Un espacio para ideas y soluciones en seguridad ciudadana y justicia en América Latina y el Caribe

¿Big Data = Big Brother? Lo que es y no es la policía predictiva

crystal ball detective

Flickr creative commons Mike Licht

Primer post sobre el fenómeno de la tecnología de la policía predictiva

La imagen de un policía sentado frente a una bola de cristal o algún espejo mágico no le parece lógica ni siquiera a las mentes más creativas. No obstante, en la película de ciencia ficción Minority Report” se muestra un departamento policial que trabaja arrestando personas que supuestamente van a cometer crímenes en el futuro. Más recientemente, la serie de televisión de CBS “Person of Interest” muestra un sistema de vigilancia de una computadora que todo lo ve en secreto a través de cámaras, y usando algoritmos predice qué persona específica estaría involucrada en un crimen violento.

Guardando la distancia entre ficción y realidad, de esto es lo que trata el concepto de policía predictiva. Es un método de trabajo que utiliza herramientas tecnológicas avanzadas y análisis de datos para tomar medidas preventivas, para “adelantarse” al delito.  Gracias a nuevas tecnologías, la policía predictiva puede realizar patrullajes y operaciones basándose en la información generada por algoritmos que incorporan hechos pasados con el objetivo de obtener una reducción de la delincuencia.

Este método de trabajo se aleja de lo que son prácticas tradicionales de los cuerpos policiales. Aun en los países con mayor nivel de innovación en el trabajo policial, lo cierto es que el trabajo de los cuerpos de seguridad es frecuentemente reactivo: se responden a las llamadas de denuncia, se trasladan oficiales al lugar del hecho y se inician las investigaciones con el objetivo de efectuar los arrestos correspondientes. Lamentablemente, este enfoque reactivo no genera mayores niveles de seguridad ciudadana, ni mayor confianza en la policía,  ni tampoco evita la comisión de nuevos crímenes y delitos, aun cuando se logre capturar y encarcelar al victimario. Hoy más que nunca, el trabajo de aplicación de la ley requiere que sea proactivo y allí es donde radica el éxito de la policía predictiva.

En resumidas cuentas, el modelo de policía predictiva consiste en utilizar la información que ya conocemos para tratar de anticipar la ocurrencia de hechos criminales. Cuando se habla con policías veteranos, se constata que la lógica de policía predictiva no les resulta extraña. Incluso dicen que –con sus limitaciones- ellos mismos usaban métodos similares años atrás. Estas prácticas antiguas tienen mucho sentido, pues por décadas a través de evidencia anecdótica, se ha sabido que cuando ocurre un delito en alguna zona de una ciudad, la probabilidad de que los vecinos sean las próximas víctimas aumenta. Los policías de antaño sabían también que los delincuentes tienen predilección por ciertas áreas de la ciudad, y que tienen patrones detectables asociados con la hora del día y los días de la semana.

Lo nuevo que tenemos hoy es el volumen de datos que se pueden manejar gracias a la tecnología. Y también, la rapidez con que se pueden realizar los análisis correspondientes. Ya no es intuición, sino evidencia científica. Los investigadores de hoy pueden desarrollar un algoritmo (procedimiento matemático) que calcula las probables futuras ubicaciones de crímenes. Este algoritmo es el resultado de investigaciones del comportamiento antropológico y criminológico de distintos grupos humanos. En síntesis, se utilizan las matemáticas complejas para estimar la probabilidad de delincuencia y predecir futuros puntos calientes.

Es importante destacar que los métodos de análisis utilizados en el modelo de policía predictiva no identifican ni buscan identificar a individuos específicos. El énfasis es lograr datos relevantes relacionados con horarios, lugares, identificación y caracterización de la naturaleza del incidente que se busca anticipar, entre otros. Con estos datos anticipados, el cuerpo policial puede realizar labores de prevención, modificar la asignación de recursos humanos, y evaluar la mejor respuesta posible por parte de las autoridades. También estos modelos sirven para usar más eficazmente los recursos económicos del departamento policial. Y en el largo plazo sirve para desarrollar planes formación y capacitación y el establecimiento de políticas públicas de aplicación general.

Uno de los estudios más detallados sobre las bases conceptuales y formas de implementación de modelos de policía predictiva fue realizado por la Corporación RAND. De la misma manera, una serie de estudios en Estados Unidos han documentado el impacto positivo en términos de reducción de la violencia y la delincuencia en distintas ciudades de ese país gracias al uso de modelos de policía predictiva.

No obstante, la policía predictiva no es una tabla de salvación ni debe sustituir por completo los demás métodos de trabajo y formas de operar de cuerpos policiales efectivos. La precisión de los programas de policía predictiva depende de la exactitud de la información que se ingresa en el sistema y, como ocurre en la mayoría de los fenómenos sociales, no siempre se cuenta con todos los elementos necesarios y con la validez científica adecuada.

En mi próxima publicación en este blog les contare con más detalle como algunas ciudades están haciendo uso de la policía predictiva.

Puede seguir nuestro blog por email aquí.

Roberto Obando
Sobre el autor

Dejar una respuesta

*