Terraza6

Blog post publicado originalmente en el blog de  la Iniciativa de cuidades emergentes.

Continúo con mi cruzada sobre los ríos urbanos.  En julio de 2012 escribí sobre el Río Limmat en Zurich y el saludable uso recreativo que los habitantes  de la ciudad daban al mismo.

Este diciembre visité varios pueblos en las Sierras Grandes de Córdoba (Argentina) y particularmente,  me interesó el caso de  La Cumbrecita. Como pueden ver en las fotos, el pueblo está atravesado por el Río del Medio que da vida al pueblo. Digo “da vida”, no solo por el agua potable que aporta sino por la economía turística que se genera a raíz de su uso recreativo. El lugar es paradisíaco, de una gran riqueza hídrica, con una alta calidad de vida, donde uno no puede más que envidiar a los que viven o concurren frecuentemente al pueblo. Como en Zurich, tanto turistas como locales disfrutan del río de manera natural, pero en este caso en un marco urbano-rural en delicado equilibrio. Sin embargo, a diferencia de Zurich, se trata solo de un pequeño pueblo que se encuentra en franca expansión urbana, (presenta un crecimiento intercensal promedio de casi el 9% anual, según el último censo de población de la Provincia de Córdoba), con un río, aún de aguas transparentes, que posee bajo caudal sin capacidad de absorción de descargas domiciliarias. Mantener prístina la calidad del agua de este río debe ser hoy la prioridad número uno para la planificación del desarrollo urbano de La Cumbrecita.

terraza7

Este es un claro ejemplo del tipo de casos que en la Iniciativa de Ciudades Emergentes y Sostenibles  (ICES) estamos recibiendo de manera creciente, planteado mayormente por los gobiernos nacionales de varios países: ¿cómo hace una pequeña población para absorber un desarrollo urbano de tal escala que podría poner en riesgo la sostenibilidad de su mayor atracción turística (el río en este caso) o de su sostenibilidad misma en el sentido más amplio?  ¿Poseen poblaciones tan pequeñas  la capacidad técnica para afrontar este tipo de desarrollo? Habitualmente se nos presentan casos donde el desarrollo económico que genera la expansión urbana no está relacionado con el turismo sino con la implantación de industrias extractivas lo que da a dicha expansión  una dimensión aún mayor.  La intención de la ICES es ampliar sus criterios de focalización para incluir también este tipo de problemáticas particulares.

Para seguir a Horacio Terraza en Twitter: @TerrazaH

DÉJANOS TU COMENTARIO