telepeajes
Innovación y sistemas inteligentes de transporte

¿Cuál es el reto de los sistemas de telepeajes?

Muchos disfrutan de la comodidad de pagar peajes sin detenerse. Esto es posible gracias a los sistemas de telepeajes que funcionan desde hace más de 25 años. La tecnología es madura y consiste, a muy grandes rasgos, en una serie de pórticos y antenas que se comunican con el transmisor, denominado tag, ubicado en los vehículos.

Un protocolo permite que tag y antena se “hablen” para realizar la transacción financiera. Hace unos años estos sistemas eran considerados un lujo de los países ricos pero hoy en día los vemos ya en casi toda América Latina y el Caribe (p/ej. República DominicanaChile,  México, entre otros)

Lo sorprendente es que en países como Estados Unidos estos sistemas todavía no son completamente interoperables. Es decir, que no se puede utilizar el mismo tag para viajar por todo el país. Por ejemplo, un camión que transporte carga entre Nueva York y Los Ángeles deberá tener dos o tres tipos de tags diferentes en su parabrisas para poder pagar en su trayecto los peajes de manera automática. La figura de abajo muestra la distribución geográfica de los diferentes proveedores de tags en Estados Unidos. No hay interoperabilidad porque tags y antenas hablan diferentes idiomas, manejan diferentes estándares. Aunque los telepeajes funcionan hace tiempo, no fue hasta 2012 cuando el Congreso de Estados Unidos aprobó la ley de transporte (MAP-21) donde se fijó establecer un acuerdo nacional de interoperabilidad antes de octubre de 2016.

mapa

Source: U.S. Department of Transportation. Intelligent Transportation Systems Joint Program Office (2010)

Desde el BID, estamos apoyando al Gobierno de Colombia definiendo un estándar único de los sistemas de telepeajes, de especial relevancia sobre todo con los nuevos Programas de Concesión Vial que se están promoviendo.

Como primer resultado, se ha emitido un decreto en el que se reglamenta la utilización de la norma ISO/IEC 18000-63 para todos los proyectos de telepeaje. Este es un estándar abierto, sin códigos propietarios, lo que fomentará la competición y evitará que Colombia tenga que depender de una misma empresa cada vez que expanda la red de telepeajes. En América Latina y el Caribe tenemos la oportunidad de aprender de estas experiencias, considerando además que el sector vial tiene todavía un amplio campo de desarrollo.

Síguenos en Twitter: @BIDTransporte

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados *

Suscríbase a nuestro blog

Por favor, ayúdanos a enviarte sólo la información que te interesa.

Suscríbete