Un espacio para ideas y soluciones en seguridad ciudadana y justicia en América Latina y el Caribe

Los ingredientes para una reforma policial de éxito

En 2011, Honduras tenía la tasa de homicidios más alta del mundo: 93 personas asesinadas por cada 100,000 habitantes. La sensación de inseguridad ciudadana estaba generalizada, y el 80% de la población consideraban que la Policía Nacional (PN) no podía hacer frente a la situación. El Gobierno de Honduras comenzó una carrera para modernizar a la policía, pero surgió la pregunta… ¿por dónde empezar una reforma policial en un contexto de crisis social y alta violencia?

Reforma policial para resolver la crisis

Todos los diagnósticos coincidían que el ingrediente principal era la modernización del modelo educativo policial: el plan de formación policial estaba desactualizado, los profesores no tenían la formación adecuada, y los criterios de reclutamiento eran débiles. En resumen, los policías de escala básica, que son el 90% de la fuerza policial, no estaban preparados para atender al ciudadano.

“El 90% de la fuerza policial no tenía la formación necesaria para atender correctamente al ciudadano”

La reforma policial de 2012, impulsada por el Gobierno de Honduras, significó un esfuerzo conjunto por parte del propio país, la cooperación internacional y organismos multilaterales. El BID, junto con el Gobierno de Suiza a través de la Agencia Suiza para el Desarrollo y la Cooperación (COSUDE), contribuyó a este esfuerzo con un programa dirigido a fortalecer las capacidades de la policía de escala básica y mejorar la gestión de la investigación criminal.

Los ejes de la reforma: formación, profesionalización y más diversidad 

  • Criterios más duros para la admisión de agentes. Los primeros pasos de esta trasformación consistieron en cambiar el perfil de ingreso de los agentes y extender el periodo de su formación. Si bien antes un ciudadano podía convertirse en policía con menos de seis años de escolaridad, ahora para ser agente se exige como mínimo haber acabado el bachillerato.
  • Formación con filosofía comunitaria en el Instituto Técnico Policial. La filosofía que inspira la formación de los nuevos agentes hace énfasis en el acercamiento a la comunidad y el respeto a los derechos humanos. En este sentido, se generó un currículo nuevo y más largo. Antes, los policías se graduaban con menos de seis meses de entrenamiento. A partir de la reforma, los nuevos agentes se forman por un periodo de 11 meses que clases teóricas con prácticas en terreno.
  • Más mujeres en las filas policiales. Se impulsó la inclusión de un mayor número de mujeres en la policía, ya que al inicio de la reforma se contaba con sólo un 10% de mujeres en la fuerza policial. Este porcentaje era muy similar al promedio regional de mujeres en fuerzas de seguridad pero se encontraba muy por debajo del 40% de mujeres económicamente activas en la región.
  • Mejora de las condiciones laborales. El Gobierno se dio a la tarea de mejorar las condiciones de trabajo de los policías. Por ejemplo, se mejoró la infraestructura del Instituto Técnico Policial para la formación policial, incluyendo adecuaciones para el personal policial femenino. Asimismo, se incrementaron las prestaciones de seguridad social incluyendo más servicios médicos especializados para atender a las mujeres policías. Adicionalmente, el salario se incrementó en más del 40%.
  • Equipamiento policial más sofisticado. Para mejorar la labor de prevención y control del crimen de la policía, se desarrolló un sistema de información que facilita el control operativo de todas las unidades policiales. Asimismo, las patrullas cuentan con computadoras que permiten el acceso a bases de datos institucionales para hacer consultas en tiempo real. Para mejorar la labor de investigación criminal se financió el equipamiento y la puesta en marcha de laboratorios de criminalística que ahora cuentan con última tecnología.
  • Participación de la sociedad civil. Se conformó una comisión de depuración que tuvo como objetivo separar de sus funciones al personal de la policía que no cumplía con el perfil y su trabajo de manera efectiva. Hasta el momento más de 4,000 policías que no cumplían con los requisitos han sido apartados del servicio.

Reforma policial con resultados

Seis años después del inicio de la reforma policial, la Policía Nacional cuenta con una generación de agentes con un nuevo perfil, formados bajo un sistema educativo policial renovado, basado en la filosofía de Policía Comunitaria y con un enfoque de respeto a los Derechos Humanos. Más de 4,000 agentes ya se han graduado en el nuevo currículo. Las mujeres policías ahora son el 20% de la fuerza policial.

