualmente.  La plataforma permite escribir comentarios cortos sobre las investigaciones y “conectar intereses.” También cuenta con salas de chat privadas donde los científicos pueden compartir datos, editar documentos compartidos, o discutir temas en privado.

Aun cuando el concepto suena magnífico, lo cierto es que, sólo alrededor de un sexto de los usuarios han completado  su perfil, y la mayoría de ellos  encuentran centrados en Europa y Norte América.  No obstante, ResearchGate es la plataforma ideal para médicos y biólogos, ya que cuenta con 1 millón de médicos  y 210 mil biólogos activos.

LinkedIn por otro lado, es una red social que vende “network” profesional. Cuenta ya con 400 millones de usuarios en más de 200 países y su fin último es reducir costos de transacción en contratación.  Por su aparatoso alcance, algunos académicos aprovechan la visibilidad que brinda la plataforma para compartir ahí, a través de la función del blog, algunos de sus documentos académicos ya publicados.

  • Entre académicos te veas:

Si lo que se busca es compartir documentos técnicos y conectar con otros expertos, que en última instancia logren expandir horizontes, les recomendamos Academia.edu,  una plataforma con más de 25 millones de usuarios que permite compartir artículos previamente publicados y clasificarlos por áreas de interés.  La compañía ha anunciado recientemente que añadirá la función “Session” que permite a los usuarios compartir investigaciones en progreso, e invitar a sus colegas a enviar sugerencias y comentarios antes de entregar el artículo a revisión.

Otra gran plataforma es ORCID que al igual que Academia pretende conectar investigadores. La diferencia es que ORCID proporciona dos funciones básicas: un registro para obtener un identificador único y una API que favorece la comunicación y la identificación de sistema a sistema, es decir, un poco más de confidencialidad. La interface es menos amigable que la de Academia, pero al final, el gusto es del usuario.

En conclusión, ¿Qué herramientas digitales debe utilizar un investigador académico para “conectarse” en la red? Todo depende de sus objetivos. Si lo que busca es alcance, audiencia abierta y se considera un buen comunicador, la respuesta está en un blog, al cual le deberá dedicar tiempo y esfuerzo, además de compartirlo en su LinkedIn.

Si lo que quiere es una audiencia muy específica que le ayude en el proceso de investigación e incluso facilite su “peer reviewprobablemente Orcid o Academia le resultarán de mayor utilidad.

Pero, si lo que tiene es una insaciable curiosidad intelectual y le gusta seguir diferentes temas de investigación además de compartir sus propios proyectos, no lo dude, en ResearchGate  encontrará la solución. Finalmente, si lo que busca es tener acceso a bases de datos, manténgase conectado a nuestro blog, ya que próximamente les contaremos mas al respecto.

Así las cosas, en estos tiempos de conectividad radical, lo único que al parecer no debe hacer un investigador  es… mantenerse aislado.

 ***

¿Conoces más apps de uso diario que simplifiquen tu labor académica?  ¿Quieres conocer más sobre herramientas digitales?  Escribe tus comentarios aquí y no olvides suscribirte a nuestro blog.

Print Friendly, PDF & Email

El Autor

Beatriz Navarro

Beatriz Navarro

Beatriz es abogada e internacionalista especializada en el análisis socio político para la implementación y evaluación de políticas públicas en América Latina y el Caribe. Antes de unirse al equipo del Departamento de Investigaciones, fue representante del Ministerio de Hacienda y Crédito Público en la Embajada de México en Estados Unidos y consultora para la Iniciativa de recuperación de activos (StAr Initiative) en en Banco Mundial. Como especialista en comunicación estratégica, Beatriz crea y ejecuta campañas digitales y de comunicación de alto impacto, traduciendo el vasto conocimiento de nuestros economistas en narrativas accesibles a todo el público. Su objetivo es informar a una amplia audiencia de los asuntos de mayor relevancia que afectan el desarrollo en la región. Obtuvo Licenciatura en Derecho por el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) y Maestría en The Fletcher School of Law and Diplomacy en la Universidad de Tufts.

3 Comments

Add a Comment
  1. Soy docente interesado en las competencias en preescolar y primaria, me gustaría recibir información de los sitios idóneos para desarrollar el área. Saludos.

  2. Lourdes de la Puente Arbaiza

    Gracias por la información, me ha parecido de gran utilidad y actualidad
    Saludos

  3. Interesante publicación sobre prospectivas de intercambiar iniciativas y experiencias en expectativas de una investigación científica en situaciones significativas a prueba de hipótesis teniendo en cuenta dimensiones de principios teóricos epistemológicos dinámicos, compartiendo y solicitando sugerencias con reportes correctivos al proceso con expertos emergentes utilizando redes. Siempre se debe construir ciertas normas convivenciales en actitudes y comportamientos éticos en estos fines investigativos. Por ello son buenas opciones de interconectividad con redes fiables y sean validadas por expertos con soportes de calidad ISO….

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ideas que cuentan © 2016