EspañolEnglish

In English: And you think I am sexy?

Photo credits: By Sexy_Mouth.jpg: Nyki m derivative work: H005 (Sexy_Mouth.jpg) [CC-BY-3.0 (http://creativecommons.org/licenses/by/3.0)], via Wikimedia CommonsYo creo que Penélope Cruz es sexy (si no, vean la película “Jamón Jamón” del director Bigas Luna), y supongo que Justin Timberlake también es sexy (después de todo él es la razón por la cual “sexy is back”). Mi esposa, sin duda alguna, es súper sexy.

Considerando este concepto de “sexy” me sorprendió leer que los retos que presenta el manejo del agua también se han convertido en una causa sexy.  

Consternado por esta definición, busqué la palabra sexy en mi fiel diccionario de sinónimos y encontré adjetivos como “erótico”, “seductor”, “libidinoso”. Mientras que todas esta palabras van mas o menos de la mano con lo que yo tenía en mente (tuve que borrar todas las cookies de la computadora para que mi sexy esposa no me regañara), me costó mucho trabajo asociarlas con el tema de agua y saneamiento.

¿Cómo y cuando empezamos a ver al sector de agua y saneamiento como algo “sexy”? ¿De dónde surgió la necesidad de hacerlo? ¿Se ha convertido el desarrollo en una industria que tiene que venderse como ‘sexy” para ser atractiva? ¿Atractiva para quién? ¿Para los donantes? Si es asì, entonces  ¿la sensualidad y las relaciones públicas se han antepuesto a la substancia? Justin, piénsalo un minuto.

El debate acerca de la sensualidad de nuestro sector  se calentó bastante en el 2011 con una pregunta central: ¿Es el sector de agua y saneamiento es lo suficientemente sexy?  Los artículos que iban y venían discutiendo el tema eran bastante interesantes y los puntos sobre asignación de recursos y competencia en el sector eran dignos de ser discutidos. Sin embargo, el uso de la palabra “sexy” me molesta.

Guyana agua no tratadaHace tres años y después de mucha discusión, me mude a Guyana “la tierra de muchas aguas.” A pesar de las grandes mejoras que ha tenido el país,   solo el 50% del “sexy” sistema de abastecimiento de agua se trata y alrededor del 20% de la población todavía carece de acceso a saneamiento. A gran escala,  esta agua tan sexy, cuando se encuentra estancada y contaminada, se convierte en el perfecto criadero de mosquitos Culex, un vector de las tan conocidas enfermedades tropicales desatendidas responsables de la pérdida de millones de vidas al año. Eso sin mencionar los millones de niños que mueren cada año a causa de la diarrea.

¿Esto les suena “seductor”? “libidinoso”? ¿Se asocia de alguna forma con la guapa de Penelope? Si así lo creen necesitan ver un psicólogo. Para mí, esto suena bastante real, doloroso y difícil de aceptar. ¿Qué mecanismo perverso hace que todo esto sea “sexy” en primer lugar? Supongo que nadie del otro lado de la ecuación del desarrollo (ej lo beneficiarios) lo definiría así.  Ya se nos olvidó ¿cuál es la esencia del desarrollo?

Como por arte de magia, recientemente las personas han comenzado a hablar de una forma más real, más asertiva acerca de nuestro sector.  Hablan sobre esta mierda (si, lo dije!)  y sobre la necesidad de tener un adecuado saneamiento.  Incluso actores famosos hacen huelgas de baños. El lenguaje puede ser un poco más rudo pero sin duda es más genuino.   De cierta forma provee legitimidad y substancia al trabajo que hacemos. 

Pausa.

¿O tal vez he sido engañado y ahora pienso que hablar de mierda es más sexy?  Este puede ser el caso, sin duda. Con toda mi ingenuidad e idealismo, estoy, después de todo, sentado de lado de la ecuación de desarrollo que necesita ser engatusado y seducido; como dirían los americanos “sexed-up”. Y si este es el caso, ¿es necesaria toda esta farsa? Y si es necesaria, ¿no es todo esto un poco trágico?

Con esta pregunta en mente, si me lo permiten, me tomaré lo que me vendieron como el agua mineral embotellada más rica y sexy que jamás probare. ¡Ay no, nadie es inmune!

 

Photo credits: By Sexy_Mouth.jpg: Nyki m derivative work: H005 (Sexy_Mouth.jpg) [CC-BY-3.0 (http://creativecommons.org/licenses/by/3.0)], via Wikimedia Commons

…And you think I am sexy?

Version en español: ¿Y crees que soy sexy?

