Como han podido apreciar en mis posts anteriores, los brillantes resultados de mi educación universitaria me han dado una ventaja intelectual clara e indiscutible, ilustrada mediante chistes ingeniosos y declaraciones provocadoras. Además, este sentido de superioridad exquisitamente europeo se traduce en una actitud sutilmente snob pero perceptible. No es un requisito obligatorio para ser considerado miembro de la Unión Europea, pero es lo que se espera, lo que se prefiere. Oh, como lo disfruto. Suena y huele a inteligencia. Genial.

Sin embargo, no nos dejemos llevar por primeras impresiones. Estoy seguro de que muchas personas que trabajan en organizaciones internacionales poseen credenciales similares. Todos tenemos hojas de vida intercambiables. Creemos que sabemos todo lo que hay que saber en el mundo ya que lo hemos visto todo. Ciertamente creemos que sabemos más que el siguiente mejor colega expatriado.

Hace poco estuve en una de esas situaciones que me han demostrado una y otra vez que mi esnobismo sexy no es tan cool después de todo. Huele a ignorancia y arrogancia altanera.

Voy a tratar de probar mi punto con el juego del “primer pensamiento”:  Yo digo algo y usted tiene sólo 5 segundos para decirme lo primero que viene a su mente.

Yo digo: ¡desperdicio!

Usted piensa: basura, olor, pestilencia, cáscara de plátano, latas de Coca-Cola (o Pepsi, eso ya dependerá de su gusto) comprimidas.

Yo digo: ¡recolección de residuos!

Usted piensa: manos sucias, enfermedades, olor desagradable, sucio, repugnante, sin hogar, drogadicto.

No podemos negar que recolección de residuos conlleva pensamientos apestosos. De hecho, he probado el juego del “primer pensamiento” con el siguiente mejor colega, y las respuestas que he colocado arriba son suyas.

Bueno. Recibí una gran lección de humildad durante un taller financiado a través de un proyecto del BID para promover una Guyana verde y limpia. En el taller, algunos recicladores y un experto en residuos sólidos hicieron una presentación sobre abono orgánico (compost en ingles).

Algunos de ustedes recordarán uno de mis posts anteriores, en el cual cuento la historia de aproximadamente 40 personas que están trabajando diariamente el en relleno sanitario Haags Bosch cerca de Georgetown, Guyana, como recicladores.

Para mi sorpresa, no vi cáscaras de plátano. Y no me azoto ningún olor desagradable. Lo único que me impactó fue el gran conocimiento de los recicladores sobre el sector y mi gran ignorancia sobre el tema.

Honestamente, debo admitir que ni siquiera los he visto como “personas de la basura”. Vi recicladores. Vi empresarios. Vi agentes de cambio en carne y hueso.

Estos son los mismos empresarios que se están reuniendo y organizando como la primera fuerza de reciclaje formal  en Guyana. Estos son los mismos empresarios que se pueden ver en este video, que comparten problemas y sueños, tratando de transformar las normas del establecimiento actual para crear un cambio cultural.

Estas son las personas que llevan el dulce aroma de la dignidad. Yo, huelo a ignorancia. Cielos, creo que necesito una ducha urgentemente.

La versión en inglés de esta nota ha sido publicada en el blog Caribbean DevTrends.

Comentarios 6
  • Ivonne Martínez
    Responder

    Me gusto mucho su informacion porque va direccionado desde la validez del trabajo que realizan los recicladores desde el enfoque de las capacidades y conocimientos adquiridos durante el proyecto y que necesitamos ir aprendiendo para poder aportar y generar nuevas dinamicas en los proyectos que desarrollamos o ejecutamos desde nuestras comunidades

  • Ivonne Martínez
    Responder

    Me gusto mucho su informacion porque va direccionado desde la validez del trabajo que realizan los recicladores desde el enfoque de las capacidades y conocimientos adquiridos durante el proyecto y que necesitamos ir aprendiendo para poder aportar y generar nuevas dinamicas en los proyectos que desarrollamos o ejecutamos desde nuestras comunidades

  • Ivonne Martínez
    Responder

    Me gusto mucho su informacion porque va direccionado desde la validez del trabajo que realizan los recicladores desde el enfoque de las capacidades y conocimientos adquiridos durante el proyecto y que necesitamos ir aprendiendo para poder aportar y generar nuevas dinamicas en los proyectos que desarrollamos o ejecutamos desde nuestras comunidades

  • Guido Julio Arze Lujan
    Responder

    Excelente escrito. Recuerda que el trabajo es la mas noble de las actividades humanas. Igualmente, recuerda que no hay trabajo que pueda ser considerado superior o inferior. La sociedad necesita la contribucion de todos para poder seguir existiendo. Los recicladores hacen un trabajo tan importante como el de los medicos, abogados, economistas, maestros, sociologos, ingenieros, banqueros mas prestigiosos. Lamentablemente la diferencia radica en el nivel de los ingresos. Los trabajos mas duros pagan menos y su apaorte es escasamente reconocido.
    Mis respetos de hombre a todos los que ayudan a que las comunidades mas pobres empiecen a despertar y andar porque de ellos depende nuestro future pensando en el progreso de las naciones.

  • Guido Julio Arze Lujan
    Responder

    Excelente escrito. Recuerda que el trabajo es la mas noble de las actividades humanas. Igualmente, recuerda que no hay trabajo que pueda ser considerado superior o inferior. La sociedad necesita la contribucion de todos para poder seguir existiendo. Los recicladores hacen un trabajo tan importante como el de los medicos, abogados, economistas, maestros, sociologos, ingenieros, banqueros mas prestigiosos. Lamentablemente la diferencia radica en el nivel de los ingresos. Los trabajos mas duros pagan menos y su apaorte es escasamente reconocido.
    Mis respetos de hombre a todos los que ayudan a que las comunidades mas pobres empiecen a despertar y andar porque de ellos depende nuestro future pensando en el progreso de las naciones.

  • Guido Julio Arze Lujan
    Responder

    Excelente escrito. Recuerda que el trabajo es la mas noble de las actividades humanas. Igualmente, recuerda que no hay trabajo que pueda ser considerado superior o inferior. La sociedad necesita la contribucion de todos para poder seguir existiendo. Los recicladores hacen un trabajo tan importante como el de los medicos, abogados, economistas, maestros, sociologos, ingenieros, banqueros mas prestigiosos. Lamentablemente la diferencia radica en el nivel de los ingresos. Los trabajos mas duros pagan menos y su apaorte es escasamente reconocido.
    Mis respetos de hombre a todos los que ayudan a que las comunidades mas pobres empiecen a despertar y andar porque de ellos depende nuestro future pensando en el progreso de las naciones.

DÉJANOS TU COMENTARIO