“Más de 4,000 agentes se han graduado en el nuevo currículo, y un 20% de la fuerza policial son mujeres”

¿Qué ha cambiado en las calles de Honduras en este tiempo? Desde que se introdujo la reforma policial, la tasa de homicidios pasó de 93 a 42.8 por cada 100,000 habitantes. Aunque aún queda mucho trabajo por hacer, los ciudadanos hondureños se sienten más seguros y confían en la policía. El porcentaje de los ciudadanos que reportan sentirse seguros caminando en sus barrios aumentó en 11 puntos porcentuales de 2015 a 2016. La confianza de la ciudadanía en la policía también se ha triplicado, pasando de 19% en 2015 a 54% en 2017.

Mucho de los resultados fueron posibles gracias al compromiso asumido por parte del Gobierno, que tomó los pasos legislativos necesarios tales como la creación de la tasa de seguridad como un mecanismo de financiamiento complementario, o la aprobación de la Ley Orgánica y la Ley para la Carrera Policial. El gran desafío ahora radica en consolidar todos los esfuerzos que se han venido realizando en esta reforma policial. El trabajo continúa, pero la evidencia demuestra que Honduras está en el camino correcto hacia la profesionalización de la policía en el país.

Karelia Villa
Sobre el autor
Karelia Villa es Especialista Senior en Seguridad Ciudadana en el Banco Interamericano de Desarrollo. Es el punto focal para el trabajo de Seguridad Ciudadana del Banco en México, Centro América y República Dominicana, y tiene más de 15 años de experiencia apoyando procesos de modernización del estado en América Latina y el Caribe. Tiene una Maestría en Políticas Públicas de la Universidad de George Washington y obtuvo su Licenciatura en Economía en el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey, México.
Viviana Vélez-Grajales
Sobre el autor
Viviana Vélez-Grajales cuenta con un doctorado en Economía de la Universidad de Pennsylvania, una maestría en Economía de El Colegio de México y una licenciatura en Matemáticas de la Universidad de las Américas-Puebla en México. Viviana tiene una amplia experiencia en evaluación de programas sociales y análisis de datos. Además, ha escrito artículos de investigación sobre temas de desarrollo como la movilidad social y la educación. Ella ha diseñado, supervisado y analizado los resultados de evaluaciones de impacto para programas sociales locales y nacionales. Ha participado en evaluaciones corporativas, evaluaciones temáticas y evaluaciones de procesos. Actualmente, participa en el desarrollo de programas de seguridad ciudadana y es responsable de construir la agenda de investigación y evaluación de seguridad ciudadana y justicia para los países de América Central y México en el Banco Interamericano de Desarrollo.
mm
Sobre el autor
Bárbara Cedillo es consultora del área de Seguridad Ciudadana y Justicia del Banco Interamericano de Desarrollo en Washington, D.C. Es maestra en Seguridad por la Universidad de Georgetown y licenciada en Relaciones Internacionales por el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM). Ha sido consultora del Departamento de Seguridad Pública de la OEA y del Banco Mundial en Washington, DC. Anteriormente, trabajó en el área de comunicación social del Consejo de Seguridad Nacional de la Presidencia de la República en México.
  1. WALTER VEGAZO MURO Reply

    FELICITACIONES POR EL EXCELENTE TRABAJO que viene realizando por reformar el glorioso cuerpo policial de malos efectivos, desde el Distrito Mi Perú en la Provincia Constitucional del Callao.

    Por otro lado concuerdo completamente sobre la imperiosa necesidad de buscar la MAYOR PARTICIPACIÓN CIUDADANA de manera activa y mayor presencia de la MUJER ya que con la presencia de la mujer hay una percepción ciudadana en nuestra cultura, que es incorruptible o mas difícil de corromper.

    En nuestro nuestro Distrito Mi Perú, contamos con la COMISARIA MI PERU en donde los ciudadanos participan activamente a través de la OPC – OFICINA DE PARTICIPACIÓN CIUDADANA – PNP – POLICÍA NACIONAL DEL PERU. Los cuales realizan labores coordinadas de prevención en nuestro Distrito.

  2. Delia Sánchez Ponce Reply

    Excelente resumen de este trabajo. Su sostenibilidad ha de ser un gran reto. Seria interesante conocer como se involucró la sociedad civil ?

  3. Julio cesar Cabrera Hernández Reply

    Excelente artículo sin duda alguna Honduras en paralelo a la situación aprobó la Convención de las Naciones Unidas sobre el crimen organizado internacional llamada convencion de Palermo que ha servido de apoyo internacional de la comunidad internacional

  4. Gerzon Velasquez Reply

    Gracias @Kareliavilla y amigas del @BID_Seguridad por su apoyo a este proceso de reforma de la @PoliciaHonduras, sin Uds no lo hubieramos logrado tan rapidamente. Saludos cordiales

  5. Balbino Chávez Britos Reply

    Excelente material. Felicitaciones y a seguir adelante.

