Articulo de opinión: Experiencia de Minas Gerais y su programa Bolsa Reciclaje

Creditos para Carolina Rodrigues e Maurício Araújo/Giral viveiro de projetos

Creditos para Carolina Rodrigues e Maurício Araújo/Giral viveiro de projetos

En el año 2010, Brasil aprobó la Ley 12.305, que instituyó la Política Nacional de Residuos Sólidos (RS) en el país. Uno de los principios de la ley es la integración de los catadores de materiales reciclables en los esquemas formales de gestión de RS. Para ello, promueve la creación de cooperativas de catadores u otras formas de asociación, priorizando, en materia de acceso a recursos del gobierno federal, a municipios que implementen programas de recolección selectiva (donde se separa la porción seca de la húmeda) con participación de catadores.

Este reconocimiento (la palabra catador es mencionada 12 veces en la ley), pone a Brasil en la vanguardia del proceso de integración de esta población en los esquemas formales de gestión de RS.

Según datos del Instituto Brasilero de Geografía y Estadística (IBGE), en 2011 uno de cada tres municipios de Brasil (32,3%) tenía un programa, proyecto o acción de recolección selectiva en funcionamiento, pero sólo el 14,8% de los más de 5.500 municipios existente en el país llevaba adelante estos programa en alianza formal (contrato u otra forma jurídica) con organizaciones de catadores.

Es interesante mencionar el caso de 138 municipios que comenzaron pero luego interrumpieron sus programas de recolección selectiva. De estos 138, 55 (40%) atribuyeron la interrupción a la falta de un local o espacio adecuado para la separación y acopio de los materiales reciclables; 25 (18%) a la falta de eficacia de las campañas de concientización pública sobre el tema; y 15 (11%) a otras causas.

Aunque todavía incipientes, estos número no dejan de ser alentadores y cada año más municipios desarrollan este tipo de esquemas. En 2011, por ejemplo, más de 1000 municipios (20% del total) declararon tener algún tipo de  proyecto de implementación de acciones de recolección selectiva.

Uno de los estados que ha avanzado de manera más innovadora en la implementación de estos programas es Minas Gerais, fundamentalmente a través de su Programa Bolsa Reciclaje (Ley 19.823) y el Centro Minero de Referencia en Residuos (CMRR).

Creditos para Carolina Rodrigues e Maurício Araújo/Giral viveiro de projetos

Creditos para Carolina Rodrigues e Maurício Araújo/Giral viveiro de projetos

El Programa Bolsa Reciclaje fue creado en 2011 por el gobierno estadual con el objeto de brindar incentivos financieros a las cooperativas de catadores. El Programa establece normas para la remuneración de los catadores en función de la productividad de cada organización. Para tener acceso a beneficios, las cooperativas tienen que comprobar su productividad a través de notas fiscales o comprobantes que demuestren sus volúmenes de venta de material reciclable, puntualmente de los siguientes materiales: papel, plástico, vidrio y metal. La remuneración es posteriormente calculada tomando como base las notas fiscales emitidas por las empresas compradoras del material. Hasta febrero de 2013, más de 1.100 catadores de 58 organizaciones habían recibido unos 6 millones de reales en concepto de remuneración por sus servicios.

Gran parte de este trabajo, es apoyado por el CMRR, una iniciativa del estado, a través del  Servicio Voluntario de Asistencia Social (Servas),  para brindar apoyo técnico a los municipios en materia de gestión integral de RS y, específicamente, en la promoción de programas de recolección selectiva.

Este año, la División de Agua y Saneamiento del Banco Interamericano de Desarrollo, en el marco de la Iniciativa Regional por el Reciclaje Inclusivo, firmó una carta convenio con el Servas y el CMRR para apoyar la implementación y consolidación de esquemas de recolección selectiva con participación de catadores en 11 municipios del estado: Itaúna, Sete Lagoas, Mariana, Ouro Preto, Paracatu, Unaí, João Monlevade, Uberlândia, Betim, Araxá e Juiz de Fora. Mediante este convenio se aportarán recursos para la compra de equipamiento para alrededor de 20 cooperativas de catadores y la capacitación y profesionalización de casi 450 recicladores.

Este tipo de iniciativas, permite consolidar un modelo de política pública que apunta a la inclusión y formalización de una población que, según datos del último censo realizado en Brasil, alcanza al menos las 400 mil personas (IPEA, 2012).

Creditos para Carolina Rodrigues e Maurício Araújo/Giral viveiro de projetos

Creditos para Carolina Rodrigues e Maurício Araújo/Giral viveiro de projetos

Comentarios 6
  • Responder

    Muy felices de leer como el hermoso País de Brasil es pionero en el tratamiento de los residuos sólidos. Los tratamientos deben ir enfocados en la preservación total del medio ambiente.

  • Responder

    Muy felices de leer como el hermoso País de Brasil es pionero en el tratamiento de los residuos sólidos. Los tratamientos deben ir enfocados en la preservación total del medio ambiente.

  • Responder

    Muy felices de leer como el hermoso País de Brasil es pionero en el tratamiento de los residuos sólidos. Los tratamientos deben ir enfocados en la preservación total del medio ambiente.

pingbacks / trackbacks

DÉJANOS TU COMENTARIO