pitu1600

Si alguien sabe cómo volar es Pitu Blázquez, el acróbata y soñador más mediático de la Argentina. Tuvimos la oportunidad de conocerlo durante el reciente Demand Solutions Buenos Aires, donde luego de contarnos su historia y la de su partener estrella Mariana Pandolfi, conmovieron a toda la audiencia con el poder transformador de la acrobacia para mejorar vidas.

Cómo tocar el cielo con las manos

Pitu es de Bahía Blanca, una ciudad portuaria del sur de la Provincia de Buenos Aires que apenas supera los 300.000 habitantes. Un puerto muy particular, que se ha consolidado en los últimos años como uno de los centros culturales y deportivos más influyentes del interior del país.

Hoy a sus apenas 34 años, Pitu es profeta en su tierra, un ciudadano ilustre que cuenta con más de 170.000 seguidores en Twitter y que tiene el apoyo de un club de seguidores a nivel nacional que lo reconoce como a un líder que inspira a las masas más jóvenes a trabajar por la inclusión social de aquellas personas que tienen “capacidades especiales”.

¿Pero cómo hizo Pitu para llegar tan alto?

En Argentina, como sucede en muchos países, triunfar en la Capital es una odisea digna de una telenovela en la cual “los del interior” tienen que saltar todo tipo de obstáculos y son muy pocos los que consiguen alcanzar la cima. La historia personal que transformó al acróbata en artista comenzó en 2009 cuando fue seleccionado finalista del programa de TV “Talento Argentino”, el equivalente local al éxito internacional “America’s Got Talent”. La popularidad inmediata le dio acceso a otras oportunidades antes impensadas. Fue seleccionado por el gran artista/productor Flavio Mendoza para ser parte del elenco de “Stravaganza,” un espectáculo multimedia que se convirtió en un éxito y le permitió actuar en algunos de los escenarios más prestigiosos del país y hacer temporada de verano en Mar del Plata, algo a lo que cualquier artista argentino aspira a llegar en su carrera.

Pero en el competitivo mundo del espectáculo se sabe que “lo importante no es volar alto sino mantener el vuelo”. Muchos son los “prodigios” que obtienen una fama instantánea y luego desaparecen con la misma fuerza que llegaron a la cima. Sin embargo, para este joven talento, el secreto del éxito llegó a sus manos a cambiarle la vida para siempre pero de la forma más inesperada.

El día que cambió su destino

Un día como cualquier otro y luego de alcanzar su superficial fama, Pitu estaba en su casa en Bahía Blanca y recibió un e-mail que decía “Me cansé del suelo. ¡Quiero volar!. Llamen a Pitu Blazquez” y venía con una dirección. Se dirigió de inmediato guiado por una intuición como si se tratara de una cita a ciegas y al llegar se encontró con tres personas…en sillas de ruedas: Maxi, Mariana y Celeste. Al verlos, les preguntó entonces si alguno de ellos le había mandado un mail y Maxi levantó la mano. Maxi es una persona que tiene parálisis cerebral. Tan pronto los conoció y supo los motivos por los que querían volar, los llevó a conocer su escuela y experimentar la acrobacia. Fue una experiencia transformadora para todos, sobretodo para Pitu.

“Yo nunca digo que ellos tienen discapacidad. Yo trato a todas las personas iguales porque ellos lo que tienen son capacidades. Ellos son artistas y hacen cosas increíbles y trasmiten con una fuerza, con una pasión muy especial”, Pitu Blázquez 

Desde aquel día, son muchas las personas con capacidades especiales que se han animado a dejar sus sillas de ruedas y volar a más de cinco metros de altura. Mariana Pandolfi, su partener, a los 17 años sufrió un traumatismo de cráneo encefálico por causa de un accidente automovilísitico, que la dejó en estado vegetativo pero con todas sus facultades mentales intactas. Mariana ha vencido todos sus miedos y recientemente, en un número acrobático sin precedentes ha conmovido a todo un país, desde su participación en el programa Susana Giménez.

Pero para Pitu Blazquez, la fama es lo de menos, su meta es lograr generar verdaderas oportunidades laborales para alumnos como Mariana y lo ha conseguido de la forma más creativa posible.

Un estreno diferente

El 22 de diciembre se estrenó en el Teatro Municipal de Bahía Blanca “Hermosamente Diferentes”, la quinta obra teatral escrita por Pitu y en la cual actúan Mariana y otros alumnos de su escuela de acrobacia en un apasionante espectáculo con siete números de “acrobacia inclusiva”.

Pitu claramente no es un acróbata cualquiera. El secreto de su éxito pareciera no estar ligado al desarrollo de su masa muscular sino al vuelo de su fuerza creativa.  Hace 10 años también escribe y como artista, acróbata, gestor cultural/deportivo y dramaturgo, Pitu Blazquez de la mano de Mariana y sus otros alumnos, enseñan a quien esté dispuesto a intentarlo, cómo todos podemos volar alto… mientras él mismo busca aprender a volar… aún más alto.

Si crees en el valor de los talentos creativos de nuestra región, como Pitu y su equipo, súmate a nuestra comunidad y comparte esta historia para que muchos más s se animen a volar alto … tan alto como puedas imaginártelo.

 

Dejanos tú comentario