  6. Jonathan Tzatzkin Reply

    Excelente información de seguimiento.

  7. Boris Bonilla Reply

    Excelente trabajo! ahora a mantener y mejorar esos indices de delincuencia en Honduras, gracias al BID por involucrar sus especialistas en estos temas para fomentar un país mas propicio para la inversión, con la contribución de todo los sectores se puede lograr los objetivos. Felicidades!

  8. Jorge Alberto Amador Reply

    Felicidades por darnos una luz en esta oscuridad por la que pasa mi país México, aunque yo agregaría a las políticas señaladas en el artículo, el poder ofrecer vivienda digna a los policías y sus familias para darles más sentido de pertenencia y un seguro de vida que permita continuar una vida digna a las familias del policía. Además de poner muy claro que un policía que denuncie a otro compañero corrupto hace lo correcto, ya que quien traiciona es el compañero corrupto a la corporación y a sus compañeros. Es importante darles ese sentido de identidad y de pertenencia.

  9. Carlos Sierra Reply

    Creo que se omiten algunos elementos clave que podrían ayudar a otros lectores que buscan respuestas al tema, entre los elementos que se omiten es que no es del todo exitoso el proceso; se inicio con un proceso fracasado de depuración, reforma y contrareforma; los presupuestos invertidos son desproporcionados en base al resultado; y el proceso paralelo de la conformación de una Policía Militar. Considero que esos elementos también serian importante para un lector

  10. Emilio Orlando Avilés Reply

    Cierto, los homicidios han bajado.
    Pero el Presupuesto de la Secretaría de Defensa subió de L 897.7 millones en el 2002 a L 7,958.6 millones en 2018 (un 787 %); y el de la Secretaría de Seguridad de L 1,064.5 millones en 2002 a L 6,583.5 en 2018 (un 518 %).
    El Presupuesto General de la República pasó del 2010 (L121,990.15 millones) a L 261,557.89 millones en 2018.
    Pero, en el 2007 la pobreza erá del 64.5 % y en 2017 subió al 68.8%.
    Entonces, bajarón los índices de asesinatos a costa de un crecimiento en la pobreza. Tenemos, un ejercito realizando acciones que le corresponden a la secretaría de Seguridad, y al final, ambas instituciones se ven perjudicadas institucionalmente.
    Las acciones deben dirigirse a revertir la pobreza, la desigualdad (ahora somos el tercer país más desigual del mundo), la pobreza exterma, mejorar los servicios de salud y educación una entrega más eficiente de los servicios públicos (a diario hay cortes en todo el país) y reducir el desempleo.
    Me disculpan, pero para mi es una farsa este supuesto éxito, como ustedes lo llaman.

  11. Jose Reply

    Muy bueno y hasta quisiera que alguna vez y no sea lejos podamos imprementar reformas reales en nuestro país, no hay claridad en las inversiones según se puede ver por los comentarios del reporte, en función de eso comentarios agergaria que la reforma debió ser integral que involucrara a la sociedad, en lo qur tiene que ver con la educación, lo cupacional, la información en combinación con las referidas reformas a la seguridad, no es facil verdad pero había que apostar a todo para obtener resultados que permitan ser evaluados a mayor escala y rigor, lasa conclusones estarían dando una lectura real de alcance positivo o no de todas esas reformas, las intensiones cuentan pero deseos no preñan.

  12. Mario Mérida Reply

    Excelente artículo. Recién me han llegado su publicación. Estoy trabajando en el diseño de la Política de Seguridad Privada, para desarrollar la colaboración de este sector en la seguridad pública. Cualquier referencia la agradeceré. Éxitos y saludos cordiales

  13. Sebastián Núñez Arriaza Reply

    Un trabajo extraordinario que debe extrapolarse a otros países del entorno; Con un compromiso claro por parte de los órganos de gobierno y el fuerte convencimiento de la institución policial de asimilas cambios, se ha hecho posible la mejora.
    Se deja de guía como remedio la intervención en:
    Criterios más duros para la admisión de agentes.
    Formación con filosofía comunitaria en el Instituto Técnico Policial.
    Más mujeres en las filas policiales.
    Mejora de las condiciones laborales.
    Equipamiento policial más sofisticado.
    Participación de la sociedad civil.
    Felicitaciones y ánimos a los autores por el trabajo.

Dejar una respuesta

*