Las obras de saneamiento tienen que ser adecuadas para cada contexto, tanto en lo económico, lo geográfico y lo cultural. Por eso hemos adaptado el compendio de sistemas y tecnologías de saneamiento de EAWAG al español.

*Por Rodrigo Riquelme y Ricardo Martínez.

Para el éxito y sostenibilidad de un proyecto de saneamiento rural es clave que se haya realizado un proceso de revisión de tecnologías disponibles y apropiadas para cada caso. Los factores a considerar para esta selección incluyen: la ubicación geográfica, la densidad de población, los ingresos de los habitantes, el uso o disposición final que se le dará a los efluentes, entre otros.

En este contexto, el Banco apoya a los países Latinoamérica y El Caribe para que cuenten con herramientas de conocimiento que les sean útiles en la toma de decisiones sobre las opciones de saneamiento más adecuadas.  Por esta razón, el Banco, junto con el Instituto Federal Suizo para la Ciencia y la Tecnología Acuática (EAWAG) y Hábitat para la Humanidad, realizaron la adaptación al español de la Segunda Edición del Compendio de Sistemas y Tecnologías de Saneamiento.

El compendio presenta la descripción de 57 tecnologías aplicadas en el mundo a lo largo de la “cadena de saneamiento”, que va desde la interfase con el usuario, hasta la disposición final de los residuos.  Cada tecnología es descrita con detalle y se destacan sus pros y contras, con el fin de evaluar su aplicabilidad a cada caso concreto, ya sea en el ámbito rural o urbano.

Las tecnologías cubren una amplia variedad, desde un sanitario seco hasta una planta de tratamiento de lodos activados.  Éstas se pueden combinar para formar diferentes “cadenas de saneamiento”, que van desde la recepción de las excretas hasta la posible generación de lodos y su tratamiento para ser utilizados o desechados en las mejores condiciones para el medio ambiente y la salud de la población.

Cada tecnología recibe y genera productos, que se van modificando a lo largo de la cadena de saneamiento para su aprovechamiento y eliminación de efectos nocivos.  Las excretas, la orina, las aguas grises, los lodos y otros desechos son considerados “productos” en la cadena de saneamiento, ya que tienen un potencial de aprovechamiento que se materializa con las tecnologías a lo largo de la cadena.

El compendio es una herramienta de referencia de gran utilidad para una adecuada selección de esquemas de saneamiento apropiados a las condiciones locales.  Ha sido ampliamente usado en diferentes regiones del mundo y ahora, al estar disponible en español, será de gran valor para América Latina y el Caribe. Puede consultar y descargar el compendio acá: www.sandec.ch/compendio

*Rodrigo Riquelme.  Es especialista senior de la División de Agua y Saneamiento del BID basado en México. Tiene más de 20 años de experiencia en análisis, desarrollo e implementación de proyectos de infraestructura en el sector de aguas.  Es ingeniero civil con un Máster de la Universidad de Birmingham y un MBA de la Universidad de Leicester.

 Ricardo Martínez-Lagunes.  Es consultor de la División de Agua y Saneamiento del BID basado en México.  Tiene más de 20 años de experiencia en el sector.  Es ingeniero civil con maestrías de CalTech y de la Escuela Nacional de Trabajos Públicos del Estado de Lyon, Francia. 

Comentarios 3
  • Julio
    Responder

    Lima, necesita tener un plan de contingencia ante un terremoto y quedar sin agua potable.
    Existen tecnologías muy modernas para desalar agua de mar, que superan a la clásica ósmosis inversa.

  • Gonzalo
    Responder

    El tratamiento y disposición final de los residuos debe ser una responsabilidad social de las comunidades asociado a las capacidades de gestión y administración de quienes tienen la responsabilidad de hacer el tratamiento respectivo, son dos componentes muy sensibles sobre los cuales se debe construir la sostenibilidad de las inversiones en saneamiento de nuestras comunidades

  • Rodolfo
    Responder

    Las obras de saneamiento en el Perú desarrolladas por el Estado sobretodo en la zona rural están plagadas de deficiencias e incluso con tecnologías obsoletas, como se podría desde la ciudadanía ayudar a resolver este problema que coquetea con la corrupción

DÉJANOS TU COMENTARIO