Los esquemas de bonificación e incentivos pueden mejorar la calidad de la educación en Chile
Hacia el desarrollo efectivo
  • Acerca

    Este blog resalta ideas efectivas en la lucha contra la pobreza y la exclusión, y analiza el impacto de los proyectos de desarrollo en América Latina y el Caribe.
  • Incentivos en educación

    17
    Abr
    2013

    Por

    rosangela teacher 2

    En el marco del Taller sobre  Internacional de Encuestas y Evaluación de Impacto  de Políticas Públicas (#Taller_EEIPP) en el cual estoy participando, tuvimos una sesión para discutir la evidencia sobre esquemas de incentivos sobre los resultados educativos. Una de las preguntas fundamentales en educación es cómo incentivar a los maestros para mejorar los resultados de los niños. El maestro es la característica por el lado de la oferta que más incide en la calidad de la educación (Vegas y Petrow, 2008).  Los resultados agregados de los tres estudios que revisamos nos dejan concluir que los esquemas de incentivos para maestros dependen de la forma y el contexto en el que se implementan.

    En la primera sección Francisco Gallego de la Universidad Católica de Chile presentó su trabajo en la evaluación del Sistema Nacional de Evaluación del Desempeño que opera en Chile desde 1996. Este programa introduce un esquema de torneo en grupo donde el 25% de las mejores escuelas ganan un bono de 2 años equivalente a aproximadamente el 5% de su ingreso anual. El índice que determina su rango es un promedio ponderado que incluye puntajes en pruebas estandarizadas, mejoras (o no), inscripción y otros indicadores. Usando un estimador de regresión discontinua encuentra que la probabilidad de graduación mejora en 0.05 desviaciones estándar. Los efectos son heterogéneo con un efecto mayor para las escuelas con menor número de estudiantes y en escuelas con un estatus socioeconómico bajo y peores calificaciones iniciales.

    En la segunda sección Leonardo Costa del Banco Mundial presentó  evidencia sobre la evaluación del Bonus de Desempenho Escolar en Brasil implementado en 2008. El incentivo se dirige a maestros en los grados 4to, 8vo y 11vo que enseñan matemáticas y portugués. Los maestros que alcanzan un 50% de la meta basada en un índice de calidad obtienen un bono. El índice se compone de calificaciones y tasas de aprobación. El efecto del programa es estimado comparando los cambios en resultados en las escuelas de Pernambuco donde se ofreció el esquema con cambios en escuelas en el resto del noreste del país. La evidencia muestra que las escuelas responden a los incentivos pero que estos parecen disminuir con el tiempo.  Los incentivos parecen no funcionar en las escuelas grandes. Los estudiantes beneficiados son aquellos con un estatus socioeconómico más bajo y con resultados deficientes previos a la implementación.

    En la tercera sección Venkatesh Sundararaman del Banco Mundial presentó los resultados de una evaluación en la que trabajó en la India de un esquema de incentivos individuales y grupales en el 2005 para escuelas rurales primarias. El incentivo grupal es un bono proporcional a la mejora porcentual del puntaje encima del 5% para matemáticas y lenguaje promedio de la escuela. Para el esquema individual, el bono se calcula en función del puntaje del grupo al que el maestro enseña.  La evaluación muestra que después de 2 años el programa mejora el desempeño de los estudiantes. No hay evidencia de consecuencias adversas como maestros enseñando sólo para pasar la prueba. Los incentivos individuales siempre reflejan mejores resultados que los grupales para varios tamaños de escuela. Sin embargo dado que su muestra es homogénea en esta dimensión  las diferencias no siempre son significativas. Venkatesh y su coautor no encuentran diferencias significativas en la magnitud de los efectos entre grupos de estudiantes con diferentes características demográficas.

    Los tres trabajos apuntan a que los esquemas de incentivos pueden mejoran la calidad de la educación. Las mejoras dependen de su diseño y el contexto. Los aspectos del diseño de los incentivos que influyen en los resultados incluyen la magnitud del premio, si el premio se basa sobre resultados individuales o grupales, si el premio se da en un esquema de torneo o por producto, la fórmula, etc. El contexto incluye las características de la población sobre la que se implementa el programa tales como el tamaño de la escuela y la composición socioeconómica de los estudiantes. La próxima pregunta a responder es cómo estos factores afectan la eficiencia de los incentivos y cómo diseñar una fórmula específica para una población dada. Para más información sobre el tema, te sugiero comenzar por cualquiera de estos tres artículos donde se discuten otros aspectos y donde se hacen múltiples referencias a otros estudios en el tema.

    2 comentarios

    • fundacion yo puedo aprender :

      Los incentivos a estudiantes son muy interesante pues mejoran la calidad de aprendizaje de los estudiantes interesados…mas deberia aplicar el sistema de incentivo a maestros por escuela …..ej. incentivos como pago de vacaciones en resort para el mejor maestro de la escuela… seria un incentivo excelente….. y mejoraria la calidad de la enseñanza en la escuela ,, los cual traeria como fruto aprendizaje y enseñanza de calidad…

    • Hay muchas actividades para poder incentivar a los maestros, como por ejemplo, la organización de Gymkanas o Concursos televisivos. También los cñásicos viajes de incentivo.

      Saludos,

    Comentar el artículo

    Suscríbete a nuestro blog!
    Categorías
    Archivos