Educación, pobreza urbana y violencia

Educación, pobreza urbana y violencia

Ryan Burgess 24 Septiembre 2012 Comentarios

 

Uno de los retos más grandes en América Latina y el Caribe (ALC) hoy en día gira alrededor de los temas de violencia juvenil. ALC es la única región en el mundo que tuvo un incremento en el número de homicidios entre 1995 y 2010 según el estudio global de la ONUDD sobre homicidios. ALC posee la segunda tasa más alta en violencia juvenil del mundo. En ALC, el diálogo sobre seguridad y violencia juvenil es continuo, y está claro que no hay una respuesta sencilla. Uno de los enfoques considerados más prominentes es el multidisciplinario o multisectoral, basado en el reconocimiento de que ningún sector (como la educación o la salud) puede solucionar los factores incontables que impactan negativamente a la juventud y los exponen a mayores riesgos.

 

Lugares con niveles altos de desigualdad, pobreza e inseguridad a menudo experimentan niveles altos de violencia. En medio de la violencia urbana y la pobreza, ¿cuál es el rol de la educación y las escuelas?, No hay una respuesta clara aquí tampoco. Sin embargo, nosotros sabemos que el espacio más importante y seguro para los niños y jóvenes, después de su hogar, es la escuela. En muchas comunidades de ALC, las escuelas desempeñan el papel principal de servir como un espacio de encuentro comunal, y en algunas comunidades violentas, las escuelas han permanecido intactas y funcionan como refugios seguros.

Evidencia sugiere que las escuelas proporcionan la oportunidad de sobrellevar algunos de los desafíos que enfrentan niños en áreas de pobreza alta y comunidades afectadas por la violencia. La importancia de la educación en circunstancias adversas es tan importante que es uno de los pilares fundamentales para considerar durante circunstancias de emergencia, violencia o crisis crónica, en adición a comida, agua, salud y refugio. Por qué? Porque la escuela crea un ambiente de normalidad entre niños y jóvenes, ya que proporciona la oportunidad de que los miembros de la comunidad participen en eventos positivos y ofrece un espacio de aprendizaje para que niños y jóvenes aprendan con protección y seguridad a su alrededor. La educación abre un futuro de oportunidades para los jóvenes por medio de iniciativas apropiadas, y las escuelas proveen seguridad, protección y oportunidad.

Las escuelas pueden tomar varios pasos para proteger a los niños afectados por la violencia urbana. Estos pasos incluyen:

  • Hacer una actividad en la escuela y la comunidad con un mapa de la zona para asegurarse que los alumnos sepan cuales son las zonas seguras y las peligrosas a su alrededor. A veces con estas actividades se obtienen resultados sorprendentes. Respuestas en materia de seguridad y zonas de altor riesgo difieren entre adultos, niños y jóvenes.
  • Proveer apoyo general a toda la escuela y sus integrantes, ya que todos los estudiantes se ven afectados por la delincuencia, la violencia y otros factores en la escuela y la comunidad, y el impacto negativo puede ser muy fuerte. Dicho apoyo puede incluir la garantía de la protección y seguridad en la escuela, incrementar el involucramiento de los alumnos y proporcionar oportunidades para las actividades de arte, música y deportes en un espacio seguro, en particular donde espacios recreacionales afuera de las escuelas no siempre existen.
  • Proporcionar apoyo específico (por ejemplo, terapia grupal) o intervenciones tempranas a aquellos alumnos que experimentan dificultades mayores, como problemas en el hogaro la escuela, delincuencia u otras adversidades.
  • Ofrecer un servicio de remisión a aquellos estudiantes que se encuentran afectados severamente por delincuencia, violencia y otros problemas que pueden enfrentar y a quienes requieran asistencia más allá de la capacidad de la escuela y su personal.
  • Proveer apoyo a los tutores de los estudiantes, quienes también se ven afectados por la violencia en las comunidades y se beneficiarían del apoyo o la oportunidad de participar en las iniciativas de la escuela.
  • Proveer un espacio para generar confianza dentro de la escuela, en un ambiente donde la confianza es limitada.
  • Asociarse con los organizadores de la comunidad, tales como centros de salud o programas de formación para ofrecer actividades adicionales para niños y jóvenes después de las horas normales de clase, incluyendo actividades dentro de la escuela durante las tardes y los fines de semana. El programa de escuelas abiertas en Brasil, donde las escuelas ofrecen actividades los fines de semana, por ejemplo, ha sido atribuido a ayudar a reducir los actos delictivos un 45.5% entre el año 2003 y 2006.

