Seguridad Vial

Caminos escolares por la seguridad vial de los niños

Que los niños aprendan en sus trayectos a la escuela normas de seguridad vial y que el entorno – padres, profesores y sociedad en general- se implique en la tarea. Esa es la meta que persigue la iniciativa de Caminos Escolares puesta en marcha por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) en el seno del Grupo Consultivo de la Sociedad Civil (ConSoc) de la Representación del BID en Argentina. El objetivo es combatir la inseguridad vial que implica que actualmente 21 niños fallezcan cada día en nuestra región por accidentes de tránsito, el 7,6% del total de muertes. Estados Unidos, Canadá o los países de Europa y de Asia Central mantienen una tasa de 4,7%. Los accidentes de tránsito son la primera causa de muerte violenta entre niños de 5 a 14 años de edad. 275 personas mueren cada día en Latinoamérica y el Caribe como consecuencia de los accidentes de tránsito.

Hablamos de un plan que podría ser el modelo de una acción de envergadura por la seguridad vial de nuestros niños a nivel continental replicando el modelo de la citada iniciativa que se ya se empieza a poner en marcha en Argentina por parte de la Agencia Nacional de Seguridad Vial de Argentina.

En la mayor parte de ciudades grandes y medianas en la región los niños se desplazan a sus escuelas en viajes exclusivamente motorizados ya sea por las distancias que se recorren o por temor a la inseguridad ciudadana.

La iniciativa plantea crear una red de recorridos seguros para llegar a la escuela caminando al menos durante la última parte del trayecto. Algo que no solo contribuye con mejorar la salud de los niños –caminar es un excelente ejercicio- y con el desarrollo de su autonomía sino que también colabora con la sustentabilidad medioambiental, al reducirse el número de automóviles circulando al menos en una parte de los trayectos. Y, lo más relevante, permite que los niños se familiaricen con las calles de una forma segura y pedagógica.

La propuesta ya cuenta con ejemplos de puesta en práctica en tres ciudades de Argentina. Comprende a las familias, las escuelas, los municipios, los comerciantes (cuyas empresas se encuentran en los caminos escolares) y, sobretodo, a los niños.

 

Un aspecto significativo de la iniciativa consiste en que en el espacio público se localizan señales que identifican el comienzo del trayecto, lo que permite llegar en el transporte elegido hasta ese punto para continuar el trayecto desde allí caminando. A partir de allí los niños encuentran carteles en los escaparates de los comercios (tiendas, etc.) que se sitúan a lo largo del camino escolar de forma que los niños y adolescentes participantes pueden reconocer estos locales como “comercios amigos” y pueden acudir a ellos por si necesitan algún tipo de ayuda o asistencia.

Recuperar el espacio público para los niños es vital para toda la sociedad. Únicamente empezando por los escolares la sociedad del presente y del futuro podrá contar con personas comprometidas con la seguridad vial en particular y con el bienestar de su comunidad gracias a la responsabilidad y la autonomía adquiridas mediante esta iniciativa que conjuga aprendizaje sobre las normas de seguridad vial con puesta en práctica de lo aprendido nada menos que en el espacio público, ese espacio mucha veces temido o maltratado que pasará a ser un protagonista querido e integrado en el imaginario colectivo de los niños.

 

*Vera Lucía Vicentini es ingeniera civil con máster en Economía y medio ambiente. Trabajó durante más de quince años en uno de los grandes grupos privados de construcción civil de infraestructura donde fue responsable de la gerencia de grandes proyectos viales, de generación hidroeléctrica y de gasoductos. En los últimos quince años se desempeña como especialista de infraestructura y transporte del BID ayudando a diseñar y conceptualizar grandes proyectos de transporte y los mecanismos financieros e institucionales de implementación.

 

2 comments

  1. Elena de la Peña 21 septiembre, 2015 at 08:57 Responder

    Qué interesante es trabajar en esta línea!
    por si algún lector está interesado, en este link está el material que ha desarrollado Fundación Mapfre, junto con la Asociación Española de la Carretera. Se trata de un manual de inspección de seguridad vial en entornos escolares. está disponible en español y en inglés.
    https://www.fundacionmapfre.org/fundacion/es_es/seguridad-vial/investigacion/manual-seguridad-vial-entorno-escolar.jsp

  2. Raúl Rodríguez Molina 22 septiembre, 2015 at 13:51 Responder

    Magnífica iniciativa, el caminar seguro por la vía pública no solo tiene todas las ventajas que se mencionan en el blog y el video sino que es sobre todo un derecho de cualquier ciudadano. Educar a los nuevas generaciones en hacer uso de este derecho y reclamarlo de manera activa es la mejor forma de lograr ciudades más habitables para las próximas generaciones.

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados *