Tras la exitosa experiencia del Fondo regional del Caribe para la gestión de aguas residuales (CReW, por sus siglas en inglés), el BID, el Fondo Mundial para el medio ambiente y Naciones Unidas se disponen a implementar CReW+, un nuevo programa enfocado en la innovación.

Por Rodrigo Riqueleme*

En el Caribe, una región en la que el 51% de los hogares carece de acceso a redes sanitarias, alrededor del 85% de las aguas residuales se vierten al mar sin el tratamiento adecuado. Pese a los esfuerzos de la región por mejorar en ese aspecto, hace falta contar con soluciones innovadoras que permitan disminuir esos indicadores de manera segura y sostenible.

Así el BID, el Fondo Mundial para el medio ambiente (GEF, por sus siglas en inglés) y el Programa de las Naciones Unidas para el medio ambiente (ONU medio ambiente) están por lanzar el programa conocido como CReW+, Enfoque integrado para el manejo del agua y de las aguas residuales usando soluciones innovadoras y promoviendo mecanismos de financiamiento en la Región del Caribe.

Este programa retoma no solo su nombre, sino también las lecciones aprendidas del Fondo regional del Caribe para la gestión de aguas residuales (CReW por sus siglas en inglés), que implementó varios programas piloto en 13 países del Caribe.  El nuevo programa CReW+ establece soluciones más específicas para abordar los desafíos de la gestión de las aguas residuales de una manera más holística, utilizando enfoques integrados, con el objetivo de crear valor a partir de “agua regenerada” y basados ​​en la protección de las fuentes de agua a través del tratamiento de aguas residuales. Específicamente el programa tendrá seis componentes:

  • Reformas institucionales, normativas, legislativas y regulatorias para la gestión integrada del agua y aguas residuales (IWWM por sus siglas en inglés).
  • Opciones de financiamiento sostenibles y personalizadas para la IWWM urbana, periurbana y rural.
  • Suministro de soluciones innovadoras a pequeña escala, locales, rurales, periurbanas y comunitarias para IWWM.
  • Gestión del conocimiento y promoción sobre la importancia del orden de IWWM para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible.
  • Monitoreo y evaluación.
  • Gestión de proyectos.

El equipo del BID y ONU Medio y GEF están actualmente en las últimas etapas de preparación para lanzar oficialmente el programa, en el que participarán 18 países del Gran Caribe.

La mayor inspiración que hemos recibido para continuar y profundizar el programa CReW en esta nueva etapa ha sido el experimentar de primera mano el alto impacto positivo que se logra con intervenciones relativamente simples en la región a nivel comunitario, local y rural. La mayoría de los proyectos de CReW+ se desarrollarán en zonas geográficas altamente vulnerables a fenómenos de contaminación de cuerpos de agua, cambio climático y con pocos recursos para inversión. Hemos apreciado el alto poder de convocatoria de los programas regionales y cómo la región del caribe comparte casi la totalidad de los problemas que se enfrentan para la solución en el manejo sustentable de recursos hídricos. Específicamente abordaremos intervenciones en muchas áreas donde el BID y ONU Medio ambiente poseen experiencia previa en CReW y otros programas de la región.

Se espera que el programa incluya, entre otros proyectos: reformas en normativa ambiental en calidad de aguas tratadas y descargas, diseños de sistemas innovadores de tratamiento de efluentes, manejo sustentable de cuencas de agua dulce para garantizar una mayor seguridad del agua para las comunidades rurales vulnerables, gestión integral del agua y las aguas residuales, aprovechamiento energético, mejores prácticas de uso de la tierra y mayor eficiencia en el uso del agua, nuevos esquemas de financiamiento de proyectos de saneamiento, planes de acción y modelos de negocio específicos para zonas rurales y comunidades, desarrollo de programas con participación del sector privado, difusión y educación a la comunidad y usuarios, cursos on-line, capacitación técnica, y promover y reforzar la relación entre los países del Gran Caribe.

La historia de CReW

El año 2010 cuando recién estaba terminando de familiarizarme de la cultura y prácticas del BID, me integré al programa  CReW, lo cual implicó un proceso aún más complejo de procesos interinstitucionales.

La preparación y ejecución de este programa con 13 países tenía por objetivo: proporcionar financiación sostenible para el sector de las aguas residuales; apoyar las políticas y reformas legislativas; fomentar el diálogo y el intercambio de conocimientos regional entre los principales actores en la Región del Gran Caribe. Claramente este programa financiado por GEF y ejecutado por el BID en conjunto con PNUMA (hoy en día ONU medio ambiente) planteó una serie de desafíos que fueron enfrentados por un equipo numeroso y muy profesional de todas las instituciones. Tuve el honor de liderar este programa en sus últimos 4 años de ejecución, lo cual me permitió apreciar de cerca las complejidades que deben enfrentarse dentro y fuera de las instituciones al coordinar un esfuerzo tan ambicioso como este.

Fueron muchos los productos y el valor agregado en este programa, así como también las lecciones aprendidas que nos permitirán mejorar futuras intervenciones en estos y otros países de la región. Una de nuestras mayores satisfacciones fue apreciar cómo el nombre del programa se convirtió en una marca en el ámbito del agua y saneamiento en la región. Durante la ejecución del programa recibimos cientos de correos electrónicos y llamados de agencias regionales para saber si un programa específico era “crew-able”, es decir apto para incluirse en el CReW.

Hacia el año 2016 cuando se aproximaba el cierre del programa, percibimos de manera espontánea de los países participantes la inquietud de seguir con el programa de una manera diferente, pero en la misma línea de trabajo. Es decir, consolidar lo ya avanzado y aprendido y realizar intervenciones nuevas en el contexto de lo ya implementado.

Como es normal en programas de esta naturaleza la ejecución cercana a las agencias implementadoras y la presencia del BID en casi todos los países del programa generaron un clima de cooperación y mucho entusiasmo para desarrollar una nueva etapa. Lo anterior considerando nuestra excelente relación con PNUMA, sentó las condiciones adecuadas para desarrollar un nuevo programa. El nuevo programa se conceptualizó y desarrolló en detalle entre las dos agencias. Además, esta vez se contará con 18 países participantes, combinando 8 países de habla hispana y 10 de habla inglesa.

*Rodrigo Riquelme es Especialista Senior en Agua y Saneamiento en el BID. Estudió Ingeniería Civil con especialización en obras hidráulicas y sanitarias en la Universidad de Chile. También posee un Máster en tecnologías y recursos hídricos en la Universidad de Birmingham y un MBA en la Universidad de Leicester ambos en Reino Unido. Tiene más de 17 años de experiencia en análisis, desarrollo e implementación de proyectos operacionales y de infraestructura en el sector de agua.

###

América Latina y el Caribe cuenta con el 40% de la biodiversidad del mundo. Sin embargo, se ha enfrentado a una gran pérdida de su capital natural en las últimas décadas. Es por eso que el BID, en asociación con el Fondo para el Medio Ambiente Mundial (GEF, por sus siglas en inglés), reconoce la importancia de actuar y apoyar a los países de la región para hacer buen uso de sus recursos naturales y así generar crecimiento económico.

 Para conocer más acerca de los proyectos del BID y el GEF en América Latina y el Caribe, y saber cómo los países pueden acceder a estos fondos, por favor visita este link.

DÉJANOS TU COMENTARIO