Un espacio para ideas y soluciones en seguridad ciudadana y justicia en América Latina y el Caribe

Cuatro consecuencias del crimen en el Caribe

Vacíos en los datos significa vacíos de conocimiento para formular las mejores políticas públicas que previenen el crimen. El Caribe ha tomado un paso importante para llenar el vacío informativo gracias a encuestas de victimización de individuos (en cinco países) y de empresas (en 13 países). Los resultados nos permiten entender mejor quién, cuándo y dónde suele ser víctima del crimen. Acabámos de publicar un resumen ejecutivo del estudio Restaurar el Paraíso en el Caribe: Cómo Combatir la violencia con Números en español.

¿Qué nos enseñan los números sobre los costos y las consecuencias del crimen en el Caribe?

  1. El costo del crimen en la región es alto. Aplicando el método contable, en esta publicación se estima que el costo asciende a un 3% del producto interno bruto (PIB), considerando a Barbados como el país menos afectado y a Bahamas como el más afectado. Para contextualizar el costo, un 3% del PIB corre a la par con el promedio general de América Latina y el Caribe, y es aproximadamente igual a la porción de los ingresos de la región que se dirige al 30% más pobre de la población. 
  2. La composición del gasto público muestra que, en comparación con 17 países de América Latina y el Caribe, la respuesta de los países caribeños ante el crimen ha implicado uno de los gastos más bajos en la administración de justicia y el más alto en policía.
  3. El crimen también afecta al sector privado, donde el 23% de las empresas han sufrido pérdidas como resultado del delito y casi el 70% gasta dinero en medidas de seguridad privada (2013-14). Aunque un porcentaje alto de empresas invierte en seguridad privada, este gasto no está asociado con una reducción de la victimización por el crimen.
  4. Finalmente, este volumen muestra que un incremento en la tasa de homicidios a través del tiempo está correlacionado con un crecimiento económico más bajo y menos turistas. Ser víctima o testigo de la violencia se asocia con una menor satisfacción de vida y altas intenciones de emigrar.

Los invitamos a descargar el resumen ejecutivo del estudio (disponible en inglés y español) o el estudio completo (en inglés).

Pablo Bachelet
Sobre el autor
Pablo Bachelet es especialista principal en comunicaciones del BID. Antes de sumarse al BID en 2008, tuvo un carrera de casi 20 años en periodismo, enfocándose principalmente en temas corporativos y económicos. Escribió para varios medios desde Chile en los años 90, incluyendo el Financial Times y el Times of London, antes de sumarse como corresponsal jefe de Dow Jones Newswires en Santiago. Fue editor ejecutivo de AméricaEconomía Dow Jones y representante del medio en Buenos Aires. Se trasladó a Washington en el 2002, donde trabajó como corresponsal sobre temas económicos y diplomáticos para Reuters y luego para The Miami Herald. En el BID, Bachelet trabaja con temas relacionados con macroeconomía, seguridad ciudadana, fortalecimiento de la capacidad institucional del Estado, salvaguardias ambientales, integridad, y prensa, entre otros.

Dejar una respuesta

*