Photo credits: By Sexy_Mouth.jpg: Nyki m derivative work: H005 (Sexy_Mouth.jpg) [CC-BY-3.0 (http://creativecommons.org/licenses/by/3.0)], via Wikimedia Commons

I believe Penelope Cruz is sexy (ever seen her in Bigas Luna’s Jamón Jamón?). I guess Justin Timberlake is sexy (he is the very reason we got “sexy” back, right?). My wife, also, is without any doubt super sexy (no need to comment on this one).

With this very specific idea of “sexiness” in mind, I was quite surprised to read that also the “water challenge” has become a sexy cause.

Appalled by such a definition, I checked “sexy” on my faithful Thesaurus, to find adjectives such as “arousing” and “libidinous”. While this is quite in line with what I had in mind (after a quick search in google, I had to erase all the cookies in order not to be questioned by my super sexy wife), I struggled internally to associate “water and sanitation” with arousing endeavors.

How and why did we start talking about water and sanitation as a “sexy” sector? Where did the need to do so come from? Has development become an industry that needs to sell “sexy” products to be appealing? To whom? To the “donors”? If so: has sexiness and PRs overridden substance? Just think about it for a minute.

The debate on our sector’s “sexiness” got quite heated back in 2011, with an interesting back and forth centered on the question: Is the water sector sexy enough? The articles were quite interesting and the points about resources allocations and sector “competition” worth debating. However, the use of the adjective “sexy” somehow upset me.

Guyana agua no tratada After much deliberation, about three year ago I move to Guyana, known as “the land of many waters.” Despite tremendous improvements, only 50% of the “sexy” water from the supply network is treated and about 20 % of the country population still lacks access to improved sanitation. On a larger scale: this very sexy water, when stagnant and contaminated, becomes the perfect breeding ground for the mosquito Culex, a vector of  well-known as well as neglected diseases, which claim millions of life every year. Not to talk about the million children dying every year because of diarrhea.

Does this sound “arousing” to you? “Libidinous”? Does it in any way associate with sweet Penelope? If so, you got to be twisted. To me, it sounds very real. Painful to read and difficult to accept. What perverse mechanism made the whole thing “sexy” in the first place? I guess that nobody on the other side of the development equation (i.e. the beneficiaries) would define it as such. Have we forgotten the essence of development?

As if answering this plea, more recently people have started talking “real”, in a more assertive way, about our sector. Talking about crap, seriously. About shit (yes, I said it!) and the need to have proper sanitation. Even famous actors went on toilet strikes. The language probably sounds harsher, but it is certainly more genuine. It somehow provides legitimacy and substance to the work we do.

 Pause.

Or maybe, I have just been fooled to believe that talking about shit is just sexier?! This might be the case indeed. With all my naivety and idealism, I am, after all, sitting on the side of the development equation that needs to be charmed and seduced. Sexed-up. And if this is the case, could the whole charade be necessary? And if so, isn’t it so very subtlety tragic?

With this question in mind, if you’d excuse me, I will allow myself drinking what was sold to me as the sexiest sparkling water I will ever taste. Oh boy! Nobody is immune.

 

Photo credits: By Sexy_Mouth.jpg: Nyki m derivative work: H005 (Sexy_Mouth.jpg) [CC-BY-3.0 (http://creativecommons.org/licenses/by/3.0)], via Wikimedia Commons

Comentarios 13
  • Francisco Martinez
    Responder

    Me gusta su comentario recién inicie en una ONG que trabaja en el tema de agua y saneamiento, hoy recordé lo que me decían mis maestros el sexo vende, como mercadologo pienso que todo debe presentarse desde un Angulo atractivo algo así como un truco de magia como en la película The Prestige recuerdan cuando:
    – ¿Estás mirando con atención?
    Todo truco de magia consiste en tres partes o actos:
    La primera parte se llama “la promesa”. El mago muestra algo común. Un mazo de cartas, un pájaro o un hombre. Te muestra el objeto. Quizá te pida que lo inspecciones, para que compruebes que es real, sin alterar, normal. Pero por supuesto, probablemente no lo sea.
    El segundo acto se llama “el giro”. El mago hace que el objeto común haga algo extraordinario. En este momento buscarás el secreto, pero no lo verás, porque, por supuesto, no estás realmente buscándolo. No quieres encontrarlo en realidad. Quieres ser… engañado. Pero no aplaudirás aún, porque hacer desaparecer algo no es suficiente. Tienes que volverlo a mostrar.
    Es por eso que todo truco de magia tiene un tercer acto. La parte más difícil. La parte que llamamos “el prestigio”
    Considero que en este terreno como todos hay que buscar formas de volver atractivo (sexy) lo que hacemos y como un mago sacarse un truco para mantener el interés de los que están acompañándonos en el tema, no porque seamos magos o por que esto sea un espectáculo, sino porque necesitamos que crean en lo que hacemos.

