por Miguel Uribe

salud mental

Foto de puck90

El 10 de octubre es el día de la salud mental y aunque muchos no lo sepan, los trastornos mentales aparecen como una de las principales causas de carga de enfermedad global. A pesar de su magnitud, no son un tema prioritario en la agenda de políticas de salud pública en América Latina.

Suscríbete al Blog Gente Saludable del BID para estar informado sobre los últimos estudios y debates en temas de salud.

¿Qué entendemos por salud mental?

La salud mental se define como un estado de bienestar en el cual cada individuo logra alcanzar su potencial, puede contender con el stress normal de la vida, puede trabajar de forma fructífera y productiva y es capaz de contribuir a su comunidad.

La Organización Mundial de la Salud mide la carga de enfermedad global utilizando una formula compleja. Se miden los años de vida ajustados por discapacidad, es decir, combina los años perdidos de vida debido a muerte prematura y los años perdidos de vida debido al tiempo que una persona vive sin gozar de buena salud. Utilizando esta métrica, se estima que en el mundo el 23% de los años perdidos por discapacidad son causados por trastornos mentales y abuso de sustancias psicotrópicas.

Salud mental en los países en desarrollo

Hay una variación importante en la severidad de los trastornos mentales, desde aquellos que son leves y no requieren un tratamiento intenso, hasta los más severos y crónicos que necesitan asistencia permanente y manejo por equipos interdisciplinarios.

De acuerdo a un estudio realizado en base a la encuesta de salud mental de la OMS, se encontró que en los países en desarrollo, entre el 76.3% a 85.4% de los casos con enfermedad mental severa no recibía tratamiento alguno.

Treatment gap

Existe un escaso financiamiento para la salud mental en contraste con su gran impacto en la salud global. A esta situación se la llama la brecha de tratamiento o treatment gap. Si miramos, por ejemplo, el presupuesto que destina Estados Unidos en  salud global, vemos que menos del 1% se destina a enfermedades crónicas y entre las cuales se encuentra la salud mental. Es la sección más pequeña nominada  “otras”.

 

dia de la salud mental

Visita este link para ver el gráfico original

 

Sin financiamiento, sin políticas públicas

En mi opinión, hay varios factores que dan cuenta de la ausencia de políticas de salud que reflejen de manera adecuada la importancia de la salud mental:

  1. La inercia: observable en la dificultad de cambio de las instituciones, las cuales llevan décadas trabajando en los retos tradicionales, y no adaptan sus políticas a los cambios epidemiológicos actuales.
  2. Falta de modelo integral cuerpo- mente: la salud mental ha sido tradicionalmente relegada de la educación médica y por tanto muchos profesionales de la salud pública siguen teniendo ideas que no dan cuenta de un modelo integral de abordaje en las enfermedades crónicas. Histórica dualidad mente/cuerpo prevalente en occidente y que ha llevado a una psiquiatría sin cuerpo y una medicina sin mente.
  3. Escasa innovación en políticas y en planes de salud mental: que permita una mayor cobertura e integración con las demás actividades médicas en los distintos niveles de atención, pero en especial en el nivel primario, incluyendo programas de educación, promoción, prevención.

Afortunadamente, hay algunas buenas noticias. La OMS lanzó en 2008 un programa de acción para superar las brechas en salud mental y su nuevo plan de acción sobre salud mental 2013-2020 lleva el lema “no hay salud sin salud mental”. También en los nuevos objetivos de desarrollo sostenible, la salud mental será incluida como una nueva prioridad.

Sin embargo, para que la nueva perspectiva en salud pública se pueda aplicar, quienes trabajan en salud deben volver a mirar y repensar el tema de salud mental. Porque un sistema de salud que no incluya la adecuada detección y atención en salud mental es un sistema sin cobertura universal real.

¿Cuál es la situación de la salud mental en tu país?

Miguel Uribe es médico psiquiatra de la Universidad Javeriana, Bogotá y magíster en salud pública de la Universidad Johns Hopkins, en Maryland.  Además de ejercer la práctica privada de psiquiatría,  ha sido profesor universitario del Departamento de Psiquiatría de la Universidad Javeriana y Director Científico de la Clínica La Inmaculada en Bogotá. 

Articulos Recomendados
Comentarios 6
  • nubia barrientos
    Responder

    Excelente articulo. Debería existir a nivel mundial la salud global mental, sigue el abandono, la horfandad de la psique, éxitos.

  • Ana María Morales
    Responder

    Interesante información quisiera recibir siempre la información gracias

  • Nydia Denny Montenegro
    Responder

    El tema de salud mental en mi País Colombia es preocupante y ni con todas las Normas de Ley Vigentes que hay se ha logrado una verdadera atención integral que es lo que se necesita para dicha población, tenemos el problema de drogadiccion, el estrés, desplazamiento,la pobreza que de alguna manera genera problemas de salud mental, el desempleo seria bueno que la OMS velara por que los Países implementaran Políticas Publicas en salud mental en cada Departamento con programas basados en Leyes Vigentes y que las Organizaciones Sociales tuviéramos incidencia en el seguimiento a los mismos para obtener resultados e impacto en la comunidad, creo que las Entidades de salud no son conscientes de la realidad de esta enfermedad y el peligro que es para la familia y la comunidad en general.
    Gracias por el comentario

  • Fimosin
    Responder

    Me interesa mucho este tema de la salud mental. Muchas gracias por el artículo.

  • pedro
    Responder

    Te felicito por este articulo, te seguire habitualmente.

  • Juanma
    Responder

    Artículo súper interesante. ¡Me ha encantado! 🙂

DÉJANOS TU COMENTARIO