Un espacio para ideas y soluciones en seguridad ciudadana y justicia en América Latina y el Caribe

Entre el garrote y la zanahoria: ¿Cómo maneja el riesgo de corrupción en sus operaciones el BID?

magnifying-dollarsPor Juanita Riaño

El BID cuenta con un sistema para investigar y sancionar individuos y empresas que cometen fraude, corrupción y otras prácticas prohibidas en sus operaciones.  Pero para atacar el flagelo de la corrupción se requiere mucho más que medidas reactivas. Por ello, el BID cuenta también con una estrategia de prevención a través de la cual busca manejar proactivamente el riesgo de integridad. Esta estrategia tiene como objetivo reducir la probabilidad de que ocurra una práctica prohibida u otro comportamiento no ético en cualquier proyecto financiado por el Banco.

Los elementos principales de esta estrategia de manejo de riesgo son el análisis de la capacidad institucional de quien implementa un programa; el monitoreo continuo de los riesgos identificados y la implementación de las medidas de mitigación; y la exigencia de compromisos contractuales.

  1. Análisis de Capacidad Institucional

La responsabilidad de implementar cualquier programa que el BID financia recae en el organismo ejecutor que se designe y que generalmente es una institución pública responsable de ejecutar inversiones en el respectivo sector. Por ello, analizar la capacidad institucional del organismo ejecutor es fundamental. Desde el punto de vista de integridad, este análisis busca identificar las debilidades y fortalezas en los sistemas que podrían tener un impacto en la probabilidad de ocurrencia de fraude, corrupción u otros comportamientos no éticos. Entre los aspectos que se examinan está la administración fiduciaria (procesos para la adquisición de bienes y servicios y procesos de manejo financieros), la administración de personal, y otros sistemas de control interno y externo. Con base en los resultados de este análisis, el BID puede acordar con el prestatario acciones de fortalecimiento institucional para cerrar las brechas y mitigar los riesgos de integridad. Idealmente, en el largo plazo, estas acciones mitigación tienen un impacto no solo en el programa financiado por el BID sino en todos los proyectos de inversión que implemente el organismo ejecutor, independientemente de la fuente de financiación. Es el dividendo de integridad.

  1. Monitoreo Continuo

El BID supervisa la ejecución de los programas que financia y ofrece apoyo técnico a los organismos ejecutores. Un aspecto fundamental de la supervisión es dar seguimiento a los riesgos identificados durante la fase de diseño y a la implementación de las medidas de mitigación acordadas. También es importante mantenerse alerta a nuevos riesgos que puedan requerir atención. La Oficina de Integridad Institucional apoya a los equipos sectoriales y fiduciarios del Banco en la gestión del riesgo de integridad, asesorándoles en relación con los riesgos que surjan, incluido el impacto sobre la reputación del programa y/o del BID.  Especial atención se presta a los riesgos que se identifiquen a través de las investigaciones que adelanta la oficina.

  1. Obligaciones Contractuales

Este enfoque de gestión de riesgo de integridad está enmarcado en la exigencia del BID a todas las partes involucradas en las operaciones que financia de ceñirse a los más altos niveles éticos (ver por ejemplo aquí, p.5).

Las responsabilidades en materia de integridad de los participantes en actividades financiadas por el BID (países prestatarios, agencias ejecutoras, contratistas, proveedores, oferentes, etc.) están reflejadas en los diferentes contratos e incluyen:

– Prohibición expresa de cometer fraude, corrupción, y otras prácticas prohibidas;

– Obligación de reportar al BID cualquier sospecha de que se ha cometido fraude, corrupción, y otras prácticas prohibidas desde el proceso de licitación hasta la negociación e implementación del contrato; y

– Obligación de darle acceso a los investigadores del Grupo BID, o sus designados, a todos los documentos relacionados con el programa, incluyendo, los libros contables, cuentas, y registros, así como al personal involucrado con la ejecución de cualquier contrato financiado por el Banco.

El incumplimiento de estas obligaciones tiene consecuencias. Si el Banco determina que un participante en una actividad financiada por el BID cometió una práctica prohibida, puede decidir no financiar el contrato afectado, suspender los desembolsos de la operación o cancelar una parte o la totalidad del préstamo. Y por supuesto, para completar el círculo prevención – reacción, puede imponer sanciones.

