AquaRating es un estándar internacional que permite a operadores de agua y saneamiento conocer la calidad del servicio que ofrecen.

Para todos los que hemos estado trabajando en el sector de agua durante los últimos 15 años o más, 2015 fue el año 1, el año proyectado para cumplir los Objetivos de Desarrollo del Milenio. Los datos revelaron un gran progreso en muchos países: entre 1990 y 2012, 2.300 millones de personas obtuvieron acceso a fuentes de agua potable y casi 2.000 millones a saneamiento mejorado.

Sin embargo, aún no es tiempo de festejar: más de 700 millones de personas todavía obtienen agua de fuentes no potables y alrededor de 2.500 millones carecen de instalaciones mejoradas de saneamiento. Las cifras son más elevadas en los segmentos más vulnerables de la sociedad y en la mayoría de las áreas remotas del planeta.

Entre los Objetivos de Desarrollo Sostenible adoptados durante la 70ª Asamblea General de la ONU, el Objetivo 6 busca garantizar la disponibilidad de agua y su gestión sostenible y saneamiento para todos para el año 2030. Esto significa que los gobiernos deberán trabajar no solamente para garantizar la calidad del servicio sino que deberán además reducir la contaminación por aguas residuales, reforzar la gestión del agua, aumentar el uso eficiente de los recursos hídricos y proteger el patrimonio natural líquido.

AquaRating es un estándar internacional que permite a operadores de agua y saneamiento conocer la calidad del servicio que ofrecen. En tanto estándar, AquaRating establece la base referencial para que los servicios puedan monitorear su desempeño y planificar mejoras. Desarrollado como colaboración entre el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y la International Water Association (IWA), AquaRating ofrece una evaluación exhaustiva, imparcial y fiable del desempeño de servicios públicos, así como mejores prácticas de gestión. Posee tres dimensiones: (i) indicadores de desempeño; (ii) mejores prácticas; y (iii) fiabilidad de la información.

El sistema AquaRating ofrece una evaluación detallada de 112 elementos en ocho áreas clave y valida información mediante un proceso de auditoría independiente, elevando la seguridad y transparencia. En 2014, el sistema de evaluación ha sido ensayado en 13 servicios públicos en nueve países en Europa y América Latina. Actualmente se implementa a través de operadores individuales en Ecuador, El Salvador, Argentina y España y a través de instituciones gubernamentales o financieras en Perú, Colombia, México, Sierra Leona y Fiyi. AquaRating contribuye enormemente a mejorar el desempeño de los servicios públicos y ofrece una hoja de ruta que permite anticiparse a desafíos futuros, aportando al esfuerzo por cumplir los objetivos de agua para 2030. El sistema de calificaciones facilita mejores procesos de planificación y toma de decisiones para la gestión de servicios públicos, permitiendo obtener resultados sostenibles y eficientes.

Tendrá la oportunidad de conocer la manera en que AquaRating está transformando la gestión de los servicios de agua y saneamiento mediante un seminario online gratuito el día 17 de octubre de 2017. Obtenga más información y regístrese aquí.

En el próximo taller, a desarrollarse el 14 de noviembre a cargo del BID en el marco del Congreso y Exposición IWA 2017 sobre Agua y Desarrollo en Buenos Aires, se explicará la naturaleza y beneficios del sistema de evaluación AquaRating y cómo está transformando al sector de agua y saneamiento. También se exhibirán las experiencias de varios operadores de agua y saneamiento en la región de América Latina y el Caribe que han implementado AquaRating para sus servicios públicos.

Comentarios
  • Lourdes
    Responder

    Es un reto instalar sistemas de agua operativos que no presenten fidicultades al momento de poner en funcionamiento y garantizar la A.O.M, cloración y el pago y por el servico prestado, esto nos hace reflexionar que debemos fortalecer las capacidades de los profesionales técnicos y saciales que estan inmersos en el tema.

DÉJANOS TU COMENTARIO