Una escuela que se encuentra inmersa en un lugar donde hay pobreza urbana y violencia a menudo se convierte en más que un espacio para el aprendizaje de la lectura, la escritura y las matemáticas. Se convierte en un espacio seguro, donde los estudiantes pueden actuar como niños y los jóvenes como jóvenes. Crear tal espacio en las escuelas requiere mucho esfuerzo y también el compromiso de los profesores, directores y otro personal de la escuela, estudiantes y tutores. En este proceso, se puede ver la diferencia entre motivar a los niños para que permanezcan en la escuela y transformarse en una persona resistente y productiva dentro de la comunidad a tener a un niño que participa o es víctima de la violencia urbana.

    12 comentarios en “Educación, pobreza urbana y violencia

    1. Diana

      En este artículo vemos la gran importancia que la educación tiene en el ser humano, y en lugares como estos en los que se desarrollan contrariedades de este tipo vemos que la escuela es un pilar importante y un lugar donde el desarrllo de los niños y de los jóvenes es optimo; demos la importancia a la educación que merece y trabajemos en mejorarla, pues en ella se pueden dar los cambios del hombre y un aporte positivo a la sociedad.

    2. Brenda Sosa

      Yo digo que la importancia de la educación es enseñar. No importa la clase social o el estado o nivel que se encuentren hoy en día las familias, se pueden buscar muchas ayudas y alternativas que se pueden lograr para fijar esa meta y orientar a las familias y ofrecerle todo lo que este a nuestro alcance.

    3. Nadya

      El artículo es interesante, si bien las estrategias son correctas, debemos repensar en como estas se pueden llevar a la practica en la medida que los centros de educación, especialmente los estatales o nacionales, puedan formar a estudiantes o jovenes conflictivos, entonces viene la pregunta, cómo hacer para que el estado pueda invertir y apoyar el desarrollo de IE que realmente cumplan su función inicial e innata, es decir… ¿educar y formar a seres humanos?, dado que estos procesos, para bien o para mal, estan ligados con el presupuesto y la inversión estatal, por ser esta una necesidad y derecho básico del ser humano.

    4. Ary Melgarejo

      Nos encontramos en pleno siglo XXI y a mi parecer la distinción educativa ya no debe de existir, pues ahora estamos concientes de que todos somos seres humanos, iguales ante la sociedad, aunque con esas características que nos diferencian; sin embargo nuestra situación ecnonómica no debe ser un obstaculo para poder desarrollarte en el ámbito escolar.

    5. Leticia Gutierrez

      La violencia y la pobreza causan serios problemas a la educación, son un obstáculo para el desarrollo de los niños así como para la capacidad de mejorar sus vidas y buscar la superación.
      Es necesario que se busquen soluciones a este gran problema para que de esta manera la sociedad este integrada de personas libres de viloencia y con un buen nivel educativo.

    6. Maria Fernanda

      La educación se tiene que impartir a todos no importando su clase social ni sus situaciones económicas. Me parece que la educación tiene que ser en toda la extención de la palabra laica y gratuita.

    7. MARAI

      MUY BUENO¡¡¡

      Quiere decir que pobreza tambien es una factor de violencia dado la falta de la educacion, podemos decir que la educacion es indispensable para todo ser humano en cualquier ambito, ¡HAGAMOS ALGO¡

      La educacion hace mejores personas y mejores cuidadanos

    8. erika

      Es verdad ya mucho se ha hablado de pobreza, violencia y desigualdades escolares pero es muy importante que para que esto desaparezca se creen situaciones que realmente erradiquen estas situaciones y la única manera de lograrlo es brindado una educación mas equitativa a todos los integrantes de la sociedad sin importar cuestiones secundaria.
      la tendencia puede ser muy alentadora en un futuro pero eso dependera de la labor docente trasformando a los seres que nuestro país pone en nuestras manos

    9. Pingback: Educación, pobreza urbana y violencia | Integración académica

    10. Pingback: Educación, pobreza urbana y violencia | Educadora Geek

    11. Manuel Vidal

      Hola, me parece que es importante el buscar mejorar las condiciones educativas de las escuelas mexicanas, sin embargo creo que hay otras necesidades que deben ser cubiertas antes de esas, tal es el ejemplo de la fundación Jaff la cuál lleva a cabo acciones de este tipo http://www.uniradioinforma.com/noticias/tijuana/293098/entregaran-mas-de-600-zapatos-a-escuela-genaro-vazquez.html para crear condiciones propicias para el estudio. Ojalá que existan más iniciativas como la citada y foros como este para que la educación en México mejore.

    Agregue un comentario

    Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *