Diez trampas del análisis Costo Beneficio
Hacia el desarrollo efectivo
  • Acerca

    Este blog resalta ideas efectivas en la lucha contra la pobreza y la exclusión, y analiza el impacto de los proyectos de desarrollo en América Latina y el Caribe.
  • Diez trampas del análisis Costo Beneficio

    7
    Jun
    2012

    Por

    La demostración de efectividad está en el corazón de la revolución de la asignación aleatoria (liderada por los randomistas de laboratorio, los cuasi randomistas y los randomistas discontinuos y que son seguidos por muchos de nosotros en twitter). Sin embargo, hace relativamente poco han empezado a aparecer modelos estructurales que permiten estimar cambios en bienestar, curvas de demanda y flujos de beneficios.

    Por ejemplo, este estudio reciente que Michael Kramer presentó en el Centro para el Desarrollo Global estima altas tasas internas de retorno para la desparasitación de niños en Kenia (de 22.9% con solamente ganancias de productividad a 39.3% cuando se incluyen ingresos totales).

    Esta tendencia, que apenas emerge, de incluir estudios de costo beneficio rigurosos (o de costo efectividad) en las evaluaciones de impacto, es crucial. Un impacto explosivo (big bang) es quizás suficiente para atraer la atención de gobiernos y ONGs. Pero un big bang por peso gastado es necesario para abrir sus billeteras.

    A medida que esta tendencia evoluciona, es importante tener presentes las posibles trampas que pueden emerger en un análisis costo beneficio.

    Les dejo una lista de diez trampas, sin mayor orden

    • ¿Aturdido y confundido por la confusión entre beneficios (o costos) y transferencias? Algunos pagos que aparecen en los flujos de costos (o beneficios) financieros no son un uso real de recursos, sino simples transferencias de un segmento a otro. Pagos de principal e intereses, subsidios e impuestos, y depreciación son algunos ejemplos.
    • ¿Cómo barrer las externalidades debajo de la alfombra? En muchos proyectos las externalidades, especialmente ambientales, pueden ser una fuente clara de beneficios y costos y no deberían ser ignoradas.
    • ¿Jugando  billar a tres bandas? En algunos casos, un proyecto puede impactar mercados que están a más de un paso. Se debe tener cuidado en la valoración de estos posibles beneficios ya que mientras más se supone, menos se sabe.
    • ¿Ilusionado de pensar que el empleo es un beneficio?. En algunos proyectos se tiene como objetivo explícito – o implícito – dar empleo. En todo proyecto el empleo es un costo, no un beneficio ya que implica el uso de un recurso escaso. En aquellos casos en que se busque la generación de empleo, debería usarse un precio sombra del salario para reflejar el costo de oportunidad del trabajo
    • ¿Proyectando al borde de un ataque de nervios? En muchos proyectos, se proyecta el comportamiento futuro con tasas de crecimiento sacadas de la manga. Esto no es un tema menor. Un estudio reciente del escalamiento de costos en 258 proyectos de transporte en todo el mundo encontró que la sub-estimación de costos no se explica por errores, sino por las proyecciones super-optimistas, de demanda esperada por ejemplo. El análisis de sensibilidad no debería buscar el sol radiante del futuro, sino explicar mejor que pasaría si ha llovido mucho.
    • ¿Confunde lo sentido con la sensibilidad? El análisis de sensibilidad requiere conocer bien los motores que mueven a los beneficios y los costos, y a la teoría de cambio que los empuja. Multiplicar un costo –  o un beneficio –  por 0.7 (o el número que se les ocurra) no nos da ninguna información útil.
    • ¿Al que no quiere sopa se le dan dos tazas? Contar dos veces los beneficios sucede en al menos dos formas. Primero, cuando un bien o servicio intermedio se cuenta dos veces.  Segundo, cuando el beneficio se cuenta como activo y también como flujo. Medimos la lluvia por el caudal del río más el nivel del estanque. Por ejemplo,  añadimos las valorizaciones de propiedades inmobiliarias que resultan de reducciones de tiempos de viaje con los ahorros de tiempo monetizados de los beneficiados por el proyecto. Contar dos veces posiblemente nos hace más felices pero no nos hace más sabios.
    • ¿Se le borran los costos y no ve más allá del presupuesto? Los costos debe ser los costos totales para la sociedad, y no solamente los costos financiados por los promotores del proyecto.
    • ¿Cómo mezclar el agua y el aceite y confundir flujos nominales y reales? Todo análisis debe hacerse consistentemente. Si la tasa de descuento es real, los flujos deben expresarse en términos reales. Si comparamos con estimaciones en otros países, especialmente si se trata de beneficios basados en el consumo, las estimaciones deben estar en PPP.
    • ¿Cómo sostener la insoportable levedad del contra-fáctico? Dado que el análisis costo beneficio típicamente mira hacia adelante, se requiere entender qué va a pasar sin el proyecto. Así como no todo está condenado a repetirse indefinidamente, las alternativas de comparación deben basarse en inferencias válidas y tener presente las consideraciones de validez externa

    NOTA: ESTE BLOG ESTÁ BASADO EN UN BORRADOR DE GUIA DE ANÁLISIS ECONÓMICO QUE ESTAMOS PREPARANDO CON PAUL WINTERS PARA EL BID

    4 comentarios

    • Juan :

      Excelentes tips para análisis; soy principiante en el tema y me parece escrito con gran claridad, gracias. espero la guia para análisis económico, por acá en Chihuahua México, estamos buscando orientar los recursos públicos, estoy seguro que nos será muy útil.

    • Alex :

      Buenas! soy estudiante de administracion, y quisiera por favor si alguien me explique Una aplicación
      del análisis coste – beneficio: uso para fines recreativos de: Los Picos de Nubes Blancas.

      Muchas Gracias!!

    • Simplemente se trata de un análisis Francisco. Si me equivoco que alguien me corrija.

      Gracias.

    Comentar el artículo

    Suscripción
    Categorías
    Archivos