  • Francisco Martinez
    Responder

    Me gusta su comentario recién inicie en una ONG que trabaja en el tema de agua y saneamiento, hoy recordé lo que me decían mis maestros el sexo vende, como mercadologo pienso que todo debe presentarse desde un Angulo atractivo algo así como un truco de magia como en la película The Prestige recuerdan cuando:
    – ¿Estás mirando con atención?
    Todo truco de magia consiste en tres partes o actos:
    La primera parte se llama “la promesa”. El mago muestra algo común. Un mazo de cartas, un pájaro o un hombre. Te muestra el objeto. Quizá te pida que lo inspecciones, para que compruebes que es real, sin alterar, normal. Pero por supuesto, probablemente no lo sea.
    El segundo acto se llama “el giro”. El mago hace que el objeto común haga algo extraordinario. En este momento buscarás el secreto, pero no lo verás, porque, por supuesto, no estás realmente buscándolo. No quieres encontrarlo en realidad. Quieres ser… engañado. Pero no aplaudirás aún, porque hacer desaparecer algo no es suficiente. Tienes que volverlo a mostrar.
    Es por eso que todo truco de magia tiene un tercer acto. La parte más difícil. La parte que llamamos “el prestigio”
    Considero que en este terreno como todos hay que buscar formas de volver atractivo (sexy) lo que hacemos y como un mago sacarse un truco para mantener el interés de los que están acompañándonos en el tema, no porque seamos magos o por que esto sea un espectáculo, sino porque necesitamos que crean en lo que hacemos.

  • Francisco Martinez
    Responder

    Me gusta su comentario recién inicie en una ONG que trabaja en el tema de agua y saneamiento, hoy recordé lo que me decían mis maestros el sexo vende, como mercadologo pienso que todo debe presentarse desde un Angulo atractivo algo así como un truco de magia como en la película The Prestige recuerdan cuando:
    – ¿Estás mirando con atención?
    Todo truco de magia consiste en tres partes o actos:
    La primera parte se llama “la promesa”. El mago muestra algo común. Un mazo de cartas, un pájaro o un hombre. Te muestra el objeto. Quizá te pida que lo inspecciones, para que compruebes que es real, sin alterar, normal. Pero por supuesto, probablemente no lo sea.
    El segundo acto se llama “el giro”. El mago hace que el objeto común haga algo extraordinario. En este momento buscarás el secreto, pero no lo verás, porque, por supuesto, no estás realmente buscándolo. No quieres encontrarlo en realidad. Quieres ser… engañado. Pero no aplaudirás aún, porque hacer desaparecer algo no es suficiente. Tienes que volverlo a mostrar.
    Es por eso que todo truco de magia tiene un tercer acto. La parte más difícil. La parte que llamamos “el prestigio”
    Considero que en este terreno como todos hay que buscar formas de volver atractivo (sexy) lo que hacemos y como un mago sacarse un truco para mantener el interés de los que están acompañándonos en el tema, no porque seamos magos o por que esto sea un espectáculo, sino porque necesitamos que crean en lo que hacemos.

  • iluminacion eficiente
    Responder

    ¿Y crees que soy sexy? | Volvamos a la fuente, me ha parecido muy ameno, me hubiera gustado que fuese más amplio pero ya saeis si lo bueno es breve es dos veces bueno. Enhorabuena por vuestra web. Besotes.

  • iluminacion eficiente
    Responder

    ¿Y crees que soy sexy? | Volvamos a la fuente, me ha parecido muy ameno, me hubiera gustado que fuese más amplio pero ya saeis si lo bueno es breve es dos veces bueno. Enhorabuena por vuestra web. Besotes.

  • iluminacion eficiente
    Responder

    ¿Y crees que soy sexy? | Volvamos a la fuente, me ha parecido muy ameno, me hubiera gustado que fuese más amplio pero ya saeis si lo bueno es breve es dos veces bueno. Enhorabuena por vuestra web. Besotes.

  • psicologia online marbella
    Responder

    He leido vuestro articulo con mucha atecion y me ha parecido didactico ademas de facil de leer. No dejeis de cuidar este blog es buena.
    Saludos

  • psicologia online marbella
    Responder

    He leido vuestro articulo con mucha atecion y me ha parecido didactico ademas de facil de leer. No dejeis de cuidar este blog es buena.
    Saludos

  • psicologia online marbella
    Responder

    He leido vuestro articulo con mucha atecion y me ha parecido didactico ademas de facil de leer. No dejeis de cuidar este blog es buena.
    Saludos

pingbacks / trackbacks

DÉJANOS TU COMENTARIO