Logística

Más pero, sobre todo, mejores caminos para Latinoamérica

¿Cansados de la vieja práctica de tener que reconstruir carreteras prácticamente nuevas o con pocos años de existencia? ¿Cuántas veces fracasan activos viales recientemente inaugurados en la región? En el mejor de los casos estamos hablando de una pérdida económica importante y, en el peor escenario, de un peligro para personas que transitan por puentes o carreteras pobremente construidos o ineficientemente mantenidos. En el Banco Interamericano de Desarrollo afrontamos como prioridad el reto de ayudar a construir más pero, sobre todo, mejores caminos. Por eso en mayo pasado participamos en Virginia en la “9ª Conferencia Internacional en Gestión de Activos de Pavimentos (ICMPA9)”. El título del tema principal, “avanzando en la gestión de firmes, más allá del corto plazo”,  es elocuente. Se presentaron las mejores prácticas en recopilación eficaz de datos, herramientas de análisis y estrategias de inversión conociendo experiencias exitosas dignas de emular desarrolladas Australia, Sudáfrica, Nueva Zelanda, Canadá y EEUU, entre otros países.

¿Por qué es de especial interés este tema para América Latina y el Caribe (ALC)? A veces se confunde la gestión de activos viales con la importancia del mantenimiento rutinario en carreteras. Ni mucho menos. Se trata de gestionar la infraestructura en todo su ciclo de vida (preinversión e inversión; operación y mantenimiento y reintegración) y para todos sus componentes (desde la provisión de la infraestructura hasta la provisión del servicio), de modo que se optimice el activo que representa una carretera. A día de hoy existe por descuido, en el mejor de los casos, un grave problema de sostenibilidad de inversiones en activos viales.

Ya en 1994 la Comunidad Económica para América Latina (CEPAL) formuló la siguiente reflexión para la región de ALC en la publicación Caminos:

“La gran expansión de la red vial interurbana culminó en la década de los años ochenta, después de varias décadas de intensa inversión y actividad de construcción. En muchos países, el tamaño general de la red de caminos es considerado suficiente hoy (…). Sólo en determinadas regiones o países es necesario aumentar la cobertura física de la red”.

Entonces ¿por qué a día de hoy existe un déficit de infraestructura vial en ALC? La misma publicación detallaba a modo de premonición:

“Actualmente en muchos países ya es evidente que los caminos deteriorados significan un serio freno para el desarrollo económico y social por cuanto en el futuro habrá que reemplazar la infraestructura que se ha perdido. ¿Quién la pagará?”.

En la figura de abajo se muestra que dejar que un camino se deteriore hasta estándares no satisfactorios eleva los costos de restitución hasta en un factor de 6 respecto de si se actuara en una etapa de buen estado. En el peor de los casos se pierde totalmente la capacidad de la infraestructura.

image002

Conservación oportuna de un camino. Presentado por Esteban Travaglianti y Fabián Schvarzer en el Seminario de Gestión Vial celebrado en La Paz, 19-24 de abril 2015.

 

La Banca Multilateral en su conjunto puede convertirse en un actor clave para cerrar la brecha regional en ALC y, más aún, aprovechar la adecuada gestión vial para crear condiciones de desarrollo[1]. Sin embargo, las acciones que se deben tomar para crear una adecuada gestión de activos viales en ALC son: (i) capacitar técnicamente y financiar a gestores y a agencias viales; (ii) involucrar a transportistas y a usuarios particulares como agentes clave de la infraestructura y de su servicio; (iii) trabajar coordinadamente con los tomadores de decisiones en las políticas y asignaciones presupuestales y (iv) potenciar a universidades y centros de investigación viales para consolidar el patrimonio vial, realzando la figura del técnico y prestigiando no sólo el nuevo diseño sino también la rehabilitación y el mantenimiento.

En este marco, además de brindar apoyo técnico el BID viene impulsando la sostenibilidad de las inversiones en carreteras como un requisito en sus operaciones de préstamo[2]. En el último año el BID ha realizado seminarios en Buenos Aires y en La Paz para dar a conocer a las respectivas unidades ejecutoras mecanismos de conservación vial. En ambos seminarios se presentaron sistemas de inventariado y de planificación de redes viales, contratos de conservación por niveles de servicio, metodologías de evaluación del estado de las vías y se abrieron mesas de debate entre contratistas y agencias viales para tratar las distintas experiencias regionales. No sólo cabe destacar el valor agregado del Banco para ofrecer conocimiento en gestión vial. El BID juega también un rol importante como catalizador de otras inversiones. Conjuntamente con el banco koreano EXIMbank el BID va a implementar un Asset Management framework for the Pavement and Bridge Management System (PMS/BMS), aumentando el apoyo al Fondo de Mantenimiento Vial (FOMAV) de Nicaragua.

Este es un primer blog de una serie temática sobre gestión de activos viales. En el ICMPA9 se presentó el estado del conocimiento en gestión de activos de pavimentos a ser aplicado a las características de ALC. Continuando con este compromiso  seguiremos escribiendo sobre procesos de planificación vial, competencia entre recursos y sistemas de asignación de fondos, modelos de gestión por contratos de niveles de servicio, retos en la gestión por mejoras en las tecnologías y, sobre todo, sobre una estrategia sectorial vial.

[1] Dos ejemplos a modo de ilustración: por el lado técnico, el Banco Mundial ha creado escuela con sus modelos de evaluación de inversiones en carreteras y caminos, en proceso de revisión para adaptarlos al nuevo entorno  de open knowledge; por el lado operacional, en el 2001 la CAF financió en Bolivia un exitoso Programa de Conservación Vial (PROVIAL), dando pie a un modelo de desarrollo local por microempresas que ha sido continuado también por el BID.

[1] Préstamos actualmente en preparación que consideran mejoras en la infraestructura y en la gestión de la red vial principal y vecinal (carreteras y caminos, respectivamente) son: PE-L1135, BO-L1102, PR-L1092

 

*Iván Corbacho posee un Máster en Ingeniería de Caminos, Canales y Puertos por la Universidad Politécnica de Cataluña (UPC). Colabora con especialistas en la preparación de proyectos y profundizando en las áreas de conocimiento, especialmente en los campos de Transporte Urbano y Sostenible. Ha trabajado en el sector privado y en otros Bancos Multilaterales. Fue consultor en el Banco Europeo de Inversiones (BEI), investigador en el Centro de Innovación del Transporte (CENIT), asistente de Profesor en el Departamento de Infraestructura y el Territorio de la Universidad Politécnica de Cataluña (UPC) e ingeniero en la empresa Inypsa.

 

3 comments

  1. Juan | gestion de patrimonio 26 julio, 2016 at 15:06 Responder

    Sudamérica es un continente enorme con las regiones geográficas variadas. Los viajeros aventureros encontrarán una gran variedad de opciones de transporte, lo que le permite elegir la mejor opción para su presupuesto, su itinerario y su entorno, ya sea densa selva o picos de la montaña cubierta de nieve.

  2. Mauro Costa 13 junio, 2017 at 13:25 Responder

    Hay una solución barata y eficaz para caminos de tierra. Solución común en el continente africano. Somos representantes de la empresa Polyroads de Sudáfrica. Líder en soluciones de bajo costo para estabilización de carreteras, independientemente del tipo de suelo. Nos ponemos a disposición para más información y alianzas. Para conocer, visite http://www.m19n.com o http://polyroadspy.m19n.com.

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados *

Suscríbase a nuestro blog

Por favor, ayúdanos a enviarte sólo la información que te interesa.

Suscríbete