El punto más importante con el que quiero dejarlos es que el manejo de riesgo de integridad es un esfuerzo colectivo. Los beneficiarios, los periodistas, los empresarios, las organizaciones de la sociedad civil son un eslabón fundamental. Hoy en día, el reconocimiento inequívoco de los efectos perversos de la corrupción sobre el desarrollo, unido al hecho de que en la región los ciudadanos están más conectados y a que hay una mayor disponibilidad de datos, crean el ambiente propicio para el monitoreo ciudadano efectivo.

Necesitamos la ayuda de la sociedad civil para maximizar el uso de los recursos destinados a financiar el desarrollo. Cuéntennos lo que ven para que se puedan corregir las fallas en materia de integridad…trabajemos juntos!

Juanita Riaño es especialista en el área de supervisión, auditoría y cumplimiento de la Oficina de Integridad Institucional del BID

Foto: Flickr CC TaxRebate.org.uk

 

Guest Author
Sobre el autor
Artículos escritos por autores invitados. Esta sección está abierta a expertos de los sectores público y privado, de la academia y de otras organizaciones multilaterales que quieran contribuir al debate.
  1. Hugo Morales Cordova Reply

    Estimnada Sra. Juanita,
    Felicito y saludo su tan interesante artículo, y no tengo dudas sobre el trabajo importante que vienen realizando ustedes desde el BID para nuestra región. No obstante, quiero comentar lo siguiente. En el 2009 en un préstamo otorgado por el BID dentro de una operación más amplia, 7 millones de USD fueron concedidos para mejorar los servicios de tratamiento para adolescentes infractores en mi país, Perú (http://www.accedejusticia.pe/web/componente4.php). Yo trabajé como consultor del Gobierno en un contrato de donación del BID en la fase de diagnóstico de necesidades, junto con especialistas del HQ del BID en WDC que viajaron a Lima para la evaluación del sistema. En el 2010 se empieza con las operaciones de implementación de las recomendaciones del diagnóstico que hicimos. Las recomendaciones quedaron en la ejecución de varias consultorías que implicaban la creación de dos modelos de atención integral, uno para privación de libertad y otro para condenas que se ejecutaran en medio comunitario. Esta última fue concluida, y se entregó al Gobierno. Lamentablemente este producto fue una copia de todo el manual de intervención de los servicios de atención de adolescentes infractores de la Comunidad de Madrid. Las autoridades peruanas fueron advertidas de eso por mi, ya que el nuevo consultor del BID contratado para esa tarea, me solicitó asesoría al respecto, y fui yo quien advirtió de que el producto a entregar no reunía con los solicitado. Yo hice los TOR en el 2009 para estas consultorias, junto a un equipo de especialistas. Por tanto, sé del alcance que estas tuvieron. El modelo de medio cerrado, luego de más de 5 años, no existe. Recientemente los servicios de tratamiento para adolescentes infractores peruanos ha sido trasladado del Poder Judicial peruano al Ministerio de Justicia, sin embargo, con el préstamo del BID, una delegación del Poder Judicial han viajado a Barcelona en una visita de estudio sobre servicios de resocialización, cuando ellos ya no son más autoridad en este tema. Quienes deberieron de viajar eran las nuevas autoridades del Ministerio de Justicia. Me preocupa que un hermoso proyecto en el que trabajé y que tuve que dejar en el 2010, para continuar un doctorado en Europa, termine de esta forma. El dinero del préstamo se terminó, y el impacto es menor de lo esperado. He tratado de contactar cuando estuve en WDC con el personal del sector responsable de estos asuntos, pero nunca me respondieron (capacidad del Estado). El gobierno no reacciona ante estas cuestiones. Cómo ustedes pueden impedir que esto termine sin beneficiar correctamente a estos jóvenes, y endeudarnos a los peruanos por un crédito subutilizado. Tengo documentos y pruebas de todo lo que le estoy comentado. Quedo atento a su amable respuesta. No tengo ningún interés personal en el asunto, solo el que como ciudadano peruano me corresponde para cuidar los intereses públicos de la resocialización de estos jóvenes. Un cordial saludo.

    • Pablo Bachelet
      Pablo Bachelet Reply

      Muchas gracias, hemos tomado nota. Si tiene una denuncia de práctica prohibida Cuéntanos. (https://cuentame.iadb.org/)

Dejar una respuesta

*