por el Dr. Fabiano M. Serfaty 

El 14 de noviembre es el día mundial de la diabetes y últimamente se ha comentado mucho sobre el artículo publicado en la consagrada revista médica The Lancet en el cual investigadores argumentan que, debido a su alto contenido de azúcar, el jugo de fruta natural puede ser tan malo para nosotros como un refresco endulzado con azúcar. ¿Cuál es la realidad?

El jugo de fruta está bajo la mira desde que, recientemente, los científicos comenzaron a prestarle más atención a la relación que existe entre el alto consumo de azúcar y el riesgo de enfermedades cardíacas. En 2012, investigadores de Harvard publicaron en la revista Circulation que el consumo diario de bebidas azucaradas aumentó el riesgo de enfermedades cardiacas en hombres.

Dos años antes, en una conferencia de la American Heart Association, investigadores demostraron que un mayor consumo de bebidas azucaradas, por los norteamericanos, había llevado a una mayor incidencia de diabetes y enfermedades cardiacas a lo largo de la última década.

Según uno de los investigadores, el jugo de frutas naturales no es una buena alternativa para sustituir el consumo de bebidas endulzadas con azúcar, como los refrescos. También dice que esta investigación está comenzando a mostrar que el alto consumo de jugos de frutas naturales está relacionado con un aumento del riesgo de desarrollar diabetes.

Un vaso de jugo de frutas contiene, sustancialmente, más azúcar que una pieza de fruta. Para hacer un vaso de jugo de aproximadamente 250ml de jugo de frutas naturales, en general, se necesita más de una fruta para completar un vaso. Además, la mayoría de las partes buenas de la fruta, como las fibras, están presentes en cantidades mucho menores en los jugos, tanto en los naturales como en aquellos comprados.

Los especialistas también mencionan una investigación del Reino Unido con más de 2.000 adultos en la cual se estudió el conocimiento público sobre la cantidad de azúcar que tienen los jugos de fruta. Se invitó a los entrevistados a observar las imágenes de recipientes de bebidas no alcohólicas con azúcar y a estimar la cantidad de cucharadas de azúcar que contenía cada una de ellas.

Los resultados mostraron que, a pesar de que todas las bebidas presentaban una proporción de azúcar semejante, los entrevistados subestimaron la cantidad de azúcar de los jugos de fruta en un 48% y sobrestimaron el de las bebidas carbonatadas, como refrescos, en un 12%. La siguiente gráfica se refiere a este estudio.

dia de la diabetes

Cantidad de azúcar, estimada y verdadera, en algunas bebidas populares de acuerdo a una investigación en el Reino Unido.

Vale destacar que el artículo publicado no presenta conflictos de intereses, por lo tanto no existe intención oculta en favorecer a una de las partes involucradas en dicha publicación.

¿El jugo de frutas naturales tiene azúcar?

Otro punto importante es que los investigadores se refieren siempre al jugo natural de fruta que contiene fructosa, el azúcar natural de la fruta. La comparación que se hace entre las bebidas en este estudio, está basada solo en la cantidad de azúcar y sus efectos dañinos para la salud, ya conocidos en la literatura médica.

La ilustración de abajo demuestra eso mismo comparando la cantidad de carbohidratos y calorías entre un refresco y tres jugos. La fructosa forma parte de la clase de compuestos orgánicos llamados carbohidratos, ¡también conocidos como azúcares! La fructosa es uno de los monosacáridos (molécula más simple de carbohidrato), así como la glucosa.

La publicación original está disponible aquí

La fructosa se encuentra no solo en frutas, sino también en dulces, miel y refrescos por el hecho de ser, de todos los monosacáridos, el de sabor más dulce. El mensaje más importante es que debemos entender mejor qué son los “azúcares” (carbohidratos) y dónde se encuentran. De esta forma, podremos adecuar mejor nuestra dieta y disminuir el riesgo de desarrollar diabetes.

Este post fue publicado originalmente en Ideação, el blog del BID en portugués.

El Dr. Fabiano M. Serfaty es clínico general y endocrinólogo, columnista de la Revista Veja sobre salud,  bienestar y alimentación.

Articulos Recomendados
Showing 9 comments
  • Mari
    Responder

    Puede que sea cierto, sin embargo debemos considerer que los azúcares que se ponen a los refrescos de cola, son azúcares artificiales producidos químicamente y cuyo daño al cuerpo no se comparan con el azúcar natural de las frutas. El azúcar contenida en las frutas es altamente digerible por nuestro organismo. Si bien debemos ser equilibrados en el consumo de todo, considero que esta noticia es una más de las muchas fomentadas por la industrialización internacional, de modo tal que se piense que si tanto un jugo de frutas natural es igual o casi igual de azucarado que una gaseosa, pues daría lo mismo consumir el uno o el otro y para tal caso mucho preferirán la gaseosa.

  • Romulo Rothe
    Responder

    Creo que este estudio fue promocionado, de alguna forma, por los gigantes productores de bebidas gaseosas.

  • Jorge G.
    Responder

    Es mejor preparar uno mismo sus bebidas a su gusto y cuidado alimentario, puesto que hoy en día muchas cosas que compramos en el super, son alteradas con químicos y preservantes en su mayoría.

  • Hugo Arbanil
    Responder

    Todo extremo es malo, es cierto que la cantidad de fructosa de un jugo de frutas es excesiva, ya que nadie “disuelve” su jugo con agua, sobre todo porque hacemos poco ejercicio físico.
    En general recomendamos comer la fruta y no hacer jugo de ella pues se aprovecha mejor la fibra, da mayor sensación de llenura y para la sed qué mejor que el agua pura.

  • Pedro Planchas
    Responder

    Totalmente de acuerdo con el comentario de Hugo: todos los extremos son malos. Pero bueno, a mi me parece que siempre será más sano un zumo que no una cocacola…

  • Sarah Rebeca Rosales Baca Sarah
    Responder

    Totalmente de acuerdo. Sobre todo porque un vaso de jugo, equivale, en kilocalorías aproximadas y gramos de hidratos de carbono, a dos porciones de fruta; y, si bien es cierto que puede aportar un poco más de nutrimentos que un vaso de refresco (que no aporta más que azúcar y químicos que dañan la salud), también es cierto que buena parte de los nutrimentos de la fruta (como la fibra y la vitamina C, por ejemplo), se pierden al momento de extraer el jugo. Por lo que más vale seguir la recomendación que hacemos siempre quienes nos dedicamos a la nutrición: “las frutas se comen, no se beben”. Y de los refrescos, ni hablar, mejor ni voltearlos a ver, más vale beber agua natural.

  • Estoy tratando de bajar de peso
    Responder

    Hola amigos,
    Actualmente mi madre tiene diabetes y sobrepeso y le prohibieron totalmente las bebidas azucaradas y algunas frutas dulces, a excepción la sandia.
    Pero los jugos de fruta y los refrescos embotellados o empaquetados no son en absoluto naturales, obligatoriamente tienen que ponerle algunos químicos como colorantes, conservantes, y agregar más azucar.
    Yo dejé de consumir los refrescos porque tengo sobrepeso, y realmente me está ayudando mucho haber dejado de beber esas bebidas artificiales.
    Saludos.

  • Jose David
    Responder

    Un dia muy especial en mi calendario… desgraciadamente la verdad… Pero bueno, es lo que hay, intento ser positivo.
    Un saludo.

  • David San
    Responder

    Ajá y entonces hay que tomar agua como pasante de todas las comidas? (jajaja) Prefiero un ataque cardíaco.

DÉJANOS TU COMENTARIO

Contáctanos

Si tienes dudas y comentarios acerca de este blog te puedes comunicar con nuestro equipo y con gusto te ayudaremos.

ESCRIBE Y PRESIONA ENTER PARA